Del 14 de octubre al 5 de noviembre, III edición del Ciclo Nacional de Cine y Mujeres Rurales

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación programa la tercera edición del Ciclo Nacional de Cine y Mujeres Rurales y por primera vez combina proyecciones presenciales con emisiones digitales.

En el ciclo colaboran siete filmotecas de diferentes ciudades españolas y ofrece una mirada actual, alejada de tópicos, sobre el mundo y la mujer rural.

Ciclo Nacional de Cine y Mujeres Rurales

Entre el 14 de octubre y el 5 de noviembre tendrá lugar la tercera edición del Ciclo Nacional de Cine y Mujeres Rurales que organiza el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y que en esta ocasión combina emisiones digitales gratuitas y proyecciones presenciales. En total habrá 13 propuestas cinematográficas entre largometrajes y cortos, tanto de ficción como del género documental. Todas ellas se podrán ver en salas colaboradoras de varias ciudades: CGAI (Centro Galego de Artes da Imaxe, A Coruña), Filmoteca de Albacete, Filmoteca de Extremadura en Cáceres, Filmoteca de Murcia, Cine Doré en Madrid, Filmoteca de Cantabria en Santander y Filmoteca de Zaragoza.

El programa permitirá tomar contacto con la realidad y la problemática contemporánea del medio rural a través de la mirada alejada de los tópicos y convenciones habituales de un grupo de nuevos directores y directoras. Sus historias permitirán al público obtener una visión más veraz de la realidad de las mujeres en este contexto.

La directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria, Isabel Bombal, inaugurará el ciclo el día 14 de octubre en el Cine Doré con la película Orgullo (1955) una de las obras maestras de Manuel Mur Oti, considerada el primer western europeo. Al día siguiente se podrán ver varios títulos en diferentes emplazamientos:

  • Filmoteca de Cantabria: Amama, de Asier Altuna, estrenada en 2015 en el Festival de San Sebastián.
  • Filmoteca de Murcia: La inocencia (2019) de Lucía Alemany, estrenada en el Festival de San Sebastián y nominada en varias categorías a los premios Goya, Gaudí y Forqué.
  • Filmoteca de Extremadura: Mujeres de la mar (2015) y Mujeres del campo (2019) de Marta Solana.
  • Filmoteca de Zaragoza: Les Perseides (2019) de Ànnia Gabarró y Alberto Dexeus, estrenada en el Festival de Gijón.
  • El 20 de octubre, en la Filmoteca de Galicia (CGAI), el visionado será de la obra O que arde (2019) de Oliver Laxe, premiada en Cannes y ganador de los Goya a mejor actriz revelación y mejor fotografía, entre otros numerosos reconocimientos. Este filme acaba de ser seleccionado como uno de los tres candidatos españoles a los Premios Óscar.
  • Por último, el 5 de noviembre, día en que finaliza el ciclo, la Filmoteca de Albacete proyectará Andrómedas (2019) de Clara Sanz, que participó en el Festival de Gijón.

La programación digital, gratuita, estará disponible desde el 15 al 21 de octubre a través de la web www.cineymujeresrurales.es, con un máximo de 1000 visionados simultáneos. Se compone de los siguientes títulos: Arima (2019) de Jaione Camborda, ganadora de la sección ’Nuevas Olas’ del Festival de Cine Europeo de Sevilla; La loba parda (2019, documental) de Cristina Ortega Blanco, presentada en la Seminci de Valladolid; Les Perseides (2019); Los sonidos de la soledad (2015), de Cristina Ortega Blanco; Mujeres de la mar (2015, documental) de Marta Solana; Mujeres del campo (2019, documental) de la misma realizadora; Ojos negros (2019) de Marta Lallana e Ivet Castelo, premiada en el Festival de Málaga; Os fillos da vide (2017, documental) de Ana Domínguez.

Desde sus inicios, este ciclo, que se enmarca en la celebración de los Premios de Excelencia a la Innovación para las Mujeres Rurales del MAPA, es un homenaje a las mujeres de este ámbito que, además, contribuye a hacer más visible el medio rural y a hacer copartícipes de sus modos de vida a los habitantes de pueblos y ciudades.

Another Way Film Festival, VI edición del festival de cine sobre progreso sostenible, anuncia sus ocho actividades paralelas

  • Las ocho actividades paralelas incluirán encuentros para profesionales del cine y emprendedores, masterclass de yoga, talleres vivenciales y colaborativos, actividades infantiles, familiares y centradas en el público estudiantil.
  • Más información y venta de entradas en www.anotherwayff.com.

#AnotherWay2020

Another Way Film Festival, el festival sobre progreso sostenible de referencia, anuncia las ocho actividades paralelas que formarán parte de su sexta edición como complemento a la programación cinematográfica. Tendrán lugar del 23 al 25 de octubre, en Cineteca Madrid (Plaza de Legazpi nº8) y también de forma online.

El viernes 23 de octubre se celebrarán tres actividades: Fridays for Another Future, la formación para cineastas comprometidos y el taller tejeRedes.

La actividad online gratuita Fridays for Another Future, realizada en colaboración con el movimiento juvenil Fridays for Future, está centrada en el público estudiantil de colegios, institutos y universidades y consiste en el visionado online mediante inscripción de Food for Change, dirigida por B. Bringer. Esta película documental nos muestra cómo cada uno de nosotros podemos generar el cambio a través de nuestra dieta, el arma más poderosa en la lucha contra el cambio climático y en la protección de nuestro planeta. 

Las inscripciones gratuitas para que los centros educativos se puedan adherir a esta iniciativa ya están abiertas. La actividad se podrá hacer durante toda la jornada tanto en los propios centros como en remoto desde las casas de los estudiantes. 

Por segundo año consecutivo el festival celebrará la formación para cineastas comprometidos: “Producir de manera sostenible es posible”, patrocinada por Ciudad de Madrid Film Office y organizada por Fiction Changing the World y Creando Redes. Se hará en formato online y tendrá lugar el viernes 23 y el sábado 24 de octubre de 10:00h a 12:00 horas.

Esta formación continúa con el trabajo realizado en la primera edición y pretende aportar conocimiento a los profesionales del sector audiovisual sobre cómo integrar criterios de sostenibilidad en sus producciones con el fin de reducir el impacto ambiental y social y utilizar el audiovisual como canal para transmitir mensajes sobre sostenibilidad a las grandes audiencias. El precio de la formación online es de 8 euros, las inscripciones ya están abiertas. 

El taller tejeRedes: ¿cómo colaborar desde la competencia?, propone fortalecer las redes colaborativas. A través de técnicas para promover la conversación, usando tecnologías sociales y dinámicas, se incidirá en aquellos puntos que nos permitan iniciar procesos de colaboración. Entradas a la venta próximamente por 10€.

El sábado 24 de octubre tendrán lugar otras tres actividades: yoga y meditación, el taller de niños y Another Huerto.

Un año más, pero en formato online, Carla Sánchez celebrará una masterclass de yoga y meditación. Bajo el nombre “Aquí y ahora, construye tu mejor versión”, se tomará conciencia a través de la respiración, la flexibilización del cuerpo y la mente. Se podrá asistir en directo a la meditación online y la masterclass de yoga estará disponible en cualquier momento desde el 22 al 29 de octubre. Entradas ya a la venta por 9 euros.

Los niños de entre 5 y 11 años también podrán formar parte del festival con el taller la vida alada, impartido por la artista Mariela Mugnani. Con esta actividad se cultivará la sensibilidad ante la naturaleza y el arte a través del dibujo y la pintura al son de los cantos de los pájaros. Entradas a la venta próximamente por 10 euros.

Another Huerto: nuestra relación con la comida importa, es una actividad virtual pensada para toda la familia. Desde casa, tanto adultos como pequeños sembrarán semillas en macetas, aprenderán consejos de cultivo e información sobre cómo evitar el desperdicio alimentario. La actividad cuenta con el apoyo de La Era Verdadera y Los Salvacomidas. Entradas a la venta por 6 euros.

Y finalmente el domingo 25 de octubre el taller vivencial y las Cosechas SANNAS despedirán la programación paralela del festival, continuando la cinematográfica hasta el día 29 de octubre.

En el taller vivencial: ¿cómo transitamos las crisis que emergen en nuestro mundo?, organizado por Centro de Transformación del Conflicto Humano, está orientado a la gestión emocional de nuestros procesos personales en relación con los nuevos retos emergentes, como los generados por la covid-19. Entradas a la venta próximamente por 10 euros.

Por quinto año consecutivo, el festival celebrará Cosechas SANNAS. Impulsadas por las Asociación SANNAS, las Cosechas son tanto un espacio de información e inspiración como para hacer networking. 

Este es un lugar de encuentro para aquellas empresas y proyectos colaborativos con espíritu de cambio que opten por una alternativa de desarrollo empresarial centrado en el triple balance: económico, social y medioambiental y los ODS (objetivos de desarrollo sostenible) marcados por la Agenda 2030 de la ONU. El acceso para asistir a las presentaciones de las empresas y proyectos colaborativos será gratuito hasta completar aforo.

Programación Another Way Film Festival


El festival celebra su sexta edición del 22 al 29 de octubre en las siguientes sedes: Cineteca Madrid, Cines Golem Madrid, Filmoteca Española, Sala Equis, Filmin y la plataforma online del propio festival.  

Bajo el lema “Sorprendamos al futuro” presenta una programación cinematográfica estimulante, provocadora y vanguardista. La componen 31 títulos repartidos entre documentales, películas de ficción y cortometrajes con temáticas como el cambio climático, la relación del ser humano con la naturaleza, los derechos humanos y el conflicto existente entre tradición y modernidad. Sus nacionalidades van desde Francia, Italia, Alemania y Noruega hasta EEUU, Venezuela, Canadá, China y Senegal.

De esta selección, 14 documentales entrarán a competición: diez en la Sección Oficial que optan por el Premio del Jurado, compuesto por 1.000€, además del Premio del Público; y cuatro en la Sección Impacto que también compiten por llevarse su propio Premio del Público, en ambos casos consiste en productos realizados a partir de materiales reciclados y reciclables PET, cortesía de Ekomodo.

El Jurado de esta sexta edición estará compuesto por Nathalie Poza, actriz ganadora del Goya a Mejor Actriz por No sé decir adiós y de la Biznaga a Mejor Actriz de Reparto en el Festival de Málaga por La boda de Rosa; Julia Juániz, cineasta y montadora de películas de directores como Carlos Saura, Víctor Erice o Daniel Carparsoro, además de miembro de la Academia de Hollywood, la Academia de Cine Europea y Academia de Cine de España; y Pablo Blázquez, fundador de la revista Ethic, medio de comunicación que apuesta por el periodismo de calidad centrado en los desafíos sociales y medioambientales actuales.

Entradas ya disponibles en www.anotherwayff.com para la Sección Oficial en Cines Golem Madrid y para la Sección Producido en Verde en Sala Equis. Próximamente entradas a la venta para la Sección Impacto y la matiné infantil en Cineteca Madrid y para la Sección Orígenes en Filmoteca Española.

“Nosotras también contamos”, el ciclo de Mujeres de Cine que lleva este otoño el cine español hecho por mujeres a una treintena de localidades

El ciclo ‘Nosotras también contamos’ de Mujeres de Cine lleva este otoño el cine español hecho por mujeres a una treintena de localidades de 6 comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Cantabria, Extremadura, Madrid y Murcia.


La nueva edición de “Nosotras también contamos” presenta en España 16 títulos de lo más significativo y reciente de la producción cinematográfica española hecha por mujeres.

Un total de 70 proyecciones en 28 localidades de 6 comunidades autónomas que busca visibilizar el trabajo de la mujer en el cine y contribuir a la consolidación de referentes femeninos en este campo.

Por cuarto año consecutivo, la itinerancia “Nosotras también contamos” es posible gracias al patrocinio del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

El cine español hecho por mujeres estará presente además este otoño en EEUU, Argentina y Perú a través de la plataforma de video streaming de Mujeres de Cine.


Mujeres de Cine, la iniciativa que nació en 2010 con el propósito de dinamizar y dar a conocer películas españolas realizadas por mujeres, llena este otoño las salas nacionales. Se trata del ciclo “Nosotras también contamos”, itinerancia enmarcada en la XI edición de Mujeres de Cine que llevará 16 títulos de lo más significativo y reciente de la producción cinematográfica española hecha por mujeres a 28 localidades de seis comunidades autónomas. Habrá estrenos, coloquios y presentaciones con algunas de las directoras de las películas en ruta como Chus Gutiérrez, Jaione Camborda, Laura Herrero o Xudith Casas. Cáceres, Badajoz, Plasencia, Cartagena, Granada, Zaragoza, Madrid, Santander y numerosas localidades de Cantabria serán los lugares en los que los 70 pases de esta muestra se detendrán. “Nosotras también contamos” establece así una potente red de exhibición alternativa conformada por festivales, filmotecas y espacios culturales de relevancia, dando pie al debate, al diálogo y a la reflexión sobre la situación de las mujeres en la cultura y en la sociedad actual a través del cine.


La itinerancia nacional “Nosotras también contamos” es posible gracias al patrocinio del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades en nuestra apuesta decidida por ahondar en la representación de la mujer, situándola con la presente muestra cinematográfica como parte relatora, activa y protagónica de la narración fílmica.

Programación completa:


FILMOTECA DE EXTREMADURA – Cáceres

1 DE OCTUBRE / 20:30 LA INOCENCIA Lucía Alemany. 2019. España. 92′
6 DE OCTUBRE / 20:30 EL VIAJE DE MARTA Neus Ballús. 2019. España. 83′
8 DE OCTUBRE / 20:30 EL AMOR Y LA MUERTE Arantxa Aguirre. 2018. España. 77′

FILMOTECA DE EXTREMADURA – Badajoz

4 DE OCTUBRE / 20:15 LA INOCENCIA Lucía Alemany. 2019. España. 92′
07 DE OCTUBRE / 20:15 EL VIAJE DE MARTA Neus Ballús. 2019. España. 83′

FILMOTECA DE EXTREMADURA – Plasencia

22 DE OCTUBRE / 20:30 LA INOCENCIA Lucía Alemany. 2019. España. 92′

FILMOTECA DE ZARAGOZA

1 DE OCTUBRE / 18:00h: EL AMOR Y LA MUERTE. HISTORIA DE ENRIQUE GRANADOS
Arantxa Aguirre. 2018. España. 77′
6 DE OCTUBRE / 18:00 HIJAS DE CYNISCA Beatriz Carretero García. 2019. España. 96′
8 DE OCTUBRE / 21:00 LAS LETRAS DE JORDI Maider Fernández Iriarte. 2019. España. 70′

CBA DE MADRID

3 DE OCTUBRE / 19:30 LAS NIÑAS Pilar Palomero. 2020. España. 100′
4 DE OCTUBRE / 17:00 ARIMA Jaione Camborda. 2019. España. 77′
10 DE OCTUBRE / 21:30 ROL & ROL Chus Gutiérrez. 2020. España. 80′

Presentación a cargo de Beatriz Gimeno, Directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, Chus Gutiérrez, directora de cine y Ana Palacios, de Mujeres de Cine.

23 DE OCTUBRE / 21:30 LA MAMI Laura Herrero Garvín. 2019. España-México. 80′

Presentación a cargo de Laura Herrero Garvín y Mujeres de Cine.

FILMOTECA DE CANTABRIA –SANTANDER

3 DE OCTUBRE / 18:00 / 21:300 ARIMA Jaione Camborda. 2019. España. 77′.
Presentación a cargo de Jaione Camborda.

16 DE OCTUBRE / 17:00 / 20:30 LA INOCENCIA Lucía Alemany. 2019. España. 92′
23 DE OCTUBRE / 17:00 / 20:30 LES PERSEIDES Ànnia Gabarró, Alberto Dexeus. 2019. España. 70′
30 DE OCTUBRE / 17:00 / 20:30 ARA MALIKIAN Nata Moreno. 2019. España. 89′

ITINERANCIA DISTINTAS LOCALIDADES DE CANTABRIA

INVISIBLES Gracia Querejeta. 2020. España. 83′
2-8 DE NOVIEMBRE: RAMALES / SOLARES / SANTOÑA / LAREDO / EL ASTILLERO / REINOSA / LIÉBANA-POTES / CASTRO URDIALES / TORRELAVEGA / LOS CORRALES / GALIZANO / COMILLAS / PIÉLAGOS (Vioño) / CAMARGO (Maliaño) / PUENTE SAN MIGUEL / CARTES / CABEZÓN DE LA SAL / SANTILLANA DEL MAR / SAN VICENTE DE LA BARQUERA / AMPUERO / LIMPIAS / MIENGO / VALLE DE CABUÉRNIGA.

EL AMOR Y LA MUERTE Arantxa Aguirre. 2018. España. 77′
9-15 DE NOVIEMBRE: RAMALES / SOLARES / SANTOÑA / LAREDO / EL ASTILLERO / REINOSA / LIÉBANA-POTES / CASTRO URDIALES / TORRELAVEGA / LOS CORRALES / GALIZANO / COMILLAS / PIÉLAGOS (Vioño) / CAMARGO (Maliaño) / PUENTE SAN MIGUEL / CARTES / CABEZÓN DE LA SAL / SANTILLANA DEL MAR / SAN VICENTE DE LA BARQUERA / AMPUERO / LIMPIAS / MIENGO / VALLE DE CABUÉRNIGA.

FILMOTECA DE ANDALUCÍA – GRANADA

14 DE NOVIEMBRE / 20:30 AMAR EN LIBERTAD Xudith Casas. 2020. España. 60′
Presentación a cargo de Xudith Casas, Nahia Film Fest y Mujeres de Cine
21 DE NOVIEMBRE / 20:30 ❤ María Cantón Cabot. 2019. España. 65’
28 DE NOVIEMBRE / 20:30 ROL & ROL, Chus Gutiérrez. 2020. España. 80′

FILMOTECA DE MURCIA

15 DE OCTUBRE / 19:30 EL SILENCIO QUE QUEDA Amparo Garrido. 2019. España. 71′
21 DE OCTUBRE / 19:30 ROL & ROL Chus Gutiérrez. 2020. España. 80′
5 DE NOVIEMBRE / 19:30 LA INOCENCIA Lucía Alemany. 2019. España. 92′
3 DE DICIEMBRE / 19:30 SANMAO: LA NOVIA DEL DESIERTO Ana Pérez de la Fuente, Marta
Arribas Veloso. 2020. España. 86′


Ana Palacios, directora de Mujeres de Cine, declara “La lucha por la igualdad sigue siendo necesaria de forma transversal incluso en estos tiempos en los que parece que no hay cabida para nada más que para la pandemia. Es para nosotras un placer y un orgullo presentar este año, pese a este contexto, el ciclo itinerante ‘Nosotras también contamos’ que, en la undécima edición de Mujeres de Cine, acerca lo mejor del cine español hecho por mujeres a numerosos rincones de España. Queremos agradecer especialmente su apoyo al Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades que, junto a las sedes y distribuidoras participantes, fortalecen esta decidida apuesta por el cine de autoría femenina en nuestro país”.

Sobre Mujeres de Cine

Mujeres de Cine nace en 2010 con el propósito de dinamizar y dar a conocer películas españolas realizadas por mujeres. Su empeño en reivindicar y destacar el trabajo de las mujeres cineastas, le ha llevado a consolidarse como espacio de referencia dentro y fuera de nuestras fronteras con más de 250 sedes en todo el mundo y más de 15 países en ruta desde su arranque.

En 2019 Mujeres de Cine da el salto al streaming y presenta Mujeres de cine VOD, la primera plataforma de video on demand dedicada en exclusiva al cine dirigido por mujeres. Una iniciativa pionera que ofrece al público un amplio catálogo online y que alberga en marzo de 2020 el I Festival OnLine Mujeres de Cine, una nueva cita con el cine hecho por mujeres que reafirma nuestro compromiso y apuntala el proyecto también a través del online.

