EN 2019 VIVIRÉ SIN REDES SOCIALES

Cuando comencé este blog una de las cosas que más me preocupé en cuidar fueron las redes sociales: invertía mucho tiempo en pensar qué tipo de publicaciones podían interesar, investigaba el contenido de otras páginas similares, tenía activadas las notificaciones en el móvil para poder contestar los comentarios y los mensajes privados en el menor tiempo posible y lo cierto es que tanto en Facebook como en Twitter se creó una comunidad en la que todos aportábamos opiniones y debates a veces interesantes y otras veces incluso divertidos. Además, he tenido la inmensa suerte de no encontrarme con muchos comentarios negativos o irrespetuosos, algo que por desgracia veo en otros perfiles cada vez con más frecuencia. Pero aún con todo lo positivo que me han aportado, las redes sociales dejaron de divertirme hace mucho tiempo.

Trabajo como community manager para diferentes clientes y confieso que me gusta mucho mi trabajo. Afortunadamente ellos no entienden las redes sociales como un poste publicitario y valoran más el contenido de calidad que tratar de conseguir seguidores o me gustas a través de métodos poco fiables, pero aunque resulte complicado de entender, trabajar en las redes de clientes es precisamente eso, trabajo, y lo que hoy expongo en este post es mi punto de vista como usuaria, algo totalmente diferente, donde el uso que hago de las redes sociales no tiene nada que ver con mi faceta profesional.

Facebook fue durante mucho tiempo mi red social preferida: al principio las páginas de empresa, aunque con algunos matices, funcionaban de una manera muy similar a los perfiles personales, lo que implicaba que todo lo que publicabas podía llegar a un número muy elevado de personas, es decir, tu esfuerzo merecía la pena; pero con el paso de los años y con el interés por parte de Facebook de que las páginas invirtiesen en publicidad, poco a poco nos lo empezaron a poner más complicado  y cada vez nuestro alcance era menor, no llegando ni al 10% de nuestra audiencia. Finalmente, y como era de esperar, las páginas comenzaron a invertir en publicidad y a los usuarios esta plataforma le dejó de interesar porque sus muros se llenaron de anuncios. ¿Qué sucedió? Que Facebook pasó de moda y llegó Instagram, una red que aunque a título personal a día de hoy es la que más me entretiene, para este blog me resultaba muy poco útil porque no reconoce  los enlaces y por lo tanto es muy complicado que un usuario se salga de la aplicación para venir a leer el contenido que publico aquí.

Y luego está Twitter, una red social en la que encuentras a personas verdaderamente ingeniosas y también a todos los ofendidos del planeta: una mezcla que puede envenenarte o divertirte durante horas. Yo tiendo a ser de las segundas y aunque durante alguna temporada me ha dado por debatir sobre algunos temas, lo cierto es que lo utilizo más como usuaria pasiva.

Durante los últimos meses, poco a poco he ido desintoxicándome de la dependencia que generan las redes sociales sin apenas darnos cuenta y después de mucho tiempo pensándolo, este 2019 he decidido que voy a vivir sin redes sociales personales. Mi idea es ir contando mi experiencia en este blog (al que entiendo que apenas llegará público teniendo en cuenta que no voy a tener redes para difundir el contenido) y mostraros la evolución y el cambio de vida que va a implicar: en qué invertiré el tiempo que antes dedicaba a estar en las redes sociales, qué pros y qué contras le veo a esta decisión, qué opinarán las agencias de comunicación y si seguirán enviándome información para publicar o para acudir a eventos, si aunque no esté activa en las redes sociales la gente seguirá visitando esta página para interesarse por los artículos que escriba sobre Malasaña, etcétera.

Así que mañana día 27 de diciembre de 2018, procederé a cerrar mis perfiles de Facebook, Twitter e Instagram (y he puesto además en modo privado mis vídeos de Youtube para que tampoco puedan llegarme comentarios). Si me preguntas ahora qué creo que va a suceder, diría que llegará 2020 y que continuaré sin redes sociales, pero vamos a ver qué sucede.

Si te apetece y te pica la curiosidad, puedes dejarme en la sección de comentarios las dudas que te surjan o las preguntas que quieras que responda sobre este “reto” en el siguiente post. Y tú, ¿serías capaz de vivir sin redes sociales?

7 comentarios sobre “EN 2019 VIVIRÉ SIN REDES SOCIALES

  1. Me encanta tu experimento Adri, no lo sabía y me había extrañado que no hubieses visto una publicación en Instagram donde te etiqueté el otro día.

    Yo tambien creo que seguirás sin redes para 2020, veremos.

    A mí tambien han dejado de divertirme hace tiempo, básicamente las uso para el blog, y mis usuarios personales casi nada.

    1. Alicia, me encantará volver a comer contigo y que me hables de tu viaje y de todos tus nuevos descubrimientos. Además, una cosa que me gusta mucho de ti es que en todo el tiempo que pasamos juntas, no miraste el móvil y hablaste de temas muy interesantes, así que ya estamos tardando en vernos 🙂

  2. Hola estoy buscando Blogs para darme el valor de dejar redes sociales este 2019, creo yo que necesito un tiempo sin estar en cada momento revisando notificaciones del móvil y enfocarme en la Universidad, recién hoy vendí mi celular y cerré mis redes sociales y leyendo tu post me da el valor saber que no soy el único que dejara RS este año XD espero seguir leyendo tus post este año , Saludos desde México.

    1. Hola. Espero que estes muy avanzado en ese proceso, los primeros días son los más complicados pero es de las mejores cosas que he hecho, yo las dejé en abril de 2017 y actualmente planeo abandonar youtube. Lo que hice fue eliminar a todos mis amigos, grupos, páginas y publicaciones, luego eliminé la cuenta, cuando tenia deseos desesperados de volver me daba cuenta que no tenía sentido porqué no había en la cuenta para qué reactivarla?, también hice una lista con las cosas que me estaba perdiendo por usar mi tiempo para revisarlas y otra con las cosas que quería hacer con el tiempo que tendría libre si no las usaba, eso me ayudo mucho. Lo comento por si alguien pasa por aquíun día y le puede servir. Buena suerte!!

  3. Hola, es la primera vez que visito tu blog. Te comento que deje todas mis redes sociales el 1 de Abril de 2017 y aunque los primeros 15 días y especialmente los primeros 7 me costaron mucho trabajo una vez que superé el mes sin redes sociales el cambio fue increíble, me hice consiente de todo lo que me estaba perdiendo por pasar tiempo ahí y de que no quiero volver nunca más. No obstante, ahora mi lucha es contra youtube, justamente esta semana estoy empezando a dejarlo porqué aunque no tengo cuenta desperdicio mucho tiempo allí, así que nuevamente estoy en este proceso y me alegra encontrar personas que también se están esforzando en un proceso similar. Un saludo desde Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s