¡Hasta siempre, Madrid! ¡Hasta siempre, Malasaña!

Carta de despedida a Malasaña

Este es el último post que escribiré en “Esto es Malasaña”, un blog que nació en 2012 con mi llegada al barrio, convirtiéndose en un pequeño rincón virtual que he utilizado a modo de diario durante estos años para mostraros Malasaña y otras zonas de esta ciudad, sus propuestas y sus rincones a través de mis ojos, los de una coruñesa que en menos de un mes despedirá su casa de Espíritu Santo para poner rumbo a un nuevo destino: Oporto.

Madrid me ha dado los años más bonitos que he vivido hasta el momento. Gracias por permitirme sentir el amor, el desamor y los reencuentros con tanta intensidad; gracias por enseñarme a confiar un poco más en mí misma, por descubrirme que ir a trabajar puede convertirse en un acto alegre y que a veces no está mal soñar alto y conseguir algunas de las metas que te has marcado; gracias por descubrirme que nunca es tarde para encontrar mejores amigas a las que pediré un huequito en sus sofás cuando venga a visitarlas; gracias por esas escapadas en coche en las que recorrí Extremadura y Andalucía, porque ahora que os conozco no quiero perderos de vista; gracias por permitirme tener a una parte de mi familia tan cerca durante estos años, por esos fines de semana en los que en poco más de una hora podíamos estar en la sierra, en la casa de mis abuelos; gracias por acogerme en Malasaña, en un barrio que es más pueblo que ciudad, del que voy a echar de menos tantísimas cosas. Gracias por todo, porque aunque también ha habido momentos malos, ahora que vislumbro tan cerca la despedida, parece que esos recuerdos se disipan y solo veo lo bueno, como cuando recuerdas a una antigua pareja después de muchos años y has olvidado los motivos que te llevaron a dejar esa relación. Me voy de Madrid con un muy buen sabor de boca, con la sensación de haber vivido todo lo que tenía que vivir y con una puerta abierta a “La vida dirá”.

Y gracias de corazón a todas las personas que me habéis acompañado en este proyecto -o tal vez solo en algún momento- y habéis hecho posible “Esto es Malasaña”. Ha sido un camino maravilloso. Ahora me voy a un país diferente, a una ciudad diferente, pero no existirá “Esto es Oporto”. Mi tiempo libre lo dedicaré a escribir mi segunda novela, que estoy deseando empezarla, y ojalá cuando la termine alguna editorial quiera publicarla y volváis a ver mi cara en las librerías. Eso sí que sería un sueño cumplido.

He elegido esta foto de mi yo más sonriente para que no veáis -o veamos- esta despedida con tristeza. Estoy sentada en una pequeña terraza en Oporto, tomándome una cerveza de medio litro y pensando “Yo en esta ciudad me imagino viviendo”. Empieza una nueva etapa, toca encontrar un nuevo hogar, un nuevo barrio y seguir sumando experiencias a la vida. Nos veremos en las calles de Madrid, cuando deje de ser vecina del barrio y lo visite como turista. Espero que para entonces haya en Malasaña un nuevo blog que alguien escriba a modo de diario y me descubra rincones que yo ya no conoceré. O puede, tal vez, que algún día nos crucemos por Oporto. Si es así, por favor, ven a saludarme.

¡Hasta siempre, Madrid!

¡Hasta siempre, Malasaña!

2 comentarios sobre “¡Hasta siempre, Madrid! ¡Hasta siempre, Malasaña!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s