MI OPINIÓN SOBRE “EL MUNDO BLOG”: PEZQUEÑINES SÍ, GRACIAS

Fotografía: https://creativemarket.com/scukrov/183037-Vintage-Writer-Closeup
Fotografía: https://creativemarket.com

Para mí tener un blog es un trabajo. Quizás no comenzó de esa manera, pero ahora es así. Siento que además de ser un divertimento, es una responsabilidad, mucho más de lo que os podríais imaginar, y tal vez sea precisamente la disciplina que me marqué con él – creo que es la primera vez en mi vida en la que me he marcado una – lo que ha logrado que se convierta precisamente en eso: Un trabajo.

Como quien se levanta por las mañanas para dirigirse a una oficina y cobra, yo también trato de cobrar por mi trabajo. No cobro en todos los casos, pero sí tengo unas tarifas para cuando contactan conmigo grandes marcas, negocios interesados en salir en mi blog con un determinado tipo de post o eventos en los que todos los participantes van a sacar un beneficio. Aquí quiero aclarar dos puntos:

  • No todas las oportunidades que me surgen para hacer posts patrocinados en mi blog las he aceptado. Trato de aceptar única y exclusivamente aquellas en las que creo: Si es un evento, que sea un evento al que iría; si es un producto, que sea un producto que yo consumiría y si es un local, que sea un local al que yo acudiría. Si alguien que escribe lo hace de algo en lo que no cree, apaga y vámonos.
  • Cobrar por publicaciones es algo que no todo el mundo entiende. Me he matado durante mucho tiempo en intentar explicarle a la gente por qué creo que debo de cobrar por determinadas cosas. Sencillamente creo que si una agencia, una empresa o similar se ponen en contacto conmigo por mi blog, me explican que les interesa dirigirse al perfil de gente que me lee y con mi publicación esperan sacar siempre algún tipo de beneficio, creo que si ellos ganan, yo debo hacerlo también; publicar un post no sólo significa escribir una entrada en un blog: Hay que redactar, maquetar de una manera visualmente atractiva, responder mails, publicar en redes sociales, aclarar dudas de los seguidores y en algunos casos, acudir a los lugares, sacar fotografías y editarlas, hacer entrevistas… ¿No es eso al fin y al cabo trabajo? Yo no trabajo con banners publicitarios. Trabajo de otra manera, la que yo he decidido y creo que en cada post que publico, sea gratis o pagado, trato de hacerlo siempre de la manera más profesional posible, dándole ese toque personal que es la esencia de este blog.
Fotografía: http://www.copyblogger.com/
Fotografía: http://www.copyblogger.com/

Para mí no es lo mismo tener un blog que hace posts patrocinados – sigo algunos que lo hacen de manera habitual y aun así me siguen encantando, aunque ya os dije en alguna ocasión que no sigo muchos blogs – que ser un vendido. Sinceramente, veo blogs que seguía hace años y en los que desde hace mucho tiempo no me meto porque han convertido su medio en una plataforma en la que todo vale, crean o no en lo que publicitan, y eso me parece realmente triste. Ahora se ha puesto muy de moda el término “influencer” – que detesto, por cierto – y hace que muchos bloggers – ¡Tampoco me gusta nada este término! – hablen de cosas que nada tienen que ver con su temática. Es cierto que los blogs – al igual que las personas que los gestionan – evolucionan y a veces el contenido varía en función a tus experiencias personales y profesionales, pero me gustan los que siguen creyendo en lo que crearon, que mantienen una línea o la esencia con la que nacieron. No entiendo por qué cuando un blog crece, en ocasiones (repito que no son todos) cambia de manera radical cuando en realidad lo que ha hecho que las agencias y las marcas empiecen a contar con él es precisamente la inocencia con la que nacieron y por otra parte, me parece que a veces resultan una tomadura de pelo hacia sus seguidores; os pongo un ejemplo práctico:

Cuando yo llegué a Madrid, solía consultar mucho internet para conocer restaurantes. Me ha pasado muchas veces que he ido a alguno que han recomendado varios blogs y han sido un auténtico desastre. Después he comprobado que a veces, en un mismo mes, ese lugar ha sido recomendado en varios medios y todos hablan maravillas de él y la conclusión es que a veces los lugares se convierten en sitios de moda porque durante un determinado tiempo, a través de invitaciones para comer gratis, consiguen estar presentes en todas las redes sociales. A partir de entonces, en temas de gastronomía, suelo tener en cuenta muy pocos blogs y como opinión personal os diré que me dan mucha más confianza aquellos que no tienen miles y miles de seguidores porque posiblemente nadie les paga ni les invita y su opinión no está atada a un cheque. Y este ejemplo práctico, podéis trasladarlo a cualquier otro tema que no sea gastronomía y a otras plataformas que no sean solamente blogs, sino también canales de Youtube, por poneros otro ejemplo.