Reseña “La Venus que rompió el espejo” de Miren Jaurne

“La Venus que rompió el espejo”

Autora: Miren Jaurne

Prólogo: Penny JayG

Editorial: Zenith

Tapa blanda con solapa, 189 páginas

“En ocasiones te olvidarás de que estás leyendo y tendrás la sensación de estar en una habitación junto a Miren mientras ella te habla”

Penny JayG

Todos hemos tenido un mote, a todos nos han llamado “gordi”, “orejón”, “moco”, “enano”, pero ¿cuándo dejan estas palabras de ser apelativos cariñosos para convertirse en armas arrojadizas? ¿En qué momento hacen que cambiemos la visión de nuestro propio cuerpo y la forma de relacionarnos con el mundo?

Hoy Miren echa la vista atrás y recuerda sus momentos más oscuros para demostrarnos que juzgarnos solo por nuestro cuerpo, o darle el poder a otros para hacerlo, no es una alternativa. Que no hay que avergonzarse y un “que os den” a tiempo puede salvarnos de caer en una espiral de autodestrucción. Porque la que hoy escribe es una mujer que no solo ha superado sus miedos, sino que se ha sumado sin dudarlo a la lucha contra el acoso.

**********

Descubrí a Miren, más conocida en el mundo virtual como Mimi XXL, a través de su canal de Youtube y gracias a su vídeo “La peor compañera de piso de la historia”, sin apenas darme cuenta, empecé a enlazar un vídeo con otro y en pocas semanas me había visto casi todo su contenido (sus storytimes son sin duda mi sección preferida). Lo que más me enganchó de ella es que a pesar de tratar temas de lo más variados, mantiene esa esencia propia de los creadores de contenido que empezaron en la plataforma hace años sin la finalidad de convertirse en influencers: la frescura, la naturalidad y la diversión son tres de sus señas de identidad, pero si hay algo que cabe destacar de ella es que ha sabido tratar asuntos tan serios como el bullying o el body positive en primera persona y de una manera cercana, ayudando a la reflexión y a alzar la voz de muchas personas que a través de sus vídeos se han dado cuenta de que no están solos.

“La Venus que rompió el espejo” es la historia de Miren, en la que echa la vista atrás analizando gran parte de sus vivencias desde que era niña, pasando por la adolescencia hasta llegar a la madurez y, aunque en ocasiones resulta difícil entender de dónde logró sacar la fuerza para seguir adelante, muestra al mundo – sin restar ni un ápice de seriedad a cada uno de los momentos – una visión positiva de la vida, en la que reflexiona sobre la importancia de la familia, de la (verdadera y valiosa) amistad y de hablar con las personas que te rodean de todo aquello que no te permite avanzar.

A través de un lenguaje sencillo, el lector encontrará en cada capítulo una pequeña enseñanza sin ese toque de moralina propio de los libros de autoayuda. Miren te invita a que recapacites, a que a través de sus historias analices las tuyas propias y a que reflexiones en qué momentos de la vida has estado en un lado o en el otro. Y es que echar la vista atrás a veces es necesario para seguir adelante, aunque duela y levante pequeñas o grandes heridas.

Reseña: “Arcadia” de Emmanuelle Bayamack-Tam

“Arcadia”

Autora: Emmanuelle Bayamack -Tam

Traducción: Iballa López Hernández

Editorial: Armaenia Editorial

Tapa blanda con solapa, 323 páginas

Síndrome de Rokitansky: Trastorno congénito en mujeres en las que los conductos de Müller no se desarrollan y por ello presentan una amenorrea primaria (nunca les viene la regla), tienen ausencia de vagina y útero pero sí tienen ovarios funcionales, por lo que sí desarrollan los caracteres sexuales secundarios (mamas, vello…). También es conocido como agenesia mulleriana o agenesia vaginal. El término agenesia quiere decir ausencia de un órgano. (www.drfcarmona.com).

Farah cree que es una niña, pero carece de algunos de los atributos habituales. Casi imperceptiblemente, su cuerpo se está “masculinizando”. Y así comienza su gran, inquietante e hilarante investigación: ¿qué significa ser mujer? ¿O un hombre? Pregunta a los adultos, consulta libros, pero nadie le sabe dar una respuesta clara.

Farah y sus padres se refugian en una comunidad libertaria de inadaptados, un paraíso alternativo de gente en desacuerdo con el mundo moderno. Allí crece jugando en bosques y campos compartidos por miembros de ese atípico falansterio bajo los principios del decrecimiento, veganismo, naturismo y amor libre para todos, incluidos los feos, viejos y enfermos. Farah conoce el amor con Arcady, el líder espiritual y carismático de la comuna. También descubre la naturaleza ambivalente de la identidad y la sexualidad, la cobardía y la traición.

Bayamack-Tam nos ofrece una novela sobre la inocencia en el mundo contemporáneo: una bildungsroman gentil, cruel, cómica y brillante que investiga y perfora nuestros miedos y nuestras ilusiones sobre el amor, el género y el sexo.

**********

Arcadia es la historia de Farah, a quien diagnostican el síndrome de Rokitansky cuando alcanza la adolescencia. A través de sus ojos el lector sentirá en su propia piel sus inseguridades, sus miedos, sus ansias de rebelarse y el despertar sexual. Farah tendrá que enfrentarse a vivencias en las que el abuso se mezcla con el deseo y las ganas de descubrir quién es, dando lugar a situaciones en las que la inocencia y las ganas de ver lo que es el mundo más allá de la comunidad en la que se ha visto obligada a vivir, le arrastrarán a tomar decisiones que le obligarán a madurar de una manera precipitada.

Una novela dura y desgarradora que en ocasiones resulta difícil seguir leyendo por su crudeza y su honestidad pero que a través de cada capítulo permite al lector conocer a una persona como Farah que, a pesar de todas las dificultades a las que tiene que enfrentarse en la vida, logra ir descubriendo poco a poco quién es y sobre todo, quién quiere ser.

Reseña: “Cicatriz” de Sara Mesa

“Cicatriz”

Autora: Sara Mesa

Editorial: Anagrama

Tapa blanda con solapa, 194 páginas

“Es justo en lo privado, en lo más íntimo de cada uno de nosotros, donde hay que combatir la dejadez, la pasividad y la indolencia”.

Sara Mesa, “Cicatriz”.

Sonia conoce a Knut en un foro literario de internet y, a pesar de los setecientos kilómetros que los separan, establece con él una particular relación marcada por la obsesión y la extrañeza. Entre la atracción y la repulsión, no puede evitar sentirse fascinada por este personaje insólito y perfeccionista, que vive fuera de toda norma social y que la corteja a través de suntuosos regalos robados. “Le gustaba ir siempre bien vestido, incluso para ir a robar una simple lata de conservas. Tan joven y hablando de escritores del siglo XIX. Filosofando. Cuestionándolo todo. Teorizando sobre el individuo y el grupo, y la hipocresía social, y los chivos expiatorios, y Dios y el destino, la virginidad y el sexo. Solía decir que no hay placer comparable a pensar. Y no, no era petulante ni vanidoso. Era simplemente… exhaustivo”. Su necesidad de poner distancia cuando Knut se vuelve demasiado absorbente, pero también su irrefrenable curiosidad y el ansia de vivir experiencias más allá de una existencia excesivamente reglada, llevarán a Sonia a una doble vida secreta en la que quedará atrapada durante años sin posibilidad de exculparse.

En esta inusitada historia, Sara Mesa recupera temas que ya aparecieron en sus primeras novela narrativas, dándoles forma a través de un estilo conciso y eléctrico en un mundo – frío, escasamente comunicativo – cuyas reglas establecen únicamente los propios personajes que lo habitan. Cicatriz no es solo una inquietante historia de amor descompensado protagonizada por dos seres muy distintos pero a la vez complementarios, es también una reflexión sobre la sociedad de consumo y los robos a gran escala en los grandes almacenes, la sumisión y el poder, la anulación del deseo y la carnalidad, el refugio de la infancia, la fantasía como alternativa, la culpa y la expiación, la escritura y la vocación literaria.

La autora de la celebrada “Cuatro por cuatro” (que fue finalista del Premio Herralde de Novela) se confirma con Cicatriz como una de las voces más singulares e imprescindibles de su generación.

**********

Cicatriz te retrotrae a ese momento en el que en internet todavía no existían las redes sociales y en su lugar, a través de un apodo casi siempre un tanto ridículo, entrabas en foros de temáticas que eran afines a tus gustos y mantenías conversaciones con personas a las que no ponías rostro pero con las que podías hablar y fantasear durante días sobre qué apariencia tendrían, si resultarían tan interesantes en persona, cómo sería una cita con ellas… La historia de Sonia y de Knut empieza así, como tantas otras, hasta convertirse en un cóctel explosivo en el que se combinan sentimientos tan variados como el morbo, la atracción, el rechazo o la toxicidad, una mezcla en la que la dosis de cada una de las emociones va variando a través de los años y generando entre ellos una dependencia enfermiza que les lleva a convertir su relación en algo que no les permite avanzar en sus vidas.

Con una sinceridad desgarradora, Sara Mesa desnuda página a página a cada uno de los protagonistas de tal manera que incluso en las situaciones más extrañas, el lector logra ponerse en la piel de Sonia o de Knut y sentir su inquietud, su deseo, su rechazo y sus ganas de más.

Me pregunto cómo he podido vivir sin Sara Mesa hasta ahora, que ha logrado que mientras leía Cicatriz haya restado horas al sueño (“un capítulo más y paro”) y me haya olvidado de mi realidad sumergiéndome en esta historia que muestra en estado puro la fragilidad del ser humano. Magnífica e imprescindible.

Anesvad presenta su ciclo anual “Por los demás” en Microteatro (Malasaña), un alegato por la sanidad pública

Fotografías: Los Torden@La Más Chula para Anesvad

Nueva edición de Microteatro “Por los demás”, un ciclo promovido por la ONGD Anesvad que este año se presenta con el lema “Sanidad por Bandera”, y que, ahora más que nunca, busca concienciar sobre la importancia de contar con sistemas sanitarios fuertes, públicos y universales.

  • La VII edición del ciclo “Por los demás” de Anesvad llega marcada por la crisis sanitaria a nivel mundial provocada por el coronavirus. Entre el 23 de septiembre y el 4 de octubre la ONGD y la ya mítica sala que reinventó el circuito del teatro se alían con una programación a favor del Derecho a la Salud y a contar con una atención primaria reforzada y robusta.
  • 8 obras conforman este ciclo en el que se hace tangible la vulnerabilidad ante un problema compartido, y se conciencia sobre la importancia de la sanidad: si se paraliza, se para todo. Una manera diferente de afrontar este momento tan difícil, y una forma entretenida de conocer otras existencias y de invitar a que la sociedad esté más unida que nunca en la defensa de su sanidad pública, aprovechando el inconfundible estilo de Microteatro.
  • El ciclo de obras de Microteatro promovido por Anesvad cumplirá con todas las medidas de seguridad para evitar contagios. Una cuestión que hasta la irrupción de la pandemia no teníamos interiorizada pero que es una constante en países empobrecidos de África donde trabaja la ONGD, habituados a afrontar crisis sanitarias.

Conoce más sobre la campaña de Anesvad en www.sanidadporbandera.org

Por primera vez nos hemos dado cuenta de que las personas podemos estar expuestas a una situación de extrema fragilidad. Da igual el lugar en el que vivamos, nadie está exento. Lo que sí marca la diferencia es nuestra línea de salida. La ONGD Anesvad aúna solidaridad y cultura en el marco de su campaña “Menos Virus, Más Sanidad”, y presenta ahora un nuevo ciclo en Microteatro (C/ Loreto y Chicote, barrio de Malasaña, Madrid). Una iniciativa que aboga por el derecho a la sanidad pública en todo el mundo, y que busca visibilizar la realidad de los contextos más empobrecidos de África frente a la pandemia.

Así, el segundo continente en densidad de población se enfrenta a la pandemia más mortífera de nuestra historia reciente con un sistema de salud precario sin apenas camas, UCIs, sanitarios o respiradores artificiales, y que puede desequilibrar los sistemas económicos y sociales de la mayoría de países africanos. Una nueva amenaza sanitaria que se une a otras problemáticas como las Enfermedades Tropicales Desatendidas, dolencias incapacitantes que Anesvad combate en países como Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín. 

El ciclo ‘Por los demás. Sanidad por bandera’ es un alegato al Derecho a la Salud para cualquier persona y en cualquier lugar, con el fin de reducir la brecha de la desigualdad en el acceso a la salud. Un asunto al que la ONGD lleva cinco décadas enfocando sus esfuerzos. No en vano, y ante la coyuntura excepcional vivida en nuestro país, Anesvad donó al principio de la pandemia 2 millones de euros a las instituciones sanitarias en forma de respiradores invasivos que revertirán en beneficio de África Subsahariana. 

PROGRAMACIÓN

Cuándo: Entre el 23 de septiembre y el 4 de octubre de 2020

Horario: Pincha aquí

Entradas: www.microteatro.es, precio de 4.50€

“Yo decido”: Musical romántico que, con un texto escrito y dirigido por Víctor Boira y protagonizado por Claudia Coelho y Luis Miguel Molina, narra la aventura vital inesperada que se encuentra Gaspar cuando decide viajar a África como voluntario de una ONG en plena huida hacia adelante de su propia realidad.

“Porque me da la Ghana”: Pieza escrita y dirigida por Nacho Hevia, quien también interpreta junto a Elisabeth Bonjour, y cuenta en clave de comedia realista la historia de Antonia, de 67 años y con una dura vida a sus espaldas, y del egoísta de su hijo Sergio, a quien se le ha acabado el chollo.

“Bendita sanidad”: Escrita y dirigida por Nancho Novo, es una comedia que se estrenó por streaming durante el confinamiento y que ahora es posible disfrutar en vivo, con Ana Batuecas y Julián Salguero ahondando en la idea de un mundo donde la salud tiene un precio que sólo algunos pueden pagar, y en el que la sanidad es un artículo de lujo (lo que quizás a alguien le suene de algo…).

“Enfermera(s): the dangerous game”: El reciente finalista del premio a Mejor Autoría Revelación en los Premios Max 2020 Paco Gámez escribe y dirige un videojuego interactivo de riesgo en el que se podrá jugar con Nurse, alguien capaz de salvarte la vida pero que también puede morir en tus manos.

Négatif”: La sesión golfa en esta ocasión acoge esta comedia dramática con texto y dirección de Beatriz Justamante e interpretación de Sandra W. Asumu y Joseph Ewonde Jr., donde un paciente cambia la vida de su médico después de años de estancia en un hospital de Benín (África).

“Vendadas”: Danza teatro con texto y dirección de Mercè Grané, y las actrices Gemma Martínez Ramoneda y Xana Llaneza Prieto, que interpretan la historia de dos desconocidas unidas por un trozo de venda.

“Yo pío, tú pías, ¡Yo soy el Pian!”: La gran fiesta de una estrella deslumbrante: la enfermedad total, en forma de comedia escrita y dirigida por Antonio Ponce, con Mercedes Salvadores y Juan Carlos Arráez.

“Casta y Pura. En África”: Una comedia con glamour escrita por Julián Salguero y Miguel Ángel Jiménez, intepretada por ellos mismos y dirigida por Tinoní Creaciones, en la que dos grandes estrellas de la noche viajan a África para ayudar a una ONG con la que colaboran: por las mañanas misioneras entregadas y por las noches entregadas al misionero.

La Fundación Anesvad es una ONGD fundada en Bilbao en 1968 que trabaja para mejorar la salud de las comunidades y de las personas más desatendidas. En estas cinco décadas ha trabajado en los tres continentes más empobrecidos y en diversas temáticas, centrándose desde hace un lustro en la lucha contra las Enfermedades Tropicales Desatendidas (ETD) que afectan a millones de personas en África Subsahariana. Actualmente centra sus esfuerzos en Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín, donde contribuye a controlar, eliminar y erradicar enfermedades como la lepra, la úlcera de Buruli, el pian o la filariasis linfática. Estas dolencias se manifiestan a través de la piel, pueden llegar a provocar discapacidad y las personas que las padecen sufren de estigma y discriminación por parte de su comunidad.

El viernes 18 de septiembre, encuentro con Café Literario Editores

 Fotografía: Frank Chávez Avolio

Página web: www.cafeliterarioeditores.com

Página Facebook: Café Literario Editores

El pasado mes de noviembre se presentó la antología de cuentos La tertulia por excelencia en la que participé con tres relatos, siendo la primera vez que publicaba en papel. A partir de entonces me ofrecieron la oportunidad de escribir una novela corta que se inspirase en uno de los personajes de esos relatos y durante los meses de confinamiento llevé a cabo este proyecto que muy pronto verá la luz. Me siento tremendamente afortunada de haber tenido la oportunidad de que una editorial haya confiado en mí, algo que no siempre resulta tarea sencilla, y tras un proceso personal e íntimo, ahora toca la parte más pública, que llegue a vuestras manos y podáis leerlo.

Para hablar de todo ello y de algunos de los proyectos que tienen entre manos en Café Literario Editores, el próximo viernes 18 de septiembre a las 17:30 horas haremos un directo desde la página de Facebook de la editorial en la que podréis participar a través de preguntas y pasar un rato con nosotros. Vivimos una época difícil con ausencia de gran parte de los eventos culturales que estaban programados para este 2020 y nos toca adaptarnos a las nuevas circunstancias, así que espero que os guste la idea y pueda “veros” a muchos de vosotros por allí.

Descubriendo mono y mona: Camistas y sudaderas estampadas made in Europa

Tienda española: monoymona.es

Tienda europea: monoymona.eu

Tienda americana: monoymona.com

Mono y mona diseña camisetas y sudaderas estampadas made in Europa

Desde el principio de los tiempos de este blog mi intención ha sido descubriros marcas de moda consciente y qué mejor que presentaros una firma con sello made in Europa. En la tienda online de mono y mona encontraréis colecciones propias de camisetas y sudaderas que se fabrican bajo demanda. Cada una de las piezas es única y elaborada especialmente para ti, desde el diseño del estampado de la camiseta (realizado en España) hasta su estampación en la fabrica (Alemania). Mono y mona trabaja con la premiada plataforma creativa para ropa y accesorios Spreadshirt, uno de los líderes mundiales entre las plataformas de comercio electrónico para la impresión de ropa y accesorios. Con una declarada responsabilidad medioambiental, fabrica cada vez más camisetas ecológicas y recicla sus residuos en la medida de lo posible.

Proceso de producción

Antes de alcanzar su resultado final, las camisetas y sudaderas de mono y mona pasan por varias fases de trabajo hecho a mano con mucho amor por el detalle. Unos trescientos trabajadores en los cuatro lugares de producción que Spreadshirt tiene en Europa y en los Estados Unidos, se encargan de imprimir las camisetas y sudaderas y cada una de las prendas supera un estricto control de calidad antes de ser enviada a cualquier parte del mundo.

Spreadshirt apuesta por garantizar condiciones justas de trabajo y producción. Estas comprenden, entre otros aspectos, la prohibición del trabajo infantil, así como el derecho a un salario justo. Para esto trabajan con proveedores que han aceptado estas disposiciones de manera vinculante firmando el Código de conducta (Code of Conduct) o, en su defecto, han presentado un documento propio similar. Además, Spreadshirt se esfuerza en solicitar informaciones detalladas sobre las condiciones de producción de los proveedores (Social Audit Reports, reportes de otras compañías textiles sobre la inspección del quehacer laboral local).

