Malasaña también es ésto

Veréis, a veces me planteo que la gente que visita webs, blogs o similares que hablen sobre el barrio de Malasaña y que jamás hayan puesto un pie en él, pueden tener una idea muy equivocada de lo que es realmente. Sí, hay tiendas peculiares, gente muy moderna, locales para tomar copas con un toque original, etcétera. Pero no nos engañemos: Malasaña es un barrio muy normal, en el que predomina más la gente como tú o como yo que aquellos que destacan por sus estilismos y sus vidas bohemias y alternativas, y por eso,  hoy he decidido mostraros algunas de las tiendas del barrio a las que yo acudo con más asiduidad.
¿Te vienes de ruta mañanera conmigo? 

Horno Diadema Malasaña
Primera parada: La panadería. Sin duda, me quedo con el Horno Diadema, porque tiene un pan como Dios manda – algo que he de decir que escasea en Madrid y una de las cosas que más echo de menos de Galiciay si algún día te apetece darte un caprichito, tienen unos pasteles y unos postres deliciosos. Me encanta ir a comprar, que me den la barra calentita y comerme el currusco de camino a casa…
Ah! Y a mano izquierda está la Churrería, que os la enseñaré otro día. No voy muy habitualmente, no por falta de ganas, sino por no salir rodando, pero tienen unas porras y un chocolate que sólo de pensarlo se me hace la boca agua…
Pollerías Herrero Malasaña
Segunda parada: Pollerías Herrero, que aunque sé que no es el único negocio que tienen, yo siempre voy al de la Calle Espiritu Santo, porque entre otras, la gente que atiende es majísima y siempre te reciben con una sonrisa. Y si tengo que hablar de la calidad del producto, me parece excelente. Una recomendación: Probad sus solomillos marinados.
Frutería Calle Espiritu Santo Malasaña
Ahora le toca el turno a la fruta y la verdura y este pequeño local en la Calle Espiritu Santo es mi preferido. No os voy a decir que es el más barato, porque os engañaría, pero el pisto y los zumos que me hago con su género no saben como los demás. Una cosa que me encanta de ellos es que mientras te atienden, siempre te dan una pieza de fruta para que la pruebes. Son encantadores. Eso sí, si buscas piezas pequeñas, éste no es el mejor lugar para que vayas a comprar. Suelen tener fruta y verdura tamaño XL. No se andan con chiquitas…
Relojería Calle Vicente Ferrer
Y este sitio no podía dejar de enseñároslo. Lo descubrí la semana pasada: Es un pequeño local en la calle Vicente Ferrer, algo destartalado por fuera, en el que figura un cartel que pone “Relojería”. Pues bien, si tenéis algo que arreglar, ya sea un reloj, o cualquier otra cosa de joyería que requiera la intervención de un verdadero manitas, éste es vuestro lugar. Creo que el dueño es como MacGyver y puede con todo. No hay nada que se le resista. Y además, la mar de económico…
Así que como véis, Malasaña no dista mucho de cualquier otro barrio de cualquier ciudad: Panaderías, pollerías y fruterías, entre otras que ya os iré descubriendo poco a poco, invaden las calles sin dejarse llevar por modas o tendencias.
 
Anuncios

2 thoughts on “Malasaña también es ésto

  1. Pues te doy toooda la razón! Una de las cosas geniales de vivir en Malasaña es que es un barrio de los de toda la vida, de los que los carniceros saludan a las viejecitas del barrio por su nombre y les preguntan por sus nietos…más allá del moderneo (que también es divertido :P)
    Genial blog! Te sigo desde ya!
    Besos desde Travesía de Pozas 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s