Fotografía: http://kristenbrockmeyer.blogspot.com.es/2014/01/hello-from-amazon-kdp.html
Fotografía: http://kristenbrockmeyer.blogspot.com.es/

Os confesaré que no me gusta demasiado lo que rodea a este mundo virtual por varias razones: Ha logrado que midamos nuestro éxito por número de visitas o de seguidores y sinceramente, me parece una estupidez. He estado en eventos en los que blogueras de moda o “it girls” – ¿Puede haber un término más patético que este? – a las que han pagado verdaderas barbaridades por estar allí, no han mostrado ni el más mínimo interés por informarse de nada más que saber si la luz era la adecuada para subir una foto a Instagram aparentando que se lo están pasando de maravilla, cuando lo único que han hecho ha sido una decena de fotos hasta quedar perfectas para que todos sus seguidores comenten la vida tan fabulosa que tienen o lo ideales que son; he ido a desfiles y conciertos en los que nadie miraba al escenario de manera directa, sino a través de una pantalla de móvil, porque parece que lo importante es que sepan que estás, no estar ni disfrutar.

Otra parte que no me gusta nada es que a los blogs, en muchas ocasiones, las agencias y las empresas nos consideran “medios menores” y tratan de, o bien que se les publique de manera gratuita – con frases del tipo “no pagamos, pero te estamos teniendo en cuenta para que hables de nosotros y te estamos ayudando a generar contenido en tu blog“, como si casi tuviera que darles las gracias – o te ofrecen regalos,  como si yo pudiese pagar mis facturas con alimentos, bebidas o ropa. Me llama poderosamente la atención que aunque os pueda sorprender, este tipo de actuaciones suelen venir generalmente de empresas potentes, MUY potentes.

Fotografía: http://www.lulu.com/blog/page/2/
Fotografía: http://www.lulu.com/

De este mundo he aprendido que si tú no te valoras, nadie te va a valorar, que en ocasiones es mejor aprender a decir que no que venderte a cualquier precio. He aprendido también que lo mejor es no dejar nunca de ser tú mismo, no tratar de copiar a nadie y mantener tu esencia, creyendo en tu idea y tu originalidad. Me decepciona ver como cada vez los blogs se parecen más entre ellos e intentan no parecer precisamente lo que son, para tratar  de dar más seriedad y credibilidad a su medio. Es precisamente eso lo que menos me gusta: Somos blogs, no periódicos, ni magazines, ni revistas y debemos sentirnos orgullosos de que con una pequeña plataforma consigamos llegar a personas, sean dos, cien o millones. 

No hay nada más gratificante para alguien que hace un trabajo como el mío que recibir correos de seguidores que te animan a continuar con tu proyecto. No deja de sorprenderme que haya gente que no me conoce personalmente que dedique parte de su tiempo a contarme sus anécdotas en el barrio, las propuestas que a ellos les resultan interesantes, que te envíen sugerencias o críticas constructivas… Para mí es importante no perder jamás la ilusión ni las ganas de contestar ese tipo de mails. Tratar a los lectores bien es para mí una parte muy importante de mi trabajo y, aunque no siempre se puede, intento contestar siempre. En el momento en el que ves a tus seguidores como números, estás perdido: Cada uno de vosotros tenéis un valor incalculable y quien se dedica a esto, debería recordarlo cada día. Me entristece cuando veo nacer algo que me gusta y cuando empieza a crecer como la espuma, se “autodivinizan“. Como decía una buena amiga mía “Ser famoso en las redes sociales es como ser rico en el Monopoly”. Tan real como la vida misma…

¿La conclusión? Que vosotros mismos deis vuestra opinión respecto a este mundo, me encantaría saberla y sobre todo, que me alegra mucho que sigan existiendo blogs que quizás con unos cuantos seguidores menos que los más potentes, sigan manteniendo la naturalidad, la frescura y la independencia, sin que esto signifique que siempre se tenga que hacer todo gratis, porque tal y como os he dicho, para algunos de nosotros, esto es una parte importante de nuestro trabajo.