Responsabilidad con el medioambiente

La sostenibilidad es, entre otros, uno de los factores más importantes para mono y mona y por ello apostaron por realizar parte del proceso de producción con Spreadshirt, que cada vez trabaja con más prendas respetuosas con el medioambiente en su paleta de productos y reciclan sus residuos en la medida de lo posible.  Spreadshirt fabrica también sus propias prendas, lo que les da la posibilidad de influir más sobre el origen y la fabricación de las camisetas y sudaderas. Las camisetas estampadas sobre prendas fabricadas por ellos, ofrece a mono y mona la posibilidad de seguir la cadena de producción de sus prendas gracias a los códigos de ADN impresos.

Garantizado: plazo de devolución de 30 días

Si al recibir tu camiseta o sudadera no te queda bien o no te gusta, puedes cambiarlo en un plazo de 30 días por otro artículo o por un cheque regalo por el valor del precio del producto. Si el producto o el estampado no estuvieran impecables, aceptan la devolución y el reembolso tu dinero o el envío de una nueva camiseta o sudadera en perfectas condiciones. Además, durante los primeros 30 días después de tu pedido también podrás cambiar los productos que no te gusten, recibir un vale para tus próximos pedidos o recibir el reembolso del precio de compra, siempre y cuando  se devuelva la prenda sin usar y en el mismo estado que se envió.

“Quédate con nuestro cine”: El Festival de Cine de Madrid tendrá lugar del 6 al 18 de octubre con modalidad presencial y online

El Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) presenta el cartel de su 29ª edición y algunas de sus novedades: será presencial y online, con sinergias nacionales e internacionales, encuentros, y una apuesta decidida por el trabajo de cineastas de nuestro país.


● El Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) se adapta a la situación derivada de la crisis sanitaria y tendrá lugar en una modalidad mixta: presencial en diversas salas de Madrid y online.
● Una cita promovida por la Plataforma de Nuevos Realizadores (PNR), consagrada a la puesta en valor del cine español, que tendrá lugar del 6 al 18 de octubre de 2020.
● La sección oficial cuenta con 68 cortos y 10 largos seleccionados, de entre las más de 500 películas recibidas por el certamen.
● Otras muchas películas se podrán ver en secciones como HECHO EN MADRID (patrocinado por la Madrid Film Office), FEMMES (mujeres directoras), Cine MOLÓN (para los más pequeños), SHORTS&SPANISH SHOTS (pequeñas joyas que precederán a los largometrajes), una SESIÓN INAUGURAL de estreno mundial y un HOMENAJE NACIONAL muy especial.
● La Sección Internacional, fuera de concurso, se realiza gracias al convenio firmado con el festival de cine FICUNAM de México.
● A la par se celebrarán encuentros online diarios, masterclass educativas y la presentación del nuevo libro del crítico de cine Juan Antonio Moreno.
● El cartel de esta edición no 29 lo ha diseñado Cristina Ramallo Vázquez y está inspirado en el icónico cartel que Juan Gatti elaboró para ‘Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios’, de Pedro Almodóvar.

Cineteca, Sala Berlanga, Filmoteca Española, y Academia de Cine, entre otras sedes, acogerán las proyecciones presenciales, que tendrán lugar en Madrid. La web del festival será la sede online, accesible desde todo el territorio nacional, y se podrá ver gracias a la plataforma Festhome.

Cinco son las Secciones Oficiales a concurso: Largo Nacional, Corto Nacional, Corto PNR, Largo PNR y Cine Sordo. Para competir en ellas, este año la PNR ha recibido más de 500 películas, de las que 68 cortos y 10 largos han resultado seleccionados. Además otras 30 obras participarán en secciones paralelas y optarán a los premios del público.

La Sección Oficial de Corto es un reflejo de los mejores trabajos del circuito de cortometrajes del año, lo que unido a las obras de los socios de la PNR conforma un escenario de alta calidad y variedad en las propuestas de este 29º festival.

Equipo de selección de corto nacional, integrado por Edu Cardoso, Yolanda Román y Raquel Troyano.

La Sección Nacional de Largometraje es una selección arriesgada, emotiva y transgresora, en forma y contenido. Sin duda hemos abarcado un espectro muy amplio de la cinematografía emergente de nuestro país, con jóvenes propuestas narrativas, nuevas formas de contar y demostrando la altísima calidad que nos rodea”

Equipo de selección, formado por Ismael Olivares, Violeta Barca-Fontana y Amanda Guadamillas.

La Sección de Cine Sordo regresa al Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR). Se ha convertido en una de las más multitudinarias y demandadas dentro del Festival, y las películas presentadas optan a premio.

Eslogan del Festival

“Quédate con nuestro cine” es el eslogan de esta edición. Una clara apuesta por nuestro cine, y una decidida puesta en valor del cine español. Un llamamiento que este año cobra más sentido que nunca, en un momento en que nuestro cine necesita un apoyo masivo. Un eslogan que también se dirige a poner en valor el trabajo de los cineastas españoles. Bajo este lema, la PNR pone de manifiesto la importancia de nuestra cultura y de nuestro cine en una coyuntura tan delicada como la que estamos viviendo actualmente en todos los ámbitos, y que está teniendo gran impacto en las industrias culturales.

Cartel con homenaje almodovariano

El cartel de la edición número 29 del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) ha sido diseñado por Cristina Ramallo Vázquez, quien se ha inspirado en la icónica creación de Juan Gatti para ‘Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios’ de Pedro Almodóvar, una cinta a la que se hace un guiño constante en esta edición del festival.

Un evidente homenaje a las revistas de moda femeninas, a través del que la mirada de Sofía Loren queda enmarcada en un collage, en el que el tono de alta comedia queda de manifiesto en el cartel. Y yo, en el mío y a través de una especie de gazpacho gráfico en el que caben pastillas, pistolas y pepinos, he intentado teñir la imagen de lo mismo. El collage tiene un gran poder transformador y contador de historias, y me ha servido también para tender un puente entre lo antiguo y lo actual, y casi proponerle un juego al espectador, apelando a la emoción y pegando las piezas de información como si fuera un rompecabezas, en un intento de que la diversión empiece aquí.

Cristina Ramallo Vázquez

Secciones paralelas

● Sección HECHO EN MADRID, patrocinada por la Madrid Film Office, y con obras que muestran el potencial cinematográfico de las calles y paisajes de la capital.
● Sección FEMMES, dedicada al cine y los trabajos realizados por mujeres. Incluirá una sesión de cortometrajes, la presentación del nuevo libro de Juan Antonio Moreno dedicado a mujeres cortometrajistas de nuestro país, y un encuentro con mujeres gestoras y programadoras de cine españolas y extranjeras.
● Sección Cine MOLÓN, para disfrutar en familia. Los trabajos proyectados este año estarán fuera de concurso. Habrá varias sesiones de cortometrajes y mesas redondas que ahondarán en la importancia de la introducción del corto en las aulas como herramienta y recurso didáctico. Se llevará a cabo con la colaboración del Certamen Internacional de Cortos de Soria, iniciativa con la que el Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) viene trabajando estrechamente y todo un referente en cine familiar. Además de 2 masterclass muy divertidas de creación pictórica y animación que van a ser impartidas por Isabel Leal, Carlota Coronado y Giovanni Maccelli.
● Sección Internacional. Una sección que se lleva a cabo gracias al convenio firmado con el festival de cine FICUNAM de México, y que este año es fuera de concurso. Una programación diseñada por el director hispano-mexicano Enrique Rivero, quien junto a Michel Lipkes, director de FICUNAM, ha elaborado un completo programa bajo la mirada del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR). Lo componen películas internacionales, tanto largometrajes como cortometrajes, del panorama contemporáneo que han pasado por este festival, y algunas inéditas en España. La Sección Internacional contará además con encuentros y mesas redondas con personalidades del sector cinematográfico a nivel internacional.

Además, la sesión inaugural del festival será un estreno mundial; los largometrajes irán precedidos de pequeñas joyas enmarcadas en SHORTS&SPANISH SHOTS; y el Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) llevará a cabo su HOMENAJE NACIONAL a una personalidad del séptimo arte. Los detalles de títulos seleccionados tanto en secciones oficiales como en paralelas, así como el nombre de la persona que recibe el homenaje este año, y otras cuestiones como Jurados y nuevas sedes serán desveladas próximamente.

Sobre el Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR)

El FCM-PNR está organizado por la Plataforma Nuevos Realizadores, una asociación nacional sin ánimo de lucro fundada en 1987 por profesionales de la dirección, producción y profesiones técnicas de cortometrajes y primeros largometrajes, que desde hace 30 años trabaja a favor de la exhibición, difusión e interrelación con el público general de las obras de sus profesionales asociados.

La PNR nació con el objetivo de lograr un espacio público para obras de nuevos y nuevas profesionales, para la proyección y fomento de sus cortometrajes, y como plataforma hacia sus primeros trabajos largos. Para ello cuenta con acuerdos de colaboración sobre temas relativos a la exhibición, la normativa y formación audiovisual con entidades públicas y privadas, tales como Filmoteca Española, Cineteca, ICAA, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Academia de Cine, SGAE y Fundación SGAE, EGEDA, asociaciones audiovisuales del sector, entre otras.

La edición 29 del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) cuenta con el respaldo de numerosos patrocinadores, que se detallarán en próximas comunicaciones.


Equipo del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR)

Este año el Festival está coordinado por Sonia Bautista Alarcón, Presidenta de la PNR; y la socia Belén Herrera de la Osa, apoyadas por otras socias y socios como Edu Cardoso, Yolanda RománRaquel Troyano Ismael Olivares, Violeta Barca-FontanaAmanda Guadamillas, María Salgado y José María Martínez; a quienes se suma Enrique Rivero como coordinador de Internacional. Lázaro Contreras es coordinador de la Sección Cine Sordo, Gisela Cuevas Vargas encabeza el equipo de producción; y Henar Ortega de Contarlo Proyectos de Comunicación se incorpora como jefa de prensa. Un amplio equipo de voluntarias y voluntarios completan el personal de esta 29a edición.

Esta 29a edición del Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR) llega en un momento crucial para el cine de nuestro país, en el que precisa del máximo apoyo posible. Está en la misión de la Plataforma de Nuevos Realizadores, asociación desde la que promovemos este festival, el acercar nuestro cine a los y las espectadoras. Cortos y largos de aquí para quedarse con nuestro cine, y un amplio abanico de secciones paralelas con miradas y conocimiento compartido para todos los públicos, con carácter inclusivo, y tanto nacionales como internacionales”. Y añade Belén Herrera que “hemos diseñado una fórmula mixta para garantizar la seguridad del público en relación a la pandemia. Así, algunas actividades se desarrollarán de forma presencial en varias de las mejores salas de Madrid, y otras se desarrollarán online. De momento para abrir boca compartimos el apetecible cartel de esta edición número 29, y pronto haremos públicos todos los detalles.

Sonia Bautista Alarcón, coordinadora del Festival.

El Día Internacional del Chocolate llega a Levadura Madre

  • El chocolate es uno de los alimentos preferidos por los paladares de niños y mayores en todo el planeta, por eso no es extraño que el 13 de septiembre celebre su propio Día Internacional.
  • Para conmemorarlo, en las tiendas de Levaduramadre, nos proponen un recorrido por algunos de sus productos a base de chocolate, entre los que además de productos de repostería y bollería, se incluye una original hogaza.

El Día Internacional del Chocolate se creó para conmemorar el nacimiento de Roald Dahl, el autor de Charlie y la fábrica de chocolate; para muchos chocoadictos es una estupenda excusa para poder disfrutar de este delicioso dulce. Al margen de su sabor, el chocolate tiene propiedades casi mágicas, desde antioxidantes a efectos sobre el cerebro que son bastante responsables de su éxito, pues ayuda a liberar endorfinas capaces de atenuar el dolor, el cansancio o la apatía, produciendo una agradable sensación de bienestar. Por si esto fuera poco, contiene teobromina, un estimulante parecido a la cafeína y la anandamida, que aseguran produce una sensación parecida a la marihuana.

Aunque se trata evidentemente de un producto que contiene bastante azúcar y una buena cantidad de grasa, determinadas variedades consumidas moderadamente se consideran saludables. Hablamos de aquellos elaborados sin leche que tienen a partir de un 70% de cacao y poco azúcar. Este tipo de chocolate ayuda a reducir el riesgo de enfermedad coronaria, rebajar la resistencia a la insulina, mejorar la capacidad cognitiva e incluso estudios recientes aseguran que ofrece cierta protección frente a la exposición al sol.

Todo el chocolate que quieras

En las panaderías de Levaduramadre elaboran artesanalmente sus dulces a diario, como por ejemplo el coulant, un bizcocho de chocolate negro, con más cacao fundido en su interior y que se sirve caliente: “Fue creado por el chef francés Michel Bras en 1981 y casi desde el primer momento se convirtió en un clásico de la cocina francesa”, comenta Moncho López, alma máter de las panaderías. Su brownie de nueces es uno de los postres más famosos en los Estados Unidos: “Un bizcocho de chocolate preparado sin levadura y ligeramente húmedo, que se sirve templado, aunque es tan rico, que puede simplemente tomarse así”. Finalmente, su tarta de chocolate a base de esponjoso bizcocho de chocolate entre deliciosas capas de crema con más chocolate: “Es la típica layer cake para los auténticos amantes del cacao donde la potencia de sabor contrasta con la suavidad de la crema”, añade Moncho.

Si nada de esto te convence, también puedes elegir entre un montón de cosas más como su tentadora tartaleta de tres chocolates, unas cookies de cacao rellenas de crema de cacahuete con sal Maldon, sus celebradas palmeras, los muffins de chocolate rellenos de chocolate, los fruity flapjack de chocolate e incluso un pan: la hogaza de chocolate y naranja que no solo es muy original, es que no puede estar más buena.

Dónde encontrar Levaduramadre Natural Bakery

Calle Pez, 1 · Calle José Ortega y Gasset 92 · Calle Andrés Mellado, 8 · Calle Vallehermoso 38 · Calle Diego de León, 16 · Calle Alcalde Sainz de Baranda. 61 · Calle Isaac Peral, 18 · Calle Espronceda, 3 · Calle Gral. Álvarez Castro, 18 · Calle Francos Rodríguez, 11 · Calle Príncipe de Vergara, 2 · Avenida Reina Victoria 52 · Avenida de Islas Filipinas 1 · Calle Bravo Murillo 64 · Calle de Embajadores, 3 · Calle de López de Hoyos, 154 · Calle de Ferraz, 34 · Calle de Fernández de la Hoz, 36 · Calle Caleruega, 14 · Calle de Argumosa, 17 · Calle Núñez de Balboa, 57 · Paseo de la Habana, 50· Calle de Costa Rica, 28 · Paseo de las Delicias, 89 · Calle de Atocha, 63 · Fernando el Santo, 5 · Calle Querol, 11 · Calle de Félix Boix, 3 · Av. Bruselas, 62 · General Oraá, 29 · Av de Machupichu, 17 · Reina Mercedes, 13 · Marqués de la Valdavia, 121 Alcobendas · Gran Vía, 13 Majadahonda · Avenida de Europa. 9 Pozuelo de Alarcón.

Reseña: “Voy a hablar de Sarah” de Pauline Delabroy – Allard

“Voy a hablar de Sarah”

Autora: Pauline Delabroy – Allard

Editorial: Lumen

Tapa blanda con solapa, 172 páginas

Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego

Una noche, en una fiesta, dos mujeres se conocen por azar. Una vive su rutina de madre soltera y profesora con una pareja circunstancial. La otra es violinista, excéntrica, sensual y culta. Habla y ríe demasiado. Es Sarah. A partir de entonces se suceden citas improvisadas, almuerzos, conciertos, lecturas, los cuartetos de Beethoven y la primavera en París. Hasta que un día Sarah dice: “Creo que me he enamorado de ti”. Y se desata el amour fou, la pasión que quema a cada instante y que, como ocurre con todas las grandes pasiones, no puede acabar bien.

Pauline Delabroy – Allard. Fotografía http://www.abc.es

Pauline Delabroy – Allard es la última gran revelación literaria francesa. Ha ganado importantes premios (estuvo a un paso del Goncourt) y ha sido comparada con Duras y Yourcenar con esta primera novela, hipnótica y arrasadora, que deja una huella indeleble.

Cuando era más joven pensaba que el amor solo se podía vivir de una manera y esa era el amour fou del que se habla en esta novela, en el que la intensidad llega hasta tal punto que desborda, que deja de ser sano para convertirse incluso en enfermizo. Ahora que ya peino alguna que otra cana, he comprendido que hay diferentes clases de amor, más pausados y estables, pero si algo me ha quedado claro a lo largo de los años es que en un momento u otro es necesario vivir una historia de pasión que te descoloque y haga temblar los cimientos de tu existencia, aunque sepas que durará un corto espacio de tiempo y posiblemente no termine bien. Voy a hablar de Sarah narra en primera persona una historia de amor que comienza como otra cualquiera, que podría haberse convertido en algo pausado y estable como muchas otras, pero que torna en una pasión trágica entre dos mujeres en la que el erotismo y la obsesión se convierten en protagonistas. Con un estilo sencillo pero exquisito, Pauline profundiza de manera desgarradora en esta trama en la que cada sensación y sentimiento se convierten en un libro abierto para el lector.

Después de la primera noche, estar lejos de ella resulta una aberración”.

Reseña: “Mares sin dueño” de Esther Ginés

“Mares sin dueño”

Autora: Esther Ginés

Editorial: Tres Hermanas

Tapa blanda con solapa, 243 páginas

Escocia, finales del siglo XX. Elisa decide dejar su vida atrás para comenzar una nueva etapa a miles de kilómetros de su hogar, en las remotas islas Orcadas. En un paisaje indómito, casi despoblado y de una belleza cautivadora a la vez que salvaje, le espera su pareja. Kylian es un activo ornitólogo que lleva años recorriendo el mundo, pero tras recibir una interesante propuesta de trabajo decide volver a su tierra de origen.

Al poco de unirse a él, mientras Elisa trata de adaptarse a una naturaleza y un clima hostiles que marcan el ritmo de los días, una impactante noticia vinculada al pasado de Kylian cae sobre ellos y trastoca todos sus planes inminentes.

¿Hasta dónde se puede llegar para huir de lo que dejamos atrás? ¿Cuál es el precio que pagamos por proteger a quienes más amamos de las cosas que nos hieren?

Esther Ginés nos presenta en “Mares sin dueño” un viaje a lo más íntimo, un interior plagado de acantilados, vientos, mares revueltos y leyendas, como las de las remotas islas Orcadas a las que se trasladan Elisa y Kylian y que les llevarán a enfrentarse a un pasado enterrado durante años. Sin apenas diálogos, esta novela disecciona lo más profundo de cada personaje, que se abren en canal para mostrarnos sin ningún tapujo sus sentimientos, sus sensaciones, sus miedos y sus incertidumbres.

A través de un lenguaje cuidado, delicado e íntimo, Esther Ginés nos hará nadar por los mares de la sinceridad, el dolor y el amor; un viaje del que te costará bajarte hasta llegar al final.

Esther Ginés (Ciudad Real, 1982) lleva vinculada a la escritura desde muy joven. En 2012 publicó su primera novela, El sol de Argel, a la que siguió en 2017 En la noche de los cuerpos. En su narrativa intimista ha explorado temas como la identidad, la incomunicación, el peso del pasado en la vida y la complejidad de los lazos familiares.

Su trabajo también ha formado parte de varias antologías colectivas. Periodista de formación, está especializada en literatura y ha trabajado tanto en medios de comunicación como en el mundo editorial.

Mares sin dueño es su tercera novela publicada.

Reseña: “Cosas nuestras” de Ilu Ros

“Cosas nuestras”

Autora: Ilu Ros

Editorial: Lumen Gráfica

Tapa dura

Dónde lo puedes comprar: Librería Cómplices

Una de las cosas que más me puede gustar en un libro es combinar historias de diferentes generaciones, y precisamente eso es lo que sucede en “Cosas nuestras”, en la que mientras una joven mira stories en Instagram y su abuela se dedica a las tareas del hogar, surge una conversación natural entre ellas en la que a través de personajes de ahora y de siempre, se entremezclan historias con protagonistas tan dispares como Concha Piquer o Rosalía.

