¿CÓMO SERÁ “ESTO ES MALASAÑA” EN 2018? CAMBIOS Y DECISIONES

En 2018 este blog cumplirá seis años. Seis años en los que yo he evolucionado y mis gustos y prioridades han ido cambiando. Con el paso del tiempo he dejado de darle importancia al número de seguidores en redes sociales, a las visitas que recibo y me he centrado en hacer lo que realmente me gusta, que es escribir de aquellas cosas que me llenan. Este 2018 me he propuesto el reto de mi vida, que es escribir un libro. Llevo mucho tiempo dando forma en mi cabeza a todas esas ideas que he ido plasmando en libretas y libretas a lo largo de los años y hace unos meses, en el metro y sin venir a cuento, se me ocurrió la idea sobre qué es lo que quiero escribir. Mañana comienzo a hacerlo y tengo un miedo atroz, no os voy a engañar, pero estoy ilusionada y esta será una de las prioridades de este año. Quiero que la inspiración me pille trabajando, así que me he marcado unos horarios y he escogido dos lugares en los que quiero escribir y a los que acudiré solamente con el ordenador y sin clave de WiFi.

En cuanto al trabajo, poco a poco voy tomando también algunas decisiones, aunque esto va más lento porque no depende solo de mí. Ayer hablaba con alguien a quien aprecio mucho y me decía que para conseguir lo que quiero solo debo enfocarme hacia la meta, porque mi cabeza ya ha decidido qué camino tomar. No tengo miedo a los cambios y este 2018 seguiré trabajando duro para conseguir lo que quiero: trabajar para vivir feliz. Tal vez no consiga mi objetivo ni hoy, ni mañana, ni pasado, pero sé lo que quiero y eso ya es un gran paso.

Y en “Esto es Malasaña”, ¿qué vais a encontrar?

Este blog para mí es mi pequeño rincón virtual en el que escribo de todo aquello que me gusta y que creo que os puede interesar también a vosotros. Os confesaré que durante un tiempo perdí la ilusión porque lo sentía como una obligación en la que tenía que publicar todo lo relacionado con el barrio que llegaba al buzón de entrada de mi correo electrónico, marcándome un número de publicaciones al día que si no cumplía, sentía como un fracaso. En esa época crecí mucho en seguidores y las marcas y las agencias comenzaron a interesarse por mí, ¿pero sabéis una cosa? Había dejado de ser feliz escribiendo.

A veces es necesario pararse y volver a situarse en el camino correcto. Decidí que si no tenía ganas de escribir sobre algo, no tenía por qué hacerlo, que si me apetecía escribir sobre otro barrio de Madrid o incluso de otra ciudad, también podía y que si lo que quería era dar mi opinión acerca de una película o el último libro que estuviese leyendo, nada ni nadie podía prohibírmelo. Esto es Malasaña es algo que nació como un diario y eso es lo que quiero que siga siendo. Aquí seguiréis encontrando las recomendaciones de una chica de A  Coruña que aterrizó en este barrio para iniciar una nueva vida y que aquí está, no con la intención de ser la primera en informaros del último sitio de moda, sino mostrando la visión de una vecina que a veces descubre rincones de los que cree que merece la pena escribir y que otras veces decide quedarse dos días metida en casa viendo series o leyendo un libro.

En mi opinión, el mundo de internet ha cambiado mucho en los últimos tiempos y creo que yo no soy capaz de seguir su ritmo. Me dedico profesionalmente al mundo de las redes sociales y paso gran parte de mi jornada laboral creando contenido para diferentes clientes. En el ámbito personal, desde hace un tiempo decidí  bajarme de este carro en el que no encajo y para este blog solo dejé abiertas tres redes sociales en las que comparto el contenido que publico: Facebook, Twitter y Google+. Cada vez les doy menos importancia porque cada vez es más difícil para rincones como el mío llegar a su público si no inviertes dinero y yo no quiero convertir esto en un negocio, porque entonces pasaría a formar parte de mi agenda de trabajos en lugar de ser ese espacio en el que me divierto expresando lo que siento.

El secreto para no perder la ilusión en proyectos personales como puede ser este blog es no marcarte objetivos que hagan que el placer se convierta en obligación. A veces me duele leer que los medios escritos han pasado a mejor vida porque ahora la gente busca otro tipo de contenido que se pueda consumir sin esfuerzo alguno, como los vídeos o las historias de 10 segundos, pero yo soy una romántica y sigo adorando leer artículos largos o meterme en blogs que narran historias que me resultan interesantes. Soy consciente que los ritmos han cambiado, no solo en internet, sino en la vida en general, pero yo adoro escribir y lo seguiré haciendo, me lea una sola persona o miles.

Si te gusta “Esto es Malasaña”, será un placer seguir viéndote por aquí este próximo año. No sé cada cuánto tiempo actualizaré la página, o sobre qué hablaré. Este 2018 viene cargado de trabajo y con un proyecto entre manos que realmente quiero llevar a cabo. Quién sabe si en 2019 tal vez nos veamos en la presentación de un libro. Dicen que soñar es gratis, ¿no? Pues empecemos por ahí.

Nos vemos por aquí, por las calles, en Malasaña o en cualquier lugar del mundo. Ojalá encontrarnos más a menudo en la vida real y menos en la virtual. ¡Gracias por acompañarme, amig@s!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s