Anuncios

11 thoughts on “MI OPINIÓN SOBRE “EL MUNDO BLOG”: PEZQUEÑINES SÍ, GRACIAS

  1. Hola!

    Suscribo todas y cada una de tus palabras, no puedo estar más de acuerdo y aplaudo que hayas hecho esta entrada. Al igual que tú, digo NO, en repetidas ocasiones, huyo de los eventos masivos organizados por agencias y también he rechazado post patrocinados de muchas marcas por considerarlos abusivos y no interesantes para mis lectores.
    En los últimos meses he visto aparecer nuevas cuentas de blogs que bombardean Twitter con sus fotos de comidas y se hacen llamar “foodies”, desconfío de todos, excepto de dos que conozco personalmente y sé que no mendigan por un plato de comida gratis .

    Desde aquí, todo mi apoyo para los pequeños blogs, aunque yo no piense que lo sean 🙂

    Un saludo

    1. ¡Gracias por tu comentario y tu apoyo! Lo de las cuentas de gastronomía, me pasa exactamente lo mismo que a tí, sólo sigo a dos y son de las que me fío, pero como eso, casi con todos los temas… ¡Seguiremos luchando para que los blogs no se conviertan en postes publicitarios!

      Un abrazo, Sereno!!

  2. ¡Cuántas verdades en un mismo post! Gracias por visibilizar los males y la perversión que ronda al mundo de los blogueros. Yo también considero mi blog como un segundo trabajo y me fastidia cuando grandes marcas intentan aprovecharse de nosotros o cuando parece que te pueden comprar por cuatro duros. Tenemos que luchar por ser medios independientes y profesionales.

    Bravo!

  3. Más razón que un santo. Estoy hartico de blogs interesantes que, en cuanto tienen algo de fama, se desvirtúan hasta ser anodinos y del montón.
    A mí personalmente no me han hecho ofertas de esas, quizàs por el campo tan reducido en el que me muevo, pero si alguna vez ocurre tengo claro lo que no haré.

    1. ¡Gracias por tu apoyo! En mi opinión, si te ofrecen pagarte por algo en lo que crees, no está mal que lo hagas y eso no significa que vayas a ser un vendido… ¡Yo confío en tu criterio, seguro que será bueno! 🙂 ¡Un abrazo!

  4. De acuerdo de cabo a rabo. El trabajo que tiene un blog solo lo sabe quien tiene uno y se pasa horas y horas detrás de un post para que quede bien expresado, editado e ilustrado. En cuanto al cobro de esas entradas, más de lo mismo, si estas de acuerdo con el contenido ¿por qué no cobrar por ello? En mi caso no se ha dado la situación, pero si se diera no utilizaría la postura de vale todo por unos euros, si lo que cuento estoy de acuerdo lo haré, sino no. ¡Saludos!

  5. Muy buen artículo!! Muchas verdades y realidades. De acuerdo con tu post!!
    Cansa que no valoren tu trabajo y que muchas marcas/negocios piensen que somos un mero tablón abierto al mundo donde colgar cualquier cosa y gratis si es mejor o por cuatro duros, lo que te hace comprobar que valoran poco tu trabajo y tu blog.

    La verdad es que nos prodigamos poco por eventos donde lo que prima es el postureo como bien dices, donde si no estás es porque no eres “molón”. Lo que se lleva ahora es ir a todo para no escribir de nada. Cada vez que alguien dice que un sitio es “place to be” muere un gatito.

    Como bien dices, escribir un post requiere de mucho tiempo, muchas horas, informarte, redactar, maquetar fotos, releerlo, subirlo a redes, contestar a tus seguidores… Y no hay nada que reconforme más que un simple “gracias” de un lector o alguien que aporta su visión diferente a la tuya… enriqueciendo el post con sus experiencias. Nos encanta este trabajo!!!

    Felicidades por tan buen artículo que debería abrir muchos ojos.
    Un abrazo
    Raquel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s