A través de la cultura popular, el folclore y anécdotas de personajes como Juanita Reina, Rocío Jurado, Lola Flores, Miguel Molina o Federico García Lorca, se habla de una España que tuvo que luchar por sus derechos, dando lugar también a conversaciones en las que la vida rural o la emigración durante la dictadura, muestran las dificultades a las que se enfrentaron nuestros mayores, todo ello tratado con frescura, una gran dosis de realidad y un punto de humor que hace que no seas capaz de soltar esta novela gráfica en la que también se habla de los problemas actuales de las nuevas generaciones como la búsqueda de trabajo o el hacerse escuchar, todo ello mencionando, además de a Rosalía, a otros referentes actuales como Nathy Peluso o a las Spice Girls.

Un libro ágil y tierno que nos anima a dejar las pantallas a un lado y a escuchar y reconectar con nuestros mayores, que nos descubren historias con moralejas que en más de una ocasión resultan atemporales y nos hacen comprender que en todas las generaciones han existido personas adelantadas a su época que nos han allanado el camino a las venideras.

Ilu Ros (Murcia, 1985) es Licenciada en Bellas Artes y Comunicación Audiovisual por la Universidad de Granada. La decisión de estudiar Bellas Artes fue una de las más importantes de su vida, aunque no fue hasta el año 2011, una vez instalada en Londres, cuando puso el foco en la ilustración y sus posibilidades profesionales.

Ilu Ros encuentra su inspiración en la cotidianidad, las ciudades que visita, las personas que la rodean y las historias que le cuentan, en los libros, las películas, los viajes en tren y la música que escucha, entre otras cosas. Básicamente, le gusta buscar en las pequeñas cosas algo nuevo – o no tan nuevo – que contar.

Ha expuesto en la Galería Miscelanea de Bercelona y ha sido finalista en el Poster Prize for Illustration, premio convocado por la Association of Illustrators y el London Transport Museum de Londres. En mayo de 2018 publicó su primer libro “Hey Ski, I´m on my Way: A Book About Influential Women” en Estados Unidos. “Cosas nuestras” es su primer libro en español. Actualmente vive en Madrid.

Reseña: “Coger y comer sin culpa. El placer es feminista” de María del Mar Ramón

“Coger y comer sin culpa. El placer es feminista”

Autora: María del Mar Ramón

Editorial: Paidós Argentina

Tapa blanda con solapa, 256 páginas

Dónde lo puedes comprar: Librería Cómplices

Nuestros cuerpos no pueden ser motivo ni de vergüenza ni de castigo ni de chantaje. Nuestros cuerpos son una herramienta de placer y el placer es un derecho fundamental para nuestras vidas.

María del Mar Ramón, autora de “Coger y comer sin culpa”.

Os diré algo: Si en algún momento de vuestras vidas habéis puesto en duda la importancia del movimiento feminista, entonces puede que sea la hora de que leáis este libro y os deis cuenta de que su autora podrías haber sido tú o yo – puede que con menos arte a la hora de narrar las cosas, eso sí – pero me juego un brazo y no lo pierdo a que (casi) todas las experiencias que podréis leer en “Coger y comer sin culpa” van a hacer que os sintáis identificadas y sobre todo, van a hacer que os deis cuenta de lo fácil que ha sido que durante mucho tiempo las mujeres normalizásemos situaciones en las que hemos sido censuradas y limitadas.

“Coger y comer sin culpa” no es un libro de ficción, tampoco de autoayuda y no pretende teorizar sobre el feminismo, pero el testimonio en primera persona de su autora, María del Mar Ramón, os hará reflexionar y sobre todo, os hará pensar en muchas de las vivencias por las que (posiblemente) habréis pasado a lo largo de vuestra vida y cómo os habéis enfrentado a ellas y vuelvo a jugarme otro brazo, y confío en que tampoco lo pierdo, que en muchas de las ocasiones o bien habréis tratado de restarle importancia, incluso tomándolo con humor de manera pública, o habréis llevado en silencio el sentimiento y la confusión que ha podido generaros.

En “Coger y comer sin culpa” se habla de sexo, de pornografía, de amor, de amistad, de desórdenes alimenticios, todo ello contado en primera persona, desde la rabia, el dolor y en otras incluso desde el humor, analizando cómo la culpa ha moldeado, censurado y limitado el deseo y el placer femenino. Narra desde una honestidad libre de prejuicios cómo las mujeres luchan de manera individual y colectiva por conectar con su placer, un derecho que en muchas ocasiones se ha visto vulnerado, convirtiendo esta búsqueda del placer en un ejercicio de liberación, resistencia y emancipación.

María del Mar Ramón nació en Bogotá en 1992, pero vive en Buenos Aires desde 2012. Es cofundadora de la organización no gubernamental argentina Red de Mujeres, cocreadora del colectivo feminista colombiano Las Viejas Verdes y del proyecto internacional youtuber Beach Camp. Creadora el proyecto Fanática de los Boliches, que tiene como objetivo llevar perspectiva de género a los ámbitos nocturnos y de fiesta. Escribe con regularidad sobre feminismos y política en Vice, Volcánica, Página/12 y Playboy Colombia y en el portal feminista argentino LATFEM.

Experiencias: Descubriendo Hotel Burbuja Zielo Las Beatas, la escapada perfecta para este verano

  • Una experiencia en un lugar mágico y exclusivo, con cinco burbujas climatizadas, de paredes curvas y transparentes, y 200 metros cuadrados de parcela privada para cada una.
  • Ubicado en Villahermosa (Ciudad Real) el Hotel Burbuja Zielo Las Beatas se encuentra en un entorno privilegiado para la contemplación de estrellas, en plena ruta del Quijote y próximo al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera.
  • La finca de 70.000 metros cuadrados en que está enclavado ofrece además un hotel, comedor, jacuzzi, actividades cercanas, y la posibilidad de una cena romántica dentro de unas originales tinajas adaptadas, prácticamente únicas en el mundo.
  • El espacio natural idóneo para un plan distinto en el que conectar con la naturaleza en total  intimidad y con todas las medidas sanitarias necesarias en este verano marcado por el Covid-19.
  • Un entorno donde es posible sorprender y sorprenderse, gracias a su amplia oferta de propuestas para momentos especiales: cumpleaños, celebraciones e incluso pedidas de mano creativas, de la mano de las ideas que el equipo del Hotel Burbuja Zielo Las Beatas prepara cuidando el más mínimo detalle.
  • Hotel Burbuja Zielo Las Beatas no cuenta con requisitos de estancia mínima y las reservas se pueden hacer a través de su web www.lasbeatas.com.

burbuja-zielo-las-beatas

Dirección: Carretera de Ciudad Real a Almansa (CM-412 Km.146,5). Entre Ciudad Real y Albacete a mitad de camino de Madrid y Valencia.

Información y reservas: www.lasbeatas.com.

El Hotel Burbuja Zielo Las Beatas está ubicado en una idílica finca de 70.000 metros cuadrados en la provincia de Ciudad Real y nos ofrece una propuesta diferente que celebra su primer aniversario este mes de julio. Se encuentra en un entorno natural privilegiado que cuenta con cinco exclusivas burbujas, totalmente climatizadas y con parcela privada, de más de 200 metros cuadrados para cada una de ellas. Tumbonas, sombrillas y demás mobiliario exterior, forman parte del espacio privado correspondiente a cada pareja visitante. 

Esta experiencia única, que va mucho más allá de pasar la noche bajo las estrellas en un alojamiento diferente, ofrece la posibilidad de deleitarse en pleno contacto con la naturaleza, de vivir momentos especiales y románticos, y de gozar del relax en medio de la nada. Cama king size de 1,80 metros con dosel, ducha con vistas al cielo, posibilidad de desayuno y cena en la parcela privada o telescopio en la propia burbuja, son algunos de los elementos que forman parte de la experiencia, a la que se pueden añadir algunos extras como jacuzzi-spa con cromoterapia, habitación personalizada, opciones gourmet o diferentes packs que  podéis consultar con ellos desde su página de contacto.

Además, se puede vivir una experiencia gastronómica dentro de una tinaja, otra de las propuestas que ofrecen. Cuentan con cinco tinajas restauradas y convertidas en pequeños habitáculos aptos para una cena de lo más singular. La decoración de cada una de las ellas es diferente y al tratarse de uno de los pocos lugares en el mundo en el que se puede  disfrutar de una experiencia similar, lo hace todavía más especial. 

Está enclavado en plena naturaleza,a 35 kilómetros de las Lagunas de Ruidera, uno de los Parques Naturales más bonitos de España, con zonas de baño habilitadas para  el uso y disfrute de quienes busquen darse un buen chapuzón,  y cuando cae la noche, debido a su privilegiada ubicación a 1.000 metros de altura, hace de las burbujas una de las mejores zonas para la contemplación de las estrellas, con nula contaminación lumínica y atmosférica. Tal es la inspiración que ejerce aquí el firmamento que cada burbuja toma su nombre de algún astrólogo o científico: Halley, Kepler, Galileo, Copérnico y Newton. Sin duda, un lugar donde conectar con el universo.

Reabrimos con enorme entusiasmo por recibir a nuevos visitantes que busquen una experiencia idílica y diferente tras la monotonía de estos meses de confinamiento. Acercarse a la naturaleza, disfrutar de una arquitectura diferente, vivir las estrellas y disfrutar con la máxima seguridad y privacidad de una experiencia personalizada son algunos de los privilegios que ofrecemos, esforzándonos en cada detalle. Empezamos nuestro segundo año de vida con ilusiones renovadas y con novedades como la gastro-experiencia para dos en las tinajas reconvertidas prácticamente únicas en el mundo. Nuestra vocación es ser epicentro de los momentos especiales y no dejar de sorprender.

David Fidalgo, socio de Zielo Las Beatas.

Lost&Found Everywhere: la primera edición online los días 18 y 19 de julio

Qué: Lost&Found Everywhere, la primera edición online de Lost&Found. 2 días, 30 vendedorxs, 150 tesoros vintage.
Cuándo: El sábado 18 y el domingo 19 de julio, de 11:00 a 20:00 horas.
Dónde: En tu casa, en una plaza, en la playa (o en la piscina), en Barcelona, en Madrid, en Valencia o en Nueva York, en la bañera o en un camping.
Website: www.lostandfoundmarket.com
 

Durante estas últimas semanas de regreso a las calles, mucha gente se preguntaba cuándo volvería Lost&Found. Desde el equipo han respondido con la única certeza que tenían: “Lo antes posible”. Durante todo este tiempo han estado trabajando como agentes secretos en un nuevo proyecto. Lo han hecho en silencio, despacito, analizando cada nuevo paso al frente y cada detalle, guiándose por unas premisas básicas: que fuera útil, divertido y que tuviera sentido tanto para ellxs como para el momento actual. 

Así que hoy ya podemos anunciar en Esto es Malasaña Lost&Found Everywhere, una edición 100% online y efímera que tendrá lugar en su Instagram (@lostfoundmarket) los próximos sábado 18 y domingo 19 de julio. 

Lost&Found Everywhere es una propuesta reducida: en esta primera edición participan 30 vendedorxs (con un total de 150 objetos) de Barcelona, Madrid y otras ciudades; entre ellos hay auténticos tesoros y rarezas nada fáciles de encontrar, puestos bajo un foco durante 48 horas para lxs cazadorxs de vintage más veloces. Además, como todo Lost&Found conocido hasta la fecha, esta edición cuenta con música, arte, diversión y todo el apoyo al universo vintage y second hand y a lo que esto implica: un consumo consciente y responsable. 

A partir de hoy mismo, irán anunciando el line-up de Lost&Found Everywhere exclusivamente a través de su Instagram. Allí donde estés, te esperan el 18 y 19 de julio en @lostfoundmarket.

La identidad visual de la primera edición de Lost&Found Everywhere es de Abuela. (@abuela.studio), estudio formado por Marc Castellví y Kevin Sabariego. 

SALAZETA: Las peores películas del mundo vuelven a la Salaequis de Madrid los días 10 y 24 de julio

-Iniciada la ‘nueva normalidad’, la Salaequis retoma este proyecto en colaboración con los responsables del festival internacional CutreCon y la distribuidora Trash-O-Rama.

-En ”Salazeta” se programan películas “tan malas que son buenas en ‘sesiones golfas’ interactivas”, según explican los organizadores.

-Los nuevos filmes que se proyectarán en el mes de julio son “Crocodile Fury” (1989) el día 10 y “Pirámides Murcianas” (2019) el día 24.

-Durante las sesiones se permite la libre participación y los comentarios del público, al más puro estilo CutreCon.

-Entradas ya a la venta en www.salaequis.com.

“Salazeta”, exitoso proyecto de los responsables del festival CutreCon, mediante el cual se programan algunas de las peores películas del mundo en la Salaequis (calle Duque de Alba nº 4) de Madrid, volverá los días 10 y 24 de julio a las 23:30 horas, gracias al inicio de la llamada ‘nueva normalidad’.

Así, con la reapertura de los cines, Salaequis retoma su programación habitual, que incluye estas sesiones ‘golfas’ e ‘interactivas’ que antes del Estado de Alarma solían agotar todas las entradas. En “Salazeta” se proyectan todo tipo de filmes “insólitos, demenciales, catastróficos e involuntariamente desternillantes, que harán las delicidas de aquellos cinéfilos abiertos a nuevas experiencias”, según afirman sus responsables.

En este sentido, explican que, “ver ‘cine malo’ en compañía es muy divertido” y por ello, en estos pases se permite la libre participación y los comentarios del público, para “disfrutar aún más de cada película”. Eso sí, respetando en todo momento las medidas de protección frente a la COVID-19.

La primera cinta del mes de julio, que se podrá ver el día 10, lleva por título “Crocodile Fury” (1989) y fue una de las películas más exitosas de la última edición del festival CUTRECON, celebrada el pasado enero. Un atroz caos narrativo llegado desde China, donde se suceden, sin solución de continuidad, vampiros, hechiceros, artes marciales y hasta cocodrilos voladores, que hará las delicias de cualquier cinéfilo sin prejuicios y con ganas de troncharse de risa.

La segunda película de julio, que se proyectará el día 24, es el insólito documental español “Pirámides Murcianas” (2019), que vuelve por tercera vez a la Salaequis después de arrasar en sus anteriores pases. Un filme que intenta demostrar la existencia de restos de una civilización alienígena en Murcia y que “alucinará a los espectadores con sus demenciales teorías”, señalan desde la organización.

Las entradas para la proyección de “Crocodile Fury” el 10 de julio a las 23:30 horas en la SALAEQUIS (calle del Duque de Alba nº 4) de Madrid ya están a la venta de forma anticipada en la taquilla del recinto y también online a través del siguiente enlace. Asimismo, las entradas para la proyección de “Pirámides Murcianas” el 24 de julio a la misma hora y en el mismo cine, ya se pueden adquirir de forma anticipada en taquilla y en el siguiente enlace.

CutreCon es el Festival Internacional de Cine Cutre de Madrid, un evento anual donde se proyectan “algunas de las peores películas del mundo” y que ya ha celebrado nueve ediciones, a la espera de una décima entrega, que tendrá lugar a finales de enero del año 2021 en diversos recintos y cines de la capital española.

Por su parte, Trash-O-Rama Distribución es una firma que edita cada mes en España rarezas cinematográficas muy difíciles de localizar, en cuidadas ediciones especiales en DVD para coleccionistas. Su catálogo puede consultarse en su tienda online.

La Habitación Roja protagonizará el segundo concierto de Vibra Mahou en Abre Madrid

  • Vibra Mahou apuesta por ofrecer el mejor sabor de su directo para celebrar los 25 años de La Habitación Roja, que completa el ecléctico cartel estival de Abre Madrid.
  • La icónica banda del indie español se subirá el próximo 21 de julio al escenario de Ifema de la mano de la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas.

@VibraMahou

#VibraMahou

La música no se detiene y la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas ofrece un segundo concierto con La Habitación Roja, uno de los grupos más icónicos de la escena nacional, para recuperar el sabor del directo y vivir encuentros inolvidables en torno a la música.

La cita se traslada a Abre Madrid, el nuevo espacio cultural y de entretenimiento de IFEMA. El próximo 21 de julio La Habitación Roja se subirá al escenario para celebrar un aniversario muy especial frente a 800 personas. La banda indie española cumple 25 años de carrera y promete celebrarlo a lo grande reencontrándose con sus fans en un directo único.

El cuarteto valenciano, responsable de inolvidables himnos de la música alternativa y banda habitual de los principales festivales nacionales, cumple en 2020 sus 25 años de trayectoria musical. Integrado por Jorge Martí (voz y guitarra), José Marco (batería), Pau Roca (guitarra) y Marc Greenwood (Bajo), cuenta en su haber con discos tan destacados como su álbum de debut, el homónimo ‘La Habitación Roja’ (1998), donde encontramos hits de altura como ‘Mi Habitación’ o ‘Te quiero’. Le seguirían ‘Largometraje’ (1999), con el imprescindible single ‘Crónico’, ‘Radio’ (2001), con ‘Un día perfecto’, y ‘4’ (2003), el álbum que cerraría su etapa junto a los sellos Gelmar y Astro.

Ya de la mano de Mushroom Pillow, el grupo ha publicado discos como ‘Nuevos Tiempos’ (2005), con las impactantes ‘El Eje del Mal’ y ‘Nunca Ganaremos el Mundial’, o ‘Cuando Ya No Quede Nada’ (2007), una colección de canciones cargadas de emoción publicada simultáneamente en España y México.

Los reconocimientos continuarían con ‘La moneda en el aire’ (2014), donde los temas ‘Si tú te vas’ y ‘De cine’, brillan con luz propia. El álbum fue galardonado con el Premio de la Música Independiente al mejor disco de pop de aquel año. Tras el recopilatorio ‘Veinte Años de Canciones: 1995 – 2015’ (2015), el grupo editó ‘Sagrado Corazón’ (2016), una obra que gira en torno a la luz, el sol, el calor, la amistad, la tierra y el amor, y ‘Memoria’ (2018), el último disco publicado por la banda hasta la fecha y que contiene temas tan relevantes como ‘Nuevos Románticos’, ‘Madrid’, ‘Líneas en el Cielo’ o ‘Estrella Herida de Muerte’. Fue nominado al Premio Ruido de la crítica musical española.

Además, el talento de los emergentes Indigo Drone acompañará a La Habitación Roja en este segundo concierto especial de Vibra Mahou dentro del ecléctico cartel estival de Abre Madrid. Conformado por músicos británicos y españoles, el combo ha publicado dos EPs y un single que han cosechado excelentes críticas, y su puesta en escena se caracteriza por mezclar temas acústicos con canciones de corte new wave interpretadas desde una óptica brit pop.

Abre Madrid promete ser el epicentro del ocio madrileño este verano, con una programación de planes que irán desde el 7 de julio al 6 de septiembre. A través de estos conciertos, Vibra Mahou refuerza su compromiso con el directo impulsando experiencias para vivir encuentros inolvidables en torno a la música.

Las entradas para el Concierto Vibra Mahou de La Habitación Roja ya están disponibles y pueden adquirirse en www.abremadrid.com.

Vibra Mahou lleva el directo de Sidonie al escenario de Abre Madrid 2020

Sidonie actuará el 15 de julio en un concierto ofrecido por la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas en el espacio Abre Madrid, tras más de dos años sin tocar en la capital.

  • El directo servirá de adelanto de la presentación de su nuevo disco El regreso de Abba, el próximo álbum del grupo tras 20 años de carrera.
  • Entradas ya están disponibles en www.abremadrid.com.

Ya es una realidad, el sabor del directo vuelve por fin a Madrid y Vibra Mahou, la plataforma de música de Mahou Cinco Estrellas, presenta el próximo 15 de julio un concierto exclusivo de Sidonie, que formará parte de la programación de Abre Madrid, el nuevo espacio cultural y de entretenimiento que abrirá sus puertas en IFEMA el próximo mes de julio.

La banda vuelve a Madrid tras más de dos años sin pisar los escenarios de la capital. El trío formado por Marc Ros, Axel Pi y Jesús Senra, tocará frente a 800 personas que se congregarán en un recinto al aire libre que contará con todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias.

El esperado directo de Sidonie servirá como adelanto de la presentación de su nuevo disco, El Regreso de Abba, que se publicará en los próximos meses. Un álbum inspirado por el debut literario de su vocalista Marc Ros, que tras 20 años de carrera artística ha publicado recientemente la novela homónima. Este será el décimo disco de estudio de Sidonie, que ha sabido convertirse en indispensable en los carteles de todos los festivales, y que celebrará su creación ofreciendo un directo cargado de emociones.

El primer adelanto del álbum, Me llamo Abba, un cañonazo bailable que cuenta con la participación de Kimberley Tell, ha levantado una ola de expectación que se verá satisfecha gracias a la actuación que la banda ofrecerá en el que será el primero de los dos conciertos Vibra Mahou en Abre Madrid. 

El confinamiento sorprendió al grupo en pleno proceso de grabación, por lo que únicamente pudieron completar el primer single. Abba, heroína encargada de transmitir un mensaje de fuerza y positividad desde su espacio digital, seguirá teniendo protagonismo en el resto de los temas de un álbum que, en palabras de la propia banda, va a convertirse en “el disco de la gente”. Ambas ideas, la del álbum conceptual y la de la obra creada por y para los seguidores, cobrarán vida en un espectáculo que marcará el comienzo de esta gran propuesta enfocada a recuperar la música en vivo. Un acontecimiento que supondrá el reencuentro de Sidonie con el público de la capital tras su última actuación, en abril de 2018, en la Sala Sol.

Abre Madrid, que contará con Mahou como cerveza oficial, promete ser el epicentro del ocio madrileño este verano, con una programación de planes que irán desde el 7 de julio al 6 de septiembre. La celebración de conciertos de la mano de Vibra Mahou aportará un valor clave en un momento de recuperación de la normalidad, porque lo mejor de la música está en su capacidad de unir a las personas para disfrutar del sabor del directo.

Vibra Mahou refuerza, ahora más que nunca, su compromiso con el directo impulsando experiencias para vivir encuentros inolvidables en torno a la música. Las entradas para el Concierto Vibra Mahou de Sidonie ya están disponibles y pueden adquirirse en www.abremadrid.com.

#VibraMahou
@vibramahou

Malasaña, hablemos bien de ti

Desde hace un tiempo siento que Malasaña es como esa celebridad que ha pasado de moda. Cuando llegué a Madrid, la prensa, los blogs y otros tantos medios, le dedicaban reportajes para hablar de la originalidad de sus negocios, del estilo de vida de sus vecinos, de la creatividad que en él se respiraba y vivir aquí era el sueño de muchas personas que llegaban a la capital a comenzar una nueva vida. Pero con el tiempo, comenzaron a surgir las primeras críticas: lo visto de manera positiva como moderno y actual pasó a ser hipster y más tarde dio paso a la gentrificación, la turistificación, a los precios más que abusivos de los alquileres y a que la moda vintage y la decoración con palés dejase de hacer tanta gracia. Un día leí que Malasaña podría morir de su propio éxito y me temo que si no hacemos nada por cambiarlo, podría pasarle en un corto espacio de tiempo.

Cuando me preguntan qué pienso sobre este tema, siempre digo que creo que los cambios son inevitables, que al igual que las personas cambiamos, también lo hacen los barrios y que posiblemente si le preguntas a alguien que vivió aquí en la década de los ´70 o incluso antes, te dirán que los ´80 trajeron muchas cosas negativas – aunque en la actualidad todos hayamos idealizado esa década queriendo en muchas ocasiones teletransportarnos a los años dorados de la movida madrileña. Yo soy de las que creo que muchos de los negocios que han surgido han traído cosas muy positivas al barrio, que no hay que culparles porque se vean menos ferreterías, zapaterías o tiendas de alimentación pequeñas, que ya bastante tienen con poder sacar adelante sus negocios en los que han depositado toda su ilusión; me alegra ver que consiguen salir adelante mes a mes, porque es una tarea dura y complicada en la que cada día ponen todo su esfuerzo y dedicación. No caigamos en creer que son ellos quienes han expulsado de aquí a los comercios de toda la vida porque no es verdad; lamentablemente, no veo jamás colas enormes en los ultramarinos y sí en Carrefour Express. Tengamos todos un poco de autocrítica.

Durante estos años yo he cambiado, mis gustos también lo han hecho y mis prioridades no os quiero ni contar. Malasaña ya no me sorprende tanto como al principio, tal vez se nos haya agotado la pasión, pero entre nosotros existe un amor y una confianza que pocos lugares me han dado en mi vida y por eso hoy quiero contaros las partes positivas que le sigo viendo a este barrio que tantas cosas me ha dado en los más de ocho años que llevo viviendo en él. Ojalá mejore esos puntos débiles que están haciendo que Malasaña pierda fuerza porque sería una pena dejar que se convierta en un lugar en el que los únicos visitantes sean los turistas. Los barrios los hacen los vecinos, y sin ellos pierden toda su magia, no nos olvidemos de esto.

¿Pero sabéis por qué sigo teniendo esperanzas? Porque me gusta bajar a la calle y saludar a la señora que vende la lotería, preguntarle a mi vecina qué tal va de la pierna, que el señor que me arregla las averías de casa salga del bar y me pregunte si todavía no me he ido de vacaciones, que me olvide la cartera y que pueda dejar a deber en el ultramarinos de debajo de mi casa, que me siente en mi bar preferido a leer un rato los domingos y que antes de decir lo que quiero, ya me lo hayan servido, que me escriban de la tienda en la que me compro la ropa habitualmente y me digan que les ha llegado una falda que me va a encantar o pararme a charlar un rato con el dueño de ese perro que tan bien se lleva con el mío. También me gusta levantarme entre semana y salir temprano a pasear por calles desiertas, es un privilegio que tenemos solo los que vivimos aquí, un barrio tan acostumbrado a llenarse de vida y de gente que espera colas para sentarse en una terraza de la plaza. Me gusta ese Malasaña que es pueblo, que lucha por no convertirse en ciudad, cada día con más fuerza, en el que tus vecinos tienen nombre y en el que sigues encontrando lugares que te hacen sentirte como en casa.

Malasaña me ha visto vivir muchas cosas: me vio llegar con mucha ilusión, me vio reír, llorar, irme durante unos meses a otro barrio porque no soportaba la tristeza de los malos recuerdos; llegué a maldecir sus calles, a gritar en mi cabeza que quién me mandaría a mí haberme ido de Coruña, pero consiguió que volviese, siendo otra, sumando experiencias a mi vida que posiblemente preferiría no haber vivido, pero que me hicieron más fuerte. Malasaña ya forma parte de mí, estamos unidos para siempre y aunque sé que nuestra relación no será eterna – eso cada vez lo tengo más claro porque se está agotando la arena de nuestro reloj – me ha ayudado mucho a crecer, a confiar en mí misma, a descubrir que la vida puede ser de otra manera y eso, queridos amigos, es de las cosas más bonitas que un lugar te puede ofrecer.

Quiero que una vez se agote nuestra relación, sigamos siendo de esos amores que recuerdas con cariño. Quiero volver cuando ya peine canas e incluso camine con bastón y poder sonreír recordando todo lo que me dio, diciendo “¿Ves ese rincón? Pues ahí estaba mi cafetería preferida, donde pasé tantas mañanas de domingo leyendo libros y charlando y un poco más adelante, allí donde ves ese cartel, estaba mi tienda preferida, ¿qué habrá sido de su dueña?”.

Quiero, sobre todo, que la gente que llegue de nuevas pueda sentir lo mismo que yo la primera vez que pisé la plaza de San Ildefonso, que logren sentirse una parte importante del barrio, que vivan con ilusión cada día de la semana y que vivir aquí no se convierta en un artículo de lujo, que para eso ya están otras zonas.

Te quiero Malasaña, no lo olvides jamás, y sigue luchando por que no instalen en tus calles cajeros automáticos o franquicias que cobren el café a precio de langosta. Yo confío en tu fuerza.

Malasaña a través de las décadas: así opinan los vecinos del barrio

Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol
Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol

Si vives en Malasaña, seguro que en más de una ocasión has escuchado frases del tipo “El barrio ya no es lo que era”, “Malasaña en los ´80 sí que era auténtico”, “En los ´90 daba miedo pasear por las calles de Malasaña de madrugada”, “Ahora Malasaña se ha llenado de modernos”… ¿Os resultan familiares, verdad?

Hoy he decidido hacer este post en el que varios vecinos del barrio de toda la vida dan su opinión personal acerca de cómo ha cambiado Malasaña a través de las últimas décadas y comprobaremos que no es lo mismo vivir aquí que venir de visita a disfrutar del ocio o de los planes nocturnos.

***************************************************

Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol
Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol

Ana Álvarez (38 años) y su familia han vivido en Malasaña desde siempre. Recuerda la década de los ´70 como un barrio amable en el que los niños podían salir a la calle a jugar y los vecinos se conocían como si se tratase de un “pequeño pueblo” dentro de una gran ciudad. Con la llegada de los ´80 nos cuenta la aparición de la droga en el barrio – en su portal era habitual encontrarse papel de plata y jeringuillas – y su madre volvió a ir a buscarla a la salida del colegio porque “la inseguridad en el barrio era una realidad”.

“Supongo que la gente de otros barrios que iba al Penta o a la Plaza Dos de Mayo les parecería genial, pero para las personas obreras que vivíamos aquí la verdad es que el barrio perdió su encanto (…) A veces veo reportajes en la televisión que no cuentan toda la verdad; fuera de esos bares había yonkis atracando con jeringuillas y navajas. A mí me atracaron dos veces y todavía era una niña”.

Ana Álvarez

Malasaña. Fotografía: "Cuando Sonríes"
Malasaña. Fotografía: “Cuando Sonríes”

Mar nació en 1988. Su madre y su abuelo vivieron toda su vida en la zona de Malasaña y aunque ella no conserva muchos recuerdos de los 80, es consciente de que los niños en esa década jugaban en los parques demasiado cerca de las jeringuillas, aunque según opina, se trató de que las plazas por aquel entonces fuesen lugares seguros para los más pequeños. El ambiente del barrio, más el diurno que el nocturno, es lo que más destacan ella y su familia y como contrapunto, reconocen que lo peor fue esa generación perdida que se vio tristemente afectada por el mundo de la droga.

Aún así, conserva recuerdos bonitos de entonces, como estar en El Boñar con su abuelo “El Cañita”, casi siempre en la barra, y la mítica apuesta del bar de que pagaban un viaje a las Islas Canarias a quien fuese capaz de terminar el cocido.

“El cambio de década ya te digo que por mi edad no lo noté especialmente, mentiría si dijese lo contrario, pero sí considero que fue algo paulatino, que los ´90 – por lo menos los primero años – eran una continuación sin apenas diferencia”

Mar

Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol
Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol

Ana nos cuenta que a finales de los ´90 fue cuando llegaron los nuevos aires al barrio: la droga comenzó a desaparecer y fue sustituida por el botellón – lo que afectó a los vecinos por el ruido y la suciedad – pero confiesa que el ambiente era muchísimo mejor, “estudiantes jóvenes con ganas de pasarlo bien pero sin hacer daño a nadie y además comenzaron a aparecer comercios y negocios bonitos en la zona de la Calle Espíritu Santo, lo que hizo que vivir en Malasaña resultase mucho más seguro y tranquilo”.

Un tweetero que vivió durante 30 años en el barrio opina que en realidad no hay época buena o mala, sino épocas distintas “Malasaña en los ´80 era divertida pero peligrosa, igual que Chueca” y confiesa que se escapaba a escondidas por la noche cuando todavía era un crío y que se llevó algún que otro susto. A finales de los 80 y principios de los ´90, su época universitaria, fue cuando más lo disfrutó y recuerda los ambientes más “Mod”: el Siroco – donde eran míticas las sesiones de Soul y Northern Soul y los sonidos más Mod de los sábados noche, a donde se acercaba a pinchar el mismísimo Juan de Pablos – el Shout o el Soul Club, que se encontraba en la Plaza de San Ildefonso y en su opinión era el mejor. No olvida tampoco el clásico Penta y la Vía Láctea, donde se encontraba con frecuencia a Kike Turmix o los hermanos Pardo, de Sex Museum. Encontrarse a mods y garajeros era habitual en las noches malasañeras.

“Con la llegada de los ´90 comenzó la etapa de los cafés, como el Ruiz, el Isadora o el Café del Foro, en la Calle San Andrés, donde había actuaciones de todo tipo”.

Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol
Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol

Les pregunté también acerca de la llegada del 2000, qué opinaban acerca de eso que dice la gente de que Malasaña ha perdido su esencia… 

“En absoluto: empezó la esencia de lo que hoy es Malasaña. Comenzaron a salir por aquí grupos de estudiantes y universitarios jóvenes, se empezó a cuidar más la estética de los locales y tiendas; surgieron los bares de tés, bollitos y magdalenas y creo que quien diga que Malasaña perdió su esencia es que nunca vivió en el barrio, que sólo estaba por aquí de visita para disfrutar de él unas cuantas horas del fin de semana. Mis padres, mis tíos, mis abuelos y vecinos del barrio de toda la vida, lo ven de la misma manera que yo”. 

Ana Álvarez

“Sí pienso que las cosas cambiaron, pero todo cambia, es pura evolución.. Lo importante es no perder la esencia y lo mejor de Malasaña es que es un pueblo en el centro de Madrid y nunca dejará de serlo mientras visitantes y vecinos tratemos de mantenerlo de esa manera. Sí reconozco que hay cosas del Malasaña de hoy en día que no me gustan, como el tema de aparcar o ese postureo que rodea al barrio y que nada tiene que ver con él. Parece que está de moda ser de Malasaña o vivir en Malasaña porque es muy cool, pero me gustaría que la gente que tanto admira este barrio supiese al menos la historia de Manuela Malasaña”

Mar

“Con la llegada de los 2000 ha mejorado la seguridad, las casas se han rehabilitado y en general es un barrio más bonito. Lo malo, es que ha venido gente con un alto poder adquisitivo a vivir aquí como si se tratase del Barrio Salamanca y quieras o no, eso lo condiciona todo, pero aún así sigue siendo una gozada dar un paseo por Malasaña o salir de noche… ¡A ver quién se atrevía a pasear solo por Espíritu Santo en los 80 y principios de los 90! La esencia de este barrio es que, aunque ya no vivo aquí, siempre que vengo me sigo sintiendo como en casa”

Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol
Malasaña. Fotografía: Esto es Malasaña, Adriana Alcol

Definitivamente, cada década ha tenido su encanto; Ana se queda con el Malasaña de principios de los 2000, “cuando empezaban los sitios cucos y la gente que venía era muy sanota. Al de hoy en día le encuentro la pega de que parece más un negocio, que hay demasiado postureo y que a veces se ven locales que triunfan por tener un dueño determinado más que por el servicio que ofrecen y eso en parte se debe a esa tendencia de venir sólo al barrio para poder subir fotos a las redes sociales y decir que has estado en el sitio de moda”.

Mar opina que “todas la décadas han tenido cosas muy buenas en el barrio, aunque si tuviese que elegir seguramente me quedaría con la década de los ´90, por coincidir con mi infancia, con los años que pasábamos el mismo tiempo en casa que en la calle, que hacíamos con nuestros padres la ruta del aperitivo y jugábamos en los columpios de Comendadoras, o cuando acompañabas a tu abuela a por el pan y tardabas hora y media por la cantidad de vecinos que te paraban por el camino (…) Tuve la oportunidad de vivir en primera persona lo bueno de este barrio cuando en el año 2011 estuve muy enferma y no había día que mínimo 10 vecinos no preguntasen por mí a mi madre. Cuando me recuperé me sentí la persona más querida del mundo y pude apreciar que los vecinos tienen tiempo para todo, para cotillear y para tenerte cariño porque te han visto crecer al fin y al cabo”.

¿Cuál es vuestra opinión? ¿Cuál es la década con la que os quedaríais? Desde “Esto es Malasaña” quiero agradecer la participación de Ana, Mar y el “tweetero anónimo” por sus opiniones que seguro que nos hacen descubrir anécdotas de este barrio que muchos desconocíamos… ¡Muchísimas gracias por ayudarme a seguir llenando de contenido interesante este blog! ¡Sois maravillosos!

Consejos para visitar Malasaña un fin de semana

Vivo en Malasaña desde el año 2012. Cuando aterricé aquí me dejé llevar por lo que era tendencia y por aquello de lo que más se hablaba en los medios y aunque gracias a ello conocí sitios muy bonitos, creo que seguir ese tipo de guías como si fuesen palabra de Dios, te hace perderte muchos rincones que aunque sean más desconocidos, llegan a tener incluso más encanto. Pocas cosas hay en Malasaña de las que no se haya hablado ya, pero en esta guía te voy a dar algunos consejos en los que mi intención no es descubrirte negocios, sino más bien una manera de conocer el barrio a través de la cual puedas escoger qué lugares visitar callejeando, así que ponte calzado bien cómodo que empezamos:

  1. ¿Qué Malasaña quieres conocer? Esta es la primera pregunta que debes hacerte antes de llegar al barrio porque te diré que aunque en Instagram hay rincones y paredes que se han hecho muy populares, os aseguro que no es lo más auténtico que vais a encontrar por aquí. Si quieres fotos bonitas para tus redes sociales, entonces no necesitas nada más que poner el hashtag #Malasaña en el buscador y allí te darán pistas para descubrir dónde están esas paredes más populares o esos helados tan pintones que nos hemos cansado de ver este verano una y otra vez en cientos de imágenes. Pero si lo que quieres es descubrir un Malasaña más barrio, ese que tiene más vida real que virtual, entonces te aconsejo que sigas leyendo este post.
  2. Lo mejor de Malasaña, las mañanas: A pesar de que mucha gente, incluso los propios madrileños, identifican el barrio más con el ocio nocturno que con cualquier otra cosa, te recomiendo que madrugues para venir a conocerlo y descubrirás que no siempre es tan bullicioso como lo pintan. A primera hora es un barrio familiar, con vecinos que se cruzan con algún que otro trasnochado (a veces más de los que nos gustaría, la verdad) cuando van a pasear a sus perros o a buscar las porras del desayuno y os aseguro que respira un ambiente totalmente diferente al que se pinta en muchos medios. El plan que más me gusta hacer los sábados y los domingos por la mañana es ir a una cafetería a leer mientras me tomo un café, pero aquí puedes escoger muchas opciones: no todo lo moderno tiene que identificarse con algo negativo, así que podrás disfrutar de cafés más tradicionales y de otros más actuales, de desayunos de siempre o de brunch de lo más variados, de mesas de mármol y sillas de madera que chirrían al sentarse o de terrazas donde empezar el día al sol en alguna de las plazas más populares. Hace un tiempo publiqué un post donde hablaba de mis lugares preferidos para desayunar, por si os puede ayudar en vuestra búsqueda.
  3. Lugares interesantes que visitar: No podemos negar que Malasaña es un barrio que crea tendencia, así que ir de tiendas es una de las opciones preferidas de los visitantes, principalmente a las de moda vintage y a las de diseñadores independientes, que encontrarás pateando las calles, pero además te aconsejo que  no dejes de visitar lugares que, aunque se alejan un poquito de las fronteras del barrio, te quedan cerca y merecen mucho la pena, como por ejemplo el Museo del Romanticismo, El Museo ABC, El centro cultural de Conde Duque o la Fundación Telefónica, entre otros. Malasaña también se mueve culturalmente y seguramente si investigas antes de venir, descubrirás que en las fechas en las que vayas a estar por aquí habrá alguna que otra exposición interesante.
  4. No puede faltar la hora del aperitivo: Tal vez en tu ciudad no lo hagas todos los fines de semana, pero si vas a visitar una ciudad nueva, la hora del aperitivo es un plan obligado y en este caso no podía ser menos. Yo personalmente os recomendaría el plan vermut o el plan cañas, y aunque caminando encontrarás cientos de opciones, en la zona de la calle de la Palma, una vez pasado San Bernardo, descubrirás tascas con un ambiente más castizo y tradicional. Para este tipo de plan, la zona de Conde Duque (que algunos aceptan como Malasaña y otros no) es más tranquila y la plaza de Las Comendadoras es perfecta si has venido a pasar los días con tus hijos, porque pueden corretear a sus anchas. En este punto depende qué tipo de plan estés buscando, si más animado o más relajado, pero como no quiero que te quedes de aperitivo hasta las tantas para aprovechar el día, esta es mi propuesta.
  5. Y después de comer, nos vamos a visitar librerías: Me salto el paso de lugares donde comer y dónde cenar porque en realidad de esos temas ya se ha hablado mucho en cientos de blogs; de uno de los que más me fío es el de La Recomendadora, así que aquí te lo dejo como consejo y una vez hayas terminado la sobremesa, te propongo que visites las librerías de Malasaña, que son muchas, muy diferentes y realmente bonitas. En este post hablo de algunas de mis preferidas, aunque debería actualizarlo para incluir algunas más, especialmente las de cómics que podéis encontrar en la calle Luna o Puebla y algunas otras como Ciento Volando o La Semillera. Si te gusta leer, este es un plan muy entretenido y que merece mucho la pena, así que te animo a que reserves unas horitas para disfrutar de él.
  6. ¿Nos vamos al teatro? Si vienes a Madrid, uno de los planes que no puedes dejar de hacer es ir al teatro; barrios como La Latina o Lavapiés son conocidos por sus salas, microsalas y programación, pero en Malasaña no nos quedamos cortos y también encontrarás propuestas de lo más interesantes. Desde teatros como el Lara, Maravillas o el Alfil, tres de los más conocidos, hasta Microteatro por dinero ofrecen durante la semana alternativas muy variadas, pero te aconsejo que lo mires y reserves antes de venir porque posiblemente si tratas de conseguir una entrada el mismo día, encuentres el cartel de “entradas agotadas”.
  7. Y después de picar algo…¿salimos a bailar? Aunque os he dicho al principio de este artículo que el Malasaña que más me gusta es el que  transcurre de día, es verdad que la noche puede ser también muy divertida y no deberías irte del barrio sin conocer al menos un poquito de ella. Malasaña ha sido la cuna de La Movida y aunque ya no tiene nada que ver con lo que se vivía en la década de los ochenta, todavía hay lugares que conservan esa esencia que enamoró a muchos madrileños: El Tupperware, el Madklyn, Madrid Me Mata, El Penta, La Vía Láctea o Sideral son algunos de los lugares (cada uno en su estilo) donde disfrutar de buena música y un ambiente agradable con los ritmos de siempre. Malasaña es un barrio que nunca duerme y puedes encontrar locales con otros estilos, pero te recomiendo que investigues aquellos que hicieron de esta una zona tan popular años atrás, porque lo demás lo puedes disfrutar en cualquier otra ciudad.

Un fin de semana no da para poder hacer muchos planes, así que os he hablado de algunos de los que más me gustan y otros sobre los que más me suelen preguntar las personas que vienen a visitar Malasaña. Lo importante es que vengas a disfrutar, sin tener que estar pendiente del reloj a todas horas y que callejees, que te pierdas, que entres en los sitios que te produzcan curiosidad y sobre todo, que dejes el móvil en el bolso el mayor tiempo posible, que vale mucho más todo lo que se te quede grabado en la mente que una fotografía para Instagram con el hashtag #Malasaña.

También te puede interesar “Mis últimos descubrimientos en Malasaña y algo más”

Mis librerías preferidas de Malasaña

Es un secreto a voces que leer es uno de mis hobbies preferidos, así que hoy os quería dejar unas recomendaciones exprés de mis librerías preferidas de Malasaña, por si venís de paseo por el barrio y os apetece hacer una ruta literaria este verano:

TIPOS INFAMES, LIBROS Y VINOS

Web: Pincha aquí

Calle San Joaquín nº 3, Malasaña

Combinar vino con lectura, ¿Puede haber mayor placer? Y si además le añades una gran selección de libros, una buena atención y un mejor asesoramiento, ¿Qué más le podemos pedir a la vida? Un plan perfecto para hacer sol@ o en compañía, pudiendo disfrutar de un espacio diáfano con vistas a la calle San Joaquín que hace que te apetezca quedarte allí hasta la hora del cierre. Además, de ellos me gusta mucho que siempre se esfuerzan en ayudarte a encontrar hasta los libros más complicados y en mi caso he de decir que siempre lo terminan consiguiendo.

CERVANTES Y COMPAÑÍA

Web: Pincha aquí

Calle del Pez nº 27, Malasaña

Además de ser una librería preciosa, está ubicada en una de las arterias principales de Malasaña y es perfecta para perder la noción del tiempo. De ella me gusta todo, especialmente cómo tienen divididos por categorías los libros, lo que hace que las búsquedas sean muy sencillas. Mi zona preferida es la de las novelas gráficas (y si como yo eres bastante nuev@ en este tema, te asesoran a las mil maravillas). Además, cuentan con muchas actividades que suelen ir anunciando en sus redes sociales, así que si eres amante de la literatura, no deberías perderles de vista.

TRES ROSAS AMARILLAS

Web: Pincha aquí

Calle Espíritu Santo nº 12, Malasaña

Si paseas por la Calle Espíritu Santo reconocerás esta librería a la legua porque tanto el público adulto como el infantil suele detenerse en su escaparate a observar la selección de libros que suelen tener. Es una librería especializada en libros pop-up, troquelados, 3D y de sombras chinas, además de móviles y lámparas artesanales de papel.

ARREBATO LIBROS

Web: Pincha aquí

Calle de la Palma nº 21, Malasaña

Siento una total y absoluta debilidad por Arrebato porque el año pasado fue mi flotador en los meses difíciles. Compraba allí tantos libros a la semana que creo que llegué a vivir más en una mundo de fantasía que en la vida real. Mi sección preferida es la zona de segunda mano, donde encuentras verdaderas maravillas a muy buen precio y también destaco la zona infantil, donde he comprado algunos ejemplares a l@s hij@s de mis amigas y tienen una gran variedad. Arrebato es para mí más que una librería; podría decir que en mí causa el mismo efecto que un spa, porque es uno de esos lugares en los que entras y no te apetece salir jamás. Y para los amantes de la poesía, estoy segura de que os encantará, así que visita obligada para tod@s ustedes.

RINCÓN DE LECTURA

Plaza Dos de Mayo nº 5, Malasaña

Libros, libros, libros y más libros en estanterías interminables en plena Plaza Dos de Mayo. Si no te quieres gastar mucho dinero pero te apetece disfrutar de literatura de lo más variada, este pequeño rincón de lectura es tu lugar. Aquí he encontrado una gran selección de literatura erótica “vintage” – nada de mamarrachadas como el señor Grey, para que me entendáis – y también literatura clásica. Si tienes la idea de sentarte en alguna de las terracitas de la plaza a tomar el aperitivo, te recomiendo que antes te pases por aquí para hacer de tu caña o vermut algo mucho más apetecible.

CIENTO VOLANDO

Web: Pincha aquí

Calle Divino Pastor nº 13, Malasaña

Dentro de un mismo espacio encontrarás diferentes secciones en las que cuentan no solo con las novedades y los clásicos más relevantes de todos los géneros, sino que también desarrollan diferentes actividades todos los meses para todos los gustos y edades.

PANTA RHEI

Web: Pincha aquí

Calle Hernán Cortés nº 7, Madrid

“Adri, cuando llegues a Madrid vete a una librería que se llama Panta Rhei, que tienen una sección muy grande de novela gráfica” y así fue como conocí esta librería recién llegada a la capital, cuando empezaba a interesarme por este género. Además, cuenta con libros de temáticas de lo más específicas y destacaría sobre todo – quizás porque son en las que más suelo detenerme – las de diseño y moda.  Es muy común toparse con alguna presentación, firma de libros o similar y te aviso por adelantado que me resulta imposible entrar y no comprar nada, así que luego no digáis que no os lo he advertido.

Y a ti, ¿cuál es la librería de Malasaña que más te gusta?

Mis lugares preferidos para desayunar en Malasaña

Sois muchos los que me escribís para preguntarme acerca de lugares para desayunar rico en Malasaña, así que hoy he decidido haceros un pequeño post donde os recomiendo los nueve lugares que yo más frecuento los fines de semana para comenzar el día con buen pie. Para mí todos ellos se caracterizan por preparar desayunos de calidad – no voy a engañaros, algunos no son excesivamente baratos – pero cumplen un requisito que yo considero imprescindible y que no os creáis que me ha resultado muy sencillo encontrar en la capital, un café (y en uno de ellos un chocolate) delicioso. Así que comenzamos mi aportación malasañera para el día de hoy.

Fotografía: https://www.facebook.com/cafepepebotella?fref=ts

CAFÉ PEPE BOTELLA: El Pepe Botella fue uno de mis primeros descubrimientos del barrio; su terraza en plena Plaza Dos de Mayo en la que no da el sol directamente, es perfecta para los meses más calurosos del año y cuando llega el frío, su interior es de lo más acogedor; más de alguno de los artículos de este blog se ha escrito en sus mesas y, una vez comprendí que Madrid no es Coruña y que no podía esperar que los precios fuesen los mismos, entendí que era un lugar económico para desayunar unas tostaditas recién hechas con tomate triturado. El lugar perfecto para los amantes de los desayunos solitarios con buena lectura.

Fotografía: https://www.facebook.com/elbistrodelteatro?fref=ts

EL BISTRÓ DEL TEATRO: En la Calle Pez encontramos este café con un aspecto muy teatral, pero conservando a la vez la esencia de negocio de toda la vida donde te sentirás como en casa – es perfecto para los días de invierno, porque resulta de lo más acogedor y calentito – donde os animo a que probéis la repostería casera que reponen a diario: Bizcochos, tartas, galletas o magdalenas son algunas de sus especialidades. Perfecto para ir de lunes a domingo y degustar cada día de la semana un sabor diferente.

Fotografía: https://www.facebook.com/vacacionescafe?fref=ts

VACACIONES COCKTAIL BAR: Aunque mi estómago no es de esos que se despierta con un hambre atroz, los brunchs que preparan en el Vacaciones son realmente tentadores y si además los acompañas de una decoración de lo más playera y un ambiente inmejorable, ¿Qué más se puede pedir? No puedes irte de allí sin probar alguno de sus zumos, y como acompañamiento, podrás escoger entre dulce o salado, ya que hay una gran selección de productos de lo más variados. Y lo mejor de todo, siempre te atienden con una sonrisa, que es casi tan importante como tener un buen café.

Fotografía: https://www.facebook.com/tomacafe?fref=tsTOMA CAFÉ: Creo que me atrevería a decir (junto con Bianchi Kiosko Caffé) que es el mejor café de Malasaña, pero no debo ser la única que lo piensa – ni mucho menos – así que hay días que tendrás que esperar un ratito la cola para recibir tu recompensa cafetera. El local también es de lo más acogedor, aunque yo suelo coger el café para llevar por las mañanas y me gusta mucho para ir después de comer, a la hora de la sobremesa, que está más tranquilito. Si quieres probar algún café diferente, déjate asesorar porque nunca fallan. No puedes irte de Malasaña sin probarlos… ¡No sabes lo que te perderías!

Fotografía: https://www.facebook.com/bianchikioskocaffe?fref=ts

BIANCHI KIOSKO CAFFÉ: Los chicos de Bianchi son quizás una de mis debilidades malasañeras del momento; me parece que no empiezo la mañana de la misma manera si no voy a visitarles antes de entrar a trabajar. Han abierto sus puertas hace no mucho tiempo y su sencillez y amabilidad han hecho que se ganen el cariño de mucha gente. Es un local muy pequeñito, pero no le falta detalle… Y por Dios, si véis alguno de sus dulces en la mesa, preguntad de qué son y probádlos, porque vaya mano tienen para la repostería… ¡Y que lo que comes por la mañana lo quemas a lo largo del  día, así que olvidad las calorías y disfrutad, que la vida sólo se vive una vez!

Fotografía: https://www.facebook.com/verbenabarmadriz?fref=ts

VERBENA BAR: El Verbena es uno de esos sitios que te invita a entrar. Ubicado en una de las calles más transitadas del barrio (Velarde, la cuna del vintage), es mi elegido cuando lo que quiero es buscar un lugar en el que se respire vida pero a la vez tranquilidad. Dispone de una amplia carta de desayunos donde elegir entre dulce o salado, aunque las tostadas o los croissants suelen ser lo que más escojo. Es el lugar perfecto para ir a desayunar en compañía de un@ amig@ y tirarte allí la mañana entera o para ir sola si previamente te has pasado por el kiosko y llevas bajo el brazo un periódico con todos sus suplementos. Ya os dije en más de una ocasión – he escrito sobre este local en varios posts – que tiene una mesita redonda frente a la ventana que es mi preferida, así que si tenéis oportunidad de desayunar allí, seréis muy afortunad@s.

RESTAURANTE OJALÁ: (Fotografía principal) Cuando llegué a Malasaña, que era en verano, su terraza se convirtió en un lugar imprescindible para comenzar las mañanas. Además de que su servicio es excelente, porque son la mar de simpáticos, sus productos son de  gran calidad. Situado en plena Plaza de Juan Pujol, encontrarás un ambiente inmejorable para disfrutar de sus brunchs y si ya hace fresquito, puedes acceder a sus diferentes espacios en el interior que te invitarán a quedarte allí durante horas. Para mí es el lugar perfecto para ir a desayunar con un grupo de amigos. Color y sabor son dos de sus características principales e incluso la vajilla que utilizan está cuidada hasta el último detalle.

churreria-1883CHURRERÍA 1883: Y si vives en Malasaña, no hay nada más agradable en invierno que levantarte un sábado o un domingo bien prontito e ir a buscar chocolate, porras y churros a la mejor churrería que yo he probado jamás y disfrutar de un desayuno de mantita y sofá. A veces hay que darse un capricho y éste, además de delicioso, muy económico y recién hecho.

levadura-madre

LEVADURA MADRE: Aunque por todo Madrid podréis encontrar diferentes tiendas de Levadura Madre, mi preferida es la de la calle del Pez nº 1 por su excelente atención y producto; ofrecen variados tipos de pan artesano, cafés e infusiones, una cuidada selección de pastelería y bollería y productos salados que le dan una vuelta a la tradición para convertirse en tentadores y sofisticados bocados, perfectos para picar entre horas y dejarnos satisfechos hasta la hora de la comida.

Y hoy, ¿dónde te apetece desayunar?

Mis imprescindibles para pasar un fin de semana en Malasaña

Malasaña es cambiante, muy cambiante, así que hoy he querido hacer un post recomendando lugares que no pueden faltar si vienes de visita al barrio durante un corto espacio de tiempo. Os recuerdo que este es un blog personal, así que va según mis gustos y preferencias, pero estaré encantada si me dejáis en los comentarios vuestros rincones preferidos.

PARA DESAYUNAR: Este es un punto que me resulta muy complicado porque tengo varios preferidos, así que he decidido recomendaros dos; si lo que queréis es café para llevar, en la Calle San Joaquín Nº9 encontraréis Bianchi Kiosko Caffé, lo preparan muy rico y además el trato es excelente, pero si lo que os apetece es sentaros y degustar un desayuno tradicional con repostería casera incluida (como bizcocho de plátano con chocolate blanco), entonces os recomiendo El Bistró del Teatro en la Calle Pez nº20, un lugar muy acogedor donde podréis decantaros por dulce o salado, según os apetezca. 

PARA COMER: Si venís a Malasaña os recomiendo que apostéis por probar un tipo de cocina más innovadora y menos tradicional, así que os propongo la cocina vegana de Pizzi & Dixie en la calle San Vicente Ferrer nº16, especialista en verdura, su principal materia prima, que respetan al máximo y que tiene el protagonismo que se merece en sus platos. Originales y sorprendentes pastas como los gnocchis de patata morada con salsa de calabaza o los tagliatelle al curry amarillo y ajo negro; o si lo preferís, probad algunos de sus platos más Dixies como el Ceviche de mango, aguacate y shiitake, nuestra Veggie Burger de lentejas. Como toque final, deliciosos postres como la Tarta “nutricake” de frutos silvestres cocinada en crudo por debajo de los 41º, la tarta Ferrero Rocher, el Couland de chocolate sin gluten con sorbetto mandarino. Si os gusta comer en abundancia, terminad con otra pizza, pero esta vez dulce y también podéis finalizar la comida o cena con una sobremesa con deliciosos Cócteles Italianos.

PARA MERENDAR:  Si lo que os apetece es daros un capricho, Acquolina en la calle Velarde nº17 ofrece una gran variedad de sabores deliciosos en helados y tartas artesanales. Acquolina es sinónimo de productos naturales y están comprometidos con la utilización de ingredientes puros de la más alta calidad. 

 

 

 

PARA TOMAR UNAS CAÑAS: Para tomar unas cervecitas a media tarde os propondría que cruzaseis San Bernardo y os fueseis hacia la zona de Conde Duque: la calle de la Palma y San Vicente Ferrer cuentan con muchos bares y tascas con un ambiente más tradicional y castizo que se mezcla con otros más modernos y actuales. Es una zona perfecta para disfrutar de un ambiente más tranquilo que el que veréis en pleno corazón de Malasaña, pero si lo que os apetece es terraceo, no os preocupéis porque en esta zona encontraréis también esa opción en callejuelas y plazas que nada tienen que envidiar a la Dos de Mayo, el Rastrillo o San Ildefonso (algunas de las plazas más populares para tomar cañas en Malasaña). 

PARA COMER O CENAR: Un lugar que me gusta mucho (especialmente para cenar) es el Amargo place to be, en la calle del Pez nº 2; por las mañanas sirven cafés y brunch, a mediodía menú diario, por las tardes cócteles clásicos y de autor, y deliciosas tartas caseras y cuando llega la noche, surge la magia y comienza un viaje por el mundo a través del paladar: Japón, México, Hawái, Tailandia, entre otro muchos más a través de sus platos y cócteles. Una fusión explosiva de sabores y creatividad para que todos vuestros sentidos entren en juego una vez llega el plato a la mesa (y cuentan también con opciones veganas).

UNA PELUQUERÍA: En esta ocasión, y ya que casi siempre mis recomendaciones van dirigidas al público femenino, he decidido recomendaros más que una peluquería, una barbería, Barbers Crew en la calle Tesoro nº 8, que comenzó su andadura a mediados de 2016; ponen mucho empeño en la atención al cliente y creen que cada persona que entra en la barbería, bien sea para preguntar, comprar algún producto o hacer algo con su pelo o su barba, necesita una atención personalizada. Si queréis lucir una buena barba, un peinado acorde a vuestro estilo y vuestras necesidades o un afeitado perfecto, os recomiendo que vayáis a esta barbería y probéis sus servicios.

UNA LIBRERÍA: Mi debilidad  (aunque hay muchas librerías en el barrio que merece la pena visitar) es Arrebato Libros en la calle de la Palma nº21, donde encontrarás su sección de editorial, especializada en poesía, y también libros de todas las temáticas que te puedas imaginar de primera y segunda mano para niños y adultos. Te recomiendo que vayas con tiempo, que no mires el móvil ni el reloj y que te dejes llevar por la magia de la lectura; además de tener un espacio maravilloso, son de lo más atentos y siempre tratan de conseguirte todo lo que necesites. 

PARA ESCUCHAR BUENA MÚSICA: Malasaña es sinónimo de ocio nocturno y aunque yo soy más de vinos en tascas, si algún día me apetece salir a bailar, Sideral en la calle San Joaquín nº 9 es esa clase de sitio que si entro, me pueden dar las tantas de la mañana; rock, indie, britpop, oldies y electrónica son algunos de los estilos que más se escuchan en este clásico del barrio que nunca pasa de moda. 

PARA DISFRUTAR DEL TEATRO: Construido en 1879, en Corredera Baja de San Pablo nº 15 encontraréis uno de los clásicos de Malasaña, el Teatro Lara, que ofrece una programación comercial de calidad que consigue congregar a un público fiel a es este espacio. Junto a la programación teatral, el Lara también da cabida a la música, a la poesía o a cualquier expresión artística, convirtiéndose en un espacio plural y libre plagado de planes culturales para todos los gustos.

PARA HACER UNA RUTA DE TIENDAS DE MODA Y COMPLEMENTOS: Visitad mis tiendas preferidas de moda independiente en Malasaña y Mis tiendas vintage preferidas de Malasaña y encontraréis una gran variedad de tiendas de todos los estilos; en el barrio, sin duda, hay donde elegir.

Y hasta aquí mis recomendaciones actualizadas de 2020; espero que os resulten de  utilidad y si queréis dejar vuestras propuestas en los comentarios, serán más que bienvenidas.

Mis tiendas preferidas de moda independiente en Malasaña

Malasaña suele identificarse con el vintage, pero lo cierto es que además de ese tipo de estilo, en el barrio contamos con muchos negocios que apuestan por la moda independiente y hoy os quería dejar un listado de algunas de las tiendas que más me gustan y en las que podréis encontrar diferentes estilos que ofrecen exclusividad y originalidad. Si este 2020 te ha hecho pensar en comenzar a consumir de una manera diferente, seguro que este artículo te va a resultar de gran ayuda.

RUGHARA: (En la fotografía principal). Ubicada en Corredera Alta de San Pablo nº 1 (y Rugharita en calle Velarde nº 12) es una tienda que se centra en el buen diseño, escogiendo la ropa, el arte y los objetos con mucho cariño. Apuesta por el pequeño comercio, el de barrio, sin dejar de lado la proyección a través de su web de sus diseñadores, artistas y marcas. Si no vivís en Madrid y os apetece conocerles, que sepáis que ofrecen la opción de venta online.

MAGRO CARDONA: En la calle Divino Pastor nº 6 podéis encontrar esta marca de calzado fundada en el año 2014 por Irene Magro y Ana Cardona, desde la que propusieron rescatar la artesanía y la tradición “Made in Spain” aportando una imagen más vanguardista y vaya si lo consiguieron; cada colección es una mezcla de sofisticación, tradición y modernidad. Sus creadoras viven en Madrid y fabrican su calzado con dos artesanos, uno de Alicante y otro de Toledo. Si no tenéis la oportunidad de visitar su tienda, no os preocupéis porque desde su página web hacen venta online.

LA PIZARRA DEL SR LOLO: En la calle Espíritu Santo nº 18 encontraréis esta pequeña tienda multimarca que os invitará a entrar. Su producto (moda de mujer y accesorios) es seleccionado de diferentes marcas y diseñadores independientes, tratando de potenciar sobre todo el fabricado en España (Smile, Castaño de Indias, Pepaloves, Compañía Fantástica, King Louie y muchas más son algunas de las opciones que ofrecen). Si visitas su página web, comprobarás que también ofrecen venta online.

 

LURDES BERGADÀ: Para descubrir esta tienda de diseños originales que rompen con los patrones a los que estamos habituados, deberás llegar hasta el nº 70 de la calle Fuencarral. Lurdes Bergadà (Barcelona 1950) empezó haciéndose sus propias prendas de forma autodidacta y sin más ánimo que el de vestirse a su gusto. No tardó en descubrir que la gente se interesaba por lo que llevaba. Es a partir de ahí cuando decide emprender su carrera como diseñadora a principios de los 70 y en el año 2003 se une a su hijo, Syngman Cucala, que lanza una línea para hombre. Un estilo de moda atemporal que difícilmente te dejará indiferente. Si os gusta su estilo y no vivís en Madrid, podéis adquirir sus diseños a través de su tienda online. 

CHOPPER MONSTER: En Corredera Alta de San Pablo nº 21 encontrarás este clásico del barrio que también ofrece la opción de venta online. Moda de hombre, mujer, niños, niñas, libros, decoración, discos , bicicletas, vinilos y adornos de estética rockera en una original tienda, decorada con grafitis y calaveras. 

Y hasta aquí mis recomendaciones del día de hoy. Poco a poco os iré descubriendo nuevas tiendas y añadiéndolas a este listado. Si tú también quieres aportar tu granito de arena, no dudes en dejar tu propuesta en los comentarios.

Mis sitios preferidos para comer en Malasaña

Hace unos años publiqué en el blog Mis tiendas vintage preferidas de Malasaña y me dijisteis que este tipo de artículos os resultaban de mucha ayuda a la hora de visitar el barrio, así que en esta ocasión he decidido hacer un nuevo listado en el que mostraros mis lugares preferidos para desayunar, ir de cañas, comer, cenar o pedir comida para llevar

PARA DESAYUNOS O BRUNCH:

Vacaciones Cocktail Bar

VACACIONES: En la calle Espíritu Santo nº 15 encontraréis este pequeño rincón en el que siempre – aunque sea invierno – os parecerá que estáis en la época estival. Una variada carta de desayunos, menús de mediodía, carta de comidas, cafetería, y coctelería que os harán sentiros de vacaciones en un pueblo costero sin salir del centro de Madrid. 

Restaurante Ojalá

OJALÁ: En la calle San Andrés nº 1 (plaza del Rastrillo) está una de las terrazas más populares y solicitadas del barrio. Abierto en 2004 y reinventado por el arquitecto Andrés Jaque en 2014, podréis disfrutar en su interior de un jardín colgante, mesas compartidas, tonos flúor en las maderas, luces de feria y una playa con chiringuito incluido. Ofrecen un concepto gastronómico cosmopolita y fresco con una amplia oferta de brunch hasta bien entrada la tarde; tartas caseras y dulces combinados con zumos naturales, batidos, smoothies y cervezas variadas.

LEVADURA MADRE: Aunque por todo Madrid podréis encontrar diferentes tiendas de Levadura Madre, mi preferida es la de la calle del Pez nº 1 por su excelente atención y producto; ofrecen variados tipos de pan artesano, cafés e infusiones, una cuidada selección de pastelería y bollería y productos salados que le dan una vuelta a la tradición para convertirse en tentadores y sofisticados bocados, perfectos para picar entre horas y dejarnos satisfechos hasta la hora de la comida.

PARA TOMAR EL APERITIVO:

CASA CAMACHO: Aunque reconozco que a día de hoy solo voy a tomar el aperitivo allí si tengo visitas en casa, no puedes irte de Malasaña sin probar los yayos (bebida a base de vermú de grifo, ginebra y gaseosa) de esta taberna de barrio donde se junta gente de todos los estilos y edades desde el mediodía hasta la noche. Lo encontrarás en la calle San Andrés nº 4 y lo reconocerás porque siempre está lleno de gente, dentro y fuera. 

LA COLMADA: La Colmada es muchas cosas a la vez, una vinoteca, una tienda de ultramarinos, un lugar para el aperitivo en Malasaña, una vermutería, una cervecería, un bar de barrio; mitad tienda mitad bar, es un lugar en el que poder comprar para llevar o para regalar, pero sobre todo, para probar, degustar y disfrutar de un magnífico producto. Lo encontraréis en la calle Espíritu Santo nº 19 y os aviso que si lo probáis, caeréis rendidos a sus pies.

BODEGA DE LA ARDOSAEn la calle Colón nº 13 se encuentra uno de los lugares más emblemáticos de Malasaña; pinchos, cervezas de importación y vermú de grifo han hecho de esta bodega una de las más populares del centro de la capital. Si vais en algún momento, no dejéis de probar su tortilla, en mi opinión, de las mejores de Madrid. 

PARA LLEVAR:

BYBLOS: En Corredera Baja de San Pablo nº 4 se encuentra este pequeño local que posiblemente de primeras no os llame nada la atención, pero que prepara shawarma, falafel, kebab y recetas tradicionales del Líbano de manera rápida y muy rica, organizada en un platito de manera perfecta para haceros el apaño de una comida o una cena. 

THUNDER VEGAN FOOD: En la calle Don Felipe nº 4 podréis escoger entre una variada carta de hamburguesas, entrantes, postres o bebidas, todo 100% vegano. Cantidades generosas, sabor delicioso y atención inmejorable. Si vais, repetiréis seguro, os lo advierto.

GREEK AND SHOP: Situado en Corredera Alta de San Pablo nº 9, encontraréis comida preparada, aceites, queso halloumi y otros productos griegos, además de sabores armenios, georgianos, italianos y rusos. Por cierto, si pasáis a la hora del desayuno, pegaros un capricho y probad sus croissants (los tradicionales) porque son los más ricos de todo el barrio.

AY MI MADRE!: Este pequeño y acogedor local ubicado en la calle de la Palma nº 41 (y ahora también en la calle Limón nº 21) nació como alternativa a una necesidad simple y basica: comer bien, a buen precio y de una manera sana y rica. Pizzas, menú diario, cocina argentina y opciones veganas son su carta de presentación, todo ello aderezado con un trato amable y personal, ¿qué más podemos pedir?

PARA COMER O CENAR:

MARICASTAÑA: Siempre que vienen visitas a Madrid suelo llevarles al Maricastaña y puedo deciros que hasta el momento siempre ha sido un éxito. Está en Corredera Baja de San Pablo nº 12 y a mí me gusta especialmente para ir a comer o a cenar (aunque también sirven brunch y meriendas). Es muy acogedor – tiene una decoración “rústico chic” – y las raciones son contundentes y deliciosas; sus croquetas son mi debilidad, aunque encontraréis una gran variedad de platos internacionales y tartas caseras entre otras cosas.

CASA MACARENO: Ubicado en la calle San Vicente Ferrer nº 44, recupera el espíritu de las antiguas tabernas castizas y las casas de comidas tradicionales. A cualquier hora del día podéis tapear en la barra y disfrutar de sus encurtidos, salazones y conservas. De lunes a viernes tienen menú del día y en su carta encontraréis entre sus platos de mayor éxito las croquetas de ibérico y trufa, el falso risotto de carabinero o el cochinillo a baja temperatura.

GUMBO: Su cocinero, Matthew Scott, es nativo de Nueva Orleans y tras varios años trabajando en diferentes cocinas de la capital, en el año 2003 vuelve a sus raíces en su propio restaurante, donde ofrece el mestizaje de su ciudad natal al público español. Su carta ofrece una fusión de tradiciones culinarias europeas enriquecida con sabores africanos e ingredientes del nuevo mundo. Lo encontraréis en la calle del Pez nº 15 y os aseguro que no os dejará indiferente.

Y UNO DE MIS ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS (PARA IR DE VINOS POR LA TARDE/NOCHE):

GATO: En la Plaza Dos de Mayo hacía falta un sitio como Gato; ubicado en el nº 4 desde el año 2020, ofrece una gran variedad de vinos, encurtidos, conservas, quesos, embutidos, vermut y  sobre todo un ambiente amable e inmejorable con una decoración acogedora e íntima. Si todavía no habéis tenido tiempo de disfrutarlo, os aconsejo que no lo perdáis de vista porque estoy segura de que os gustará. 

Y hasta aquí mis recomendaciones de hoy. Espero que si venís de visita al barrio o sois vecinos y no conocéis alguno de estos sitios, os sea de ayuda para descubrir nuevos lugares en Malasaña.

Literatura yonqui: Siete propuestas que deberías leer

En mis redes sociales suelo hablar de los libros que leo y hago pequeñas reseñas algo más informales que las que publico en este blog. En Instagram he comprobado que cuando hablo sobre literatura con temática yonqui, a la gente le produce mucha curiosidad, así que hoy he decidido hacer este post que reúne algunas de las novelas que he leído hasta el momento en las que la droga es la protagonista. Me encantaría que vosotros me sugirierais más títulos y así podamos recurrir a este listado siempre que queramos leer algo relacionado con este tema. Aquí os dejo los siete primeros:

LA AGENDA DE LOS AMIGOS MUERTOS

Autora: Raquel Heredia

Esta fue la primera novela que leí siendo adolescente sobre el mundo de la droga, en la que la propia autora cuenta cómo vivió la muerte de su hija mayor, una joven de 19 años heroinómana, que a pesar del esfuerzo, dolor y sufrimiento de su familia, no es capaz de dejar ese estilo de vida.

Un testimonio desgarrador contado en primera persona que te hace ver la historia desde el prisma de quien en un principio no quiere abrir los ojos a una realidad tan dolorosa como es reconocer la adicción a la droga de una hija.

AZUL CASI TRANSPARENTE

Autor: Ryu Murakami

No recuerdo quién me recomendó esta novela, pero aunque la leí hace muchos años, todavía conservo esa sensación de desasosiego que generó esta historia en mí (y que a pesar de ello me la leí de una tacada porque me encantó cómo está escrita y cómo describe cada una de las situaciones que acontecen en sus páginas).

Está escrita por Ryu Murakami, un estudiante japonés de veinticuatro años que fue galardonado con el premio Akutagawa.  En menos de medio año vendió un millón y medio de ejemplares y a día de hoy continúa siendo un libro de referencia para quienes disfrutan de este tipo de literatura (aunque también recibió críticas negativas de una parte del público por su nivel de violencia, lo que consiguió alimentar más la curiosidad por esta obra que en mi opinión es realmente magnífica).

Un grupo de chicos y de chicas que viven cerca de una base norteamericana pasan sus días consumiendo drogas, acudiendo a conciertos y practicando sexo con soldados, todo ello sin un ápice de placer o divertimento que les lleva irremediablemente al camino de la autodestrucción.

YO, CRISTINA F. HIJOS DE LA DROGA

Autores: Horst Rieck, Kai Hermann, Christiane F.

Cuando era adolescente, pusieron un viernes a altas horas de la madrugada la película de “Yo, Cristina F.” en versión original. Creo que jamás me ha impactado tanto una película y a partir de entonces (y todavía sin internet) intenté por todos los medios conocer algo más sobre esa joven que me había producido tanta curiosidad. Descubrí que la película estaba basada en un libro, pero me resultó imposible conseguirlo en las librerías de A Coruña porque estaba descatalogado, así que poco a poco me fui olvidando de su historia. Un día, ya estando en la universidad, acudí a una librería de segundo mano y allí, entre los libros de ocasión, se encontraba esta novela. No os exagero si os digo que fui incapaz de dormir hasta que me la terminé: si la película me había gustado, el libro, mucho más completo y con testimonios de los asistentes sociales, la policía y su madre, hizo que Christiane F. se convirtiese en una figura de la que a día de hoy todavía sigo buscando información con bastante frecuencia.

En 1976 Christiane F. tiene trece años y en el mes de abril prueba la heroína por primera vez. A partir de ahí compagina (a duras penas) una vida en la que trata de no levantar sospechas sobre su adicción con otra mucho más dura, en la que conseguir su dosis diaria se convierte en su único propósito, lo que le lleva a tomar caminos como la prostitución y la delincuencia.

Años más tarde, en 1978, los periodistas Kai Hermann y Horst Rieck la entrevistan durante tres meses y lo que pretendía ser un artículo sobre la droga entre los adolescentes de Berlín, se convierte en un libro que durante décadas y hasta día de hoy ha vendido más de cinco millones de ejemplares y se ha traducido a quince idiomas.

En 1981 se llevó al cine – aquí os dejo el enlace a Youtube de la película completa en castellano, aunque si tenéis la posibilidad, os recomiendo que la veáis en versión original – que además cuenta con la participación de David Bowie y de la que se ha dicho que es la película en la que mejor se refleja el síndrome de abstinencia de una droga como la heroína.

Como dato totalmente subjetivo, os diré que sin duda es mi novela de temática yonqui preferida y raro es el año en el que no me la releo. Más que recomendable.

YO, CHRISTIANE F. MI SEGUNDA VIDA

Autoras: Christiane V. Felscherinow y Sonja Vukovic

Y después de Yo, Cristina F. Hijos de la droga, la vida de su protagonista se convirtió en un reality, siendo perseguida por la prensa más sensacionalista que “informaba” de sus constantes recaídas en la heroína.

Yo, Christiane F. Mi segunda vida es la continuación de esta historia en la que la propia Christiane explica cómo transcurrieron los siguientes años tras convertirse en un personaje mediático: codeándose con el faranduleo berlinés (incluyendo a David Bowie e incluso a AC/DC), su época más hippie alejada del foco mediático y su lucha constante por distanciarse de un mundo plagado de excesos que no ha dejado de perseguirle hasta el día de hoy.

Un testimonio desgarrador de una mujer que se convirtió en estrella sin haberlo pretendido y que manifiesta en este relato que su vida es de todo menos feliz y glamurosa. A pesar de que no me pareció tan interesante como la primera parte, sospecho que cualquier persona que lea los inicios de Christiane F., no podrá resistir la tentación de leer este segundo relato, en el que resulta complicado no perder la esperanza de su completa recuperación.

FUTURO IMPERFECTO

Autora: Xulia Alonso Díaz

Esta novela, publicada en gallego (no sé si podrá encontrarse en castellano) cuenta cómo durante las décadas de los ´80 y los ´90 muchos jóvenes descubrieron (no solo en Galicia, también en el resto de comunidades autónomas) el amor y las drogas al mismo tiempo. Las consecuencias marcaron sus vidas para siempre, en la gran mayoría de las ocasiones de manera dramática. Esta novela es un encuentro con ese tiempo, con su presencia proyectada en un fututo que a pesar de no poder ser perfecto, todavía conserva ese halo de esperanza.

Resulta complicado no emocionarse con este libro en el que la autora narra su historia y la de su pareja, marcada por la droga pero también por un amor puro y tierno.

PREGÚNTALE A ALICIA. DIARIO ÍNTIMO DE UNA JOVEN DROGADICTA

Anónimo

Alicia es una adolescente insegura y con escasa popularidad en la escuela. Durante una fiesta descubre que las drogas le ayudan a desinhibirse y convertirse en aquello que desearía ser: una mujer segura, valiente y capaz de superar cualquier tipo de dificultad que se le presente. Todo ello lo refleja en un diario en el que muestra sus preocupaciones con la intensidad que le corresponde a una persona de su edad.

A pesar de que es una novela que suele recomendarse en todos los listados de imprescindibles de la literatura yonqui, confieso que la manera en la que está escrita y los cambios de actitud constantes que sufre su protagonista, me hizo empatizar más bien poco con su historia, aunque teniendo en cuenta que es una novela publicada en 1971, puedo llegar a comprender el impacto que tuvo en los adolescentes de la época.

LA MOVIDA VISTA POR LOS JINCHOS

Autor: Nacho Herranz Farelo

Con la definición de jincho y una nota para lectores nacidos después de 1985 y otra para quienes nacieron entre 1965 y 1975, comienza esta novela de Nacho Herranz Farelo, donde el autor cede su voz a un protagonista quinqui, inculto y trasnochado – aunque debemos reconocerle un cierto punto de ternura – que entre botellín y botellín, describe la verdadera historia de la década de los ´80 en un barrio de la periferia madrileña, donde el desempleo, la inseguridad ciudadana, el tráfico de drogas y el consumo estaban mucho más presentes que Alaska, los pelos cardados de mil colores o ese movimiento cultural y transgresor que a través de los años han tratado de vendernos como generalizado. Nada más lejos de la realidad.

Pincha aquí para leer completa mi reseña

Y hasta aquí mis siete recomendaciones sobre literatura yonqui del día de hoy. Espero que os haya resultado interesante y que me ayudéis a completar este listado con nuevos títulos. ¡Os espero en los comentarios!

Fotografía principal (con una historia que también puede interesarte): El “Parque de las Jeringas” de Zurich en 1990.

“La tertulia por excelencia”, una antología de cuentos en la que participo con tres relatos

El pasado 22 de noviembre se presentó en el Café de Ruiz la antología de cuentos La tertulia por excelencia de la mano de Café Literario Editores, en la que tuve el inmenso honor de participar con tres relatos (Lola, El Bastos y Teresa). Meses antes había quedado con Marcelo, fundador y editor de Café Literario Editores, en una cafetería de la zona de Conde Duque en la que me propuso escribir para un nuevo libro que se estaba gestando con varios escritores. Lo cierto es que no me lo pensé dos veces, ya que este ha sido desde siempre uno de los grandes sueños que he tenido y que gracias a esta editorial he podido llevar a cabo.

El día de la presentación me invadió una sensación de nerviosismo, de cierto pudor y a la vez una emoción inmensa de haber tomado la decisión de ponerme ante la temida hoja en blanco y crear tres historias en las que las calles de Malasaña se convierten en el escenario principal. Me rodeé del resto de escritores – Pedro Roldán, Pedro M. Martínez Corada, Carlos Montuenga, Romy Llanas y Marcelo López-Conde – de invitados, familia y amigos; sin duda será una experiencia que no olvidaré jamás. Durante los siguientes días, los lectores me fueron dando su opinión y recibí con mucha ilusión una tan buena acogida de estas tres historias en las que, a través de las décadas, descubriremos lo que se esconde detrás de Lola y Teresa (y os adelanto, porque algunos curiosos lo han preguntado, que El Bastos surge de mi imaginación, pero en él podréis descubrir algunas pinceladas de algún que otro bar emblemático del barrio y tal vez por eso os resulte sencillo imaginaros sentados en una de sus mesas).

Tras esta primera publicación en papel, me quedé con ganas de más y en la actualidad estoy preparando mi primera novela corta, que lleva gestándose desde el pasado mes de enero. Es un proceso largo, que no siempre resulta sencillo, pero que sin duda estoy disfrutando muchísimo; tras ponerle punto y final a la historia, ahora viene lo que para mí es lo más complicado, las correcciones, en las que me encuentro inmersa ahora mismo. Estos meses de confinamiento me han ayudado a darle valor a las horas, los minutos y segundos, a no tener prisa y a dedicarle el tiempo que se merece a cada cosa y así estoy, tratando de que el resultado sea lo más parecido a lo que en mi cabeza se ve nítidamente como una historia bonita y real como la vida misma.

Espero que más pronto que tarde podáis tener más noticias sobre este proyecto, pero todo a su debido tiempo, y mientras tanto os animo a que disfrutéis de La tertulia por excelencia.

Wahou! by Mahou, la primera tienda lifestyle de una cervecera en la capital

  • El espacio, el primero que una cervecera abre en la capital, cuenta con objetos de decoración y moda inspirados en el estilo de vida de su icónica marca Mahou.
  • Se trata de un local de carácter colaborativo en el que artistas y marcas pueden desarrollar sus ideas y creaciones alineadas con la estética “mahouista”.

Mahou San Miguel acaba de abrir su primera tienda de estilo de vida en Madrid. Bajo el nombre Wahou! by Mahou, este espacio abre sus puertas, dos años después de que la compañía comenzara a comercializar una pequeña colección que aglutinaba productos inspirados en el estilo de vida de su icónica marca madrileña.

Tras la buena acogida entre sus consumidores y de su andadura online, Mahou San Miguel abre ahora un espacio que contará con elementos de decoración tan demandados y populares como velas, cojines y otros productos para el hogar; accesorios como mochilas, gorras o paraguas; y prendas como camisetas y calcetines. Sus objetos y colecciones, inspiradas en la estética Mahou, han sido elaborados bajo criterios de sostenibilidad por
productores locales de España y Portugal.

El céntrico barrio de Chueca cuenta desde hoy con una nueva propuesta dentro de su amplia red de tiendas. Ubicado en el número 27 de la calle Augusto Figueroa, el estilo de vida de un auténtico “mahouista” ya tiene un rincón propio urbano y juvenil. La tienda, además, contará con un córner dedicado a las colaboraciones que la cervecera ya ha llevado a cabo con otras marcas y las que llegarán en el futuro.

Entre ellas, destaca la colección de calcetines de la mano de Jimmy Lion, una propuesta de zapatillas Victoria Sketch con diseños vanguardistas, la original colección de calzoncillos elaborada junto a The Cool Cactus, la colaboración con PeSeta inspirada en la fábrica de Mahou o los coloridos relojes de Mr.Boho. Además cuenta con un espacio colaborativo abierto a jóvenes diseñadores y artistas que se dejen inspirar por Mahou, su historia y su imaginario para llevar a cabo sus creaciones.

Con motivo de su inauguración, Wahou! by Mahou cuenta con un 10% de descuento hasta el 31 de diciembre.

Reseña: “Lagunas” de Sarah Hepola

“LAGUNAS”

Autora: Sarah Hepola

Editorial: www.pepitas.net

246 páginas, tapa blanda con solapa

Sarah Hepola ha colaborado con The New York Times Magazine, New Republic, Glamour, Elle, Slate, The Guardian y Salon, donde trabaja como editora. Ha escrito sobre música, cine y viajes, ha sigo bloguera de sexo, columnista de belleza y profesora de Lengua. Actualmente vive en Dallas.

Para Sarah Hepola beber significaba ser libre, era parte de su derecho a ser una mujer fuerte y moderna del siglo XXI. El alcohol era “la gasolina de toda aventura”, su llave para ser más divertida, más atractiva, más ingeniosa, el silenciador de ese  metrónomo que resonaba en su cabeza y ponía de manifiesto su confusa e imprefecta naturaleza. Sin embargo, a menudo se despertaba con lagunas y pasaba las mañanas tratando de reconstruir las horas previas: “¿Qué dije anoche? ¿Quién es este tipo? ¿Dónde estoy?”.

Lagunas es un libro escrito con una sinceridad inperturbable y un humor sutil. Es la historia de una mujer como cualquier otra, una mujer que inicia a tientas una nueva aventura: la de dejar de beber para encontrar de nuevo su lugar en el mundo; para reconciliarse consigo misma, con su vida pasada y con lo que está por venir.

Recuerdo – mejor dicho, no recuerdo – mi primera y única gran laguna. Yo todavía vivía en A Coruña y estaba en la universidad; había salido con la que por aquel entonces era una de mis mejores amigas y habíamos decidido ir a tomar licor café a un bar que tenía una reputación un tanto dudosa. Decidimos quedarnos en la barra, porque la idea era tomar un chupito e irnos a otro sitio, pero uno se convirtió en una botella entera. De esa noche tengo una sensación borrosa de euforia en mi cabeza, de hablar con mucha gente y de sentir ansiedad por divertirme. Lo siguiente que recuerdo es levantarme por la mañana en mi cama, mirarme al espejo y ver que tenía una herida sobre el labio en forma de bigote hitleriano y la columna vertebral totalmente raspada. Y con esa clase de preguntas de las que habla Sarah en Lagunas – propias de cuando te levantas sin saber ni dónde estás ni cómo has logrado llegar a tu casa – pude llamar a mi amiga y descubrir que la noche anterior mi euforia me llevó a salir corriendo del bar y que le resultó imposible alcanzarme. Lo que sucedió en esas horas que para mí no existieron, es todo un misterio. Esa fue la última vez que tomé licor café.

Os confieso que tuve que empezar Lagunas hasta tres veces para ser capaz de terminarlo y no porque sea una lectura complicada o porque me resultase aburrido, sino porque me generaba una sensación muy desagradable, una mezcla entre pena, ansiedad y empatía que me impedía pasar de la página 40, pero una vez que he logrado llegar al final – encontré en unas vacaciones en la playa el lugar y el momento perfecto para disfrutarlo – debo confesar que lo que realmente me impedía leerlo es que, aunque no en un grado tan elevado como el que cuenta Sarah Hepola, me sentí tremendamente identificada con algunos momentos, vivencias y sensaciones y estoy segura de que si tú también decides leerlo, será difícil que no te pase lo mismo.

Lagunas no es un libro para dejar de beber, ni siquiera es un libro con moralina, pero es precisamente eso lo que hace que te plantees sin apenas quererlo la relación que tenemos en general con el alcohol y lo normalizado que está en la sociedad. Un testimonio en primera persona en el que Sarah Hepola se desnuda para contarnos de una manera real, cruda e incluso a veces divertida, cómo consiguió desvincular el alcohol de su día a día. Un relato sincero que posiblemente te haga recordar esos momentos que, aunque no siempre hayan terminado en laguna, sí habrán evocado en tu cabeza un “trágame tierra” después de haberte bebido una copa de más.

Una vez hayas encontrado el momento adecuado para comenzar a leerlo, no podrás dejarlo.

* Si después de leer Lagunas te quedas con ganas de más, en internet puedes encontrar muchas entrevistas a la autora.

 

No tengas miedo a la soledad

Una de las peores sensaciones a la que te puedes enfrentar en la vida es a la soledad no deseada. Da igual que todo el mundo haya pasado por ello en algún momento, que te digan que pronto estarás mejor o que nadie se muere por una situación así, pero cuando tú lo vives, cuando te sientes caer en un pozo sin fondo las veinticuatro horas del día, no hay nada que te haga pensar que llegará un día en el que esa sensación irá desapareciendo, dando lugar a otras, que posiblemente no sea la felicidad repentina, pero que al menos darán tregua a esa tristeza que creías que nunca desaparecería y sin apenas darte cuenta, un día esbozarás una pequeña sonrisa.

La soledad no deseada se puede vivir de muchas maneras: hay quien elige ahogarla en noches interminables, de cama en cama y rodeándose de personas que preguntan “¿una caña más?” en lugar de un “¿qué tal estás?” y las hay que se encierran en sí mismas, que lloran y se fustigan recordando aquello que fue y ya no es. Lo cierto es que no sabría decir qué caso es peor que el otro – yo soy más del segundo combinado con alguna noche del primero – pero lo que sí que tengo claro es que en ambas situaciones, además de sentirte totalmente vacía, tiendes a pensar que la otra parte está viviendo una vida de ensueño en la que la tristeza y el echarte de menos no tienen cabida. La soledad no deseada es muy mala compañera, esa es la única verdad, porque te hace débil y vulnerable, así que para luchar contra ella tienes que intentar agarrarte a la primera piedra que veas en ese pozo sin fondo en el que te estás dejando caer  y empezar a escalar sin mirar abajo.

Debes saber que es imposible convertir de un día para otro esa soledad no deseada en una que te resulte agradable e incluso en ocasiones la mejor elección de tu vida; sé que habrá personas que te habrán dicho que puede ser así, porque a toro pasado a todo el mundo le gusta dar lecciones, pero lamento decirte que no es verdad y para llegar a una situación de paz contigo misma, deberás esquivar muchos obstáculos y eso conlleva paciencia y mucho tiempo, pero es importante que sepas que si no tiras la toalla, lo puedes conseguir. Puede que este consejo te suene a libro de autoayuda, incluso a mí cuando lo releo me lo parece y me da un cierto repelús, pero te lo digo como alguien que lo ha vivido en primera persona, que me convertí en un ente que parecía hacer todo de manera mecánica, carente de cualquier sentimiento que no fuese la tristeza y que gracias a todo lo vivido, aprendí una de las mejores lecciones que me ha dado la vida: jamás de los jamases, por muy bien que estés con alguien, permitas que tu felicidad y tu día a día dependan de esa persona, porque lo bonito no es depender sino que cuando estés con alguien, seas capaz de compartir y aunar la felicidad de ambos. Sí, además de a libro de autoayuda suena tela de cursi, pero es una verdad como un templo.

Si has llegado a este texto de manera casual, no sé si te habrás sentido identificada, pero te recomiendo que no compares tu situación con la de nadie, que te tomes tu tiempo para estar sola – a mí me ayudó mucho reorganizar mis cosas, recolocarlas y deshacerme de todo lo que no me aportaba buenas sensaciones – que aprendas a conocerte como un ser único que no siempre dependa de un “nosotros”, que hagas esos planes que siempre has querido hacer y que no has hecho, que te cocines esos platos que tanto te gustan, que te mimes, dedicándote tiempo a ti misma y por qué no, que te emborraches un día si te apetece y bailes y cantes a grito pelado hasta que salga el sol acompañada de buenos amigos, que aprendas a disfrutar de la compañía y no a necesitarla y un día, sin darte cuenta, te tumbarás en la cama y pensarás “oye, pues hoy no estoy tan mal”.

Convertir la soledad no deseada en un camino más llano, tranquilo y feliz requiere mucho esfuerzo y tesón, pero en el momento que aprendas a convivir contigo misma sin sentir que es una situación obligada, es cuando empezarás a tomar decisiones conscientes y entonces estarás preparada para elegir otros caminos y apostar por compartirlo con otra persona, con varias o con ninguna. A partir de este punto, la vida te irá diciendo si tus decisiones son buenas o malas, pero estoy segura de que cuando mires hacia atrás y veas todos los baches que has superado desde el momento en el que decidiste agarrarte a esa piedra para no seguir cayendo en ese pozo sin fondo, te darás cuenta que la soledad a veces es el mejor camino para conocerte a ti misma y que te ayudará en momentos futuros a decidir de una manera más sensata y racional. Piensa un poco más en ti sin sentirte egoísta, hazme ese favor.

Aprende a comprar moda vintage: tips y consejos

Lee mi artículo “Guía vintage de Malasaña: mucho más que Velarde y Espíritu Santo”

Cuando llegué a Malasaña y cree este blog, comencé a investigar mucho sobre la moda vintage e incluso llegué a trabajar en una de las tiendas que por aquel entonces estaban en el barrio y que en la actualidad se ha trasladado a Elche, La Cierva, posiblemente de las mejores que he conocido hasta el momento en cuanto a selección y calidad. No soy ninguna experta en moda, pero en este campo aprendí mucho y hoy os quería dar algunos consejos que podéis aplicar si vais a comprar vintage:

Lo primero y más importante es que sepáis qué diferencia hay entre vintage, segunda mano y retro, tres conceptos que tienden a confundirse y que son completamente diferentes; para no ponerme muy teórica, trataré de explicarlo de la manera más sencilla posible: una prenda vintage es aquella que tiene mínimo veinte años y que ha sido confeccionada a pequeña escala y que su calidad tiende a ser muy buena. Para distinguirlas bien en las tiendas, debéis fijaros en la tela, los remates de las costuras, sus botones y la etiqueta; generalmente la gran mayoría de ellas proceden de boutiques, modistas, sastrerías o firmas que en su filosofía incluyen la exclusividad, por lo que comunmente no van a ser prendas excesivamente baratas: además de fijarte en todos estos puntos, es importante que revises también el estado en el que se encuentran, ya que de nada te servirá comprarte un traje Chanel si la tela está desgastada por su uso excesivo. Una prenda de segunda mano puede haber sido confeccionada hace más de veinte años o la temporada pasada y se vende tratando de darle una segunda vida; por lo general, se han fabricado a gran escala o su calidad es inferior a la de una prenda vintage, lo notarás nada más tocarla. La moda retro es aquella que diseña prendas actuales con inspiración vintage; generalmente suelen tener una buena calidad y llega a las tiendas de la mano de diseñadores independientes, aunque cada vez con más frecuencia las grandes marcas, como por ejemplo el grupo Inditex, tienden a inspirarse (o más bien, plagiar) en  los diseños de las pequeñas firmas.

Una vez tengáis claros estos conceptos, es hora de irse de tiendas:

  1. Si es demasiado barato, posiblemente no sea vintage: casi todas las tiendas que venden ropa de este estilo suelen incluir en su nombre el concepto de vintage, aunque lo que realmente vendan sea principalmente segunda mano, así que tienes que intentar que no te den gato por liebre. Por lo general, el precio de la ropa vintage es más elevado que el de segunda mano, por lo que deberás fijarte en los puntos que te he mencionado anteriormente: la calidad y el estado de la prenda. Cuando veas un baúl repleto de prendas entre 1 y 3 euros, no dudes en revisarlo porque puede que encuentres verdaderas gangas, pero ten por seguro que no será vintage, sino segunda mano.
  2. No sigas modas, busca lo que realmente encaje con tu estilo y con tu armario: Como en todo en esta vida, lo vintage también sigue modas: los Levi´s cortos, las camisas hawaianas, las pajaritas… todo ha sido tendencia y aunque hay algunas que permanecen, otras han ido desapareciendo, por lo que te aconsejo que, como en la moda actual, apuestes solo por aquello que encaje con el resto de las prendas de tu armario, ya que de nada te servirá comprarte un vestido vintage de hombreras y lentejuelas si después no encuentras ocasión para ponértelo. Cuando entres al probador y empieces a crear conjuntos, imagínatelo con esas piezas básicas que ya tienes y si eres capaz de visualizarlo en varios outfits, entonces será una buena compra, si no, mejor déjala de nuevo en la percha.
  3. Combina lo vintage con lo actual: A veces, tratar de combinar un conjunto completo de ropa vintage, puede llegar a hacerse demasiado cargante, así que mezclarlas con otras más básicas, es el secreto para que parezcan más especiales. Lo importante es que al salir a la calle no te sientas disfrazado, sino acorde con tu estilo.
  4. ¿Y si no encuentras tu talla? ¡Personalízalo! Algo muy común que sucede en las tiendas vintage es que haya tallas muy grandes o muy pequeñas; seguramente te habrá pasado que hayas visto una prenda que te encante, pero al ponértela no te cierre o te quede como un saco. Si no te cierra, tendrá difícil solución, pero si te queda algo grande, puedes customizarla: atar una camisa, añadir un cinturón a un vestido, remangar un pantalón, son algunas soluciones sencillas que en este tipo de moda favorecen mucho. El secreto para encontrar verdaderos tesoros es no cerrarte y dejar volar tu imaginación (y si sabes coser, ya ni te cuento).
  5. Si te gusta pero no sabes con qué ponértelo, no te lo compres: Una de las ventajas de comprar moda vintage es que se fomenta el consumo responsable, dando una segunda vida a prendas que ya están fabricadas; además, puedes crear conjuntos de excelente calidad a precios justos, pero de nada servirá todo esto si te compras algo que luego no te vas a poner y vas a dejar colgado en una percha de tu armario. Compra de manera consciente, valorando el uso que le vas a dar y si no eres capaz de visualizarte con algo en más de una ocasión, mejor no te lo compres porque será dinero perdido.
  6. El secreto, los accesorios: Una de las cosas que más me gusta comprar en las tiendas vintage son los accesorios: cinturones, bisutería, bolsos… puedes encontrar verdaderas maravillas que convierten cualquier conjunto básico en algo especial, además de ser originales, únicos y de buena calidad. Posiblemente a los complementos les saques más partido que a cualquier otra cosa que puedas comprar en este tipo de tiendas que, junto a las prendas de abrigo, suelen ser mis preferidas.
  7. Busca, rebusca y encontrarás: Si decides irte de compras vintage, es mejor que no vayas con prisa, ya que necesitarás más tiempo que en una tienda al uso para encontrar lo que buscas. A pesar de que cada vez con más frecuencia están muy bien organizadas (Vintalogy Madrid es un claro ejemplo de orden y pulcritud) todavía las hay que no tienen la ropa muy bien seleccionada, pero te aconsejo que no por ello descartes entrar porque pueden esconder prendas con mucha magia. Tómate tu tiempo, ármate de paciencia y disfruta de la experiencia, como cuando vas a una librería de segunda mano.
  8. Revisa bien las tallas: Cuando vayas a comprarte una prenda vintage es muy importante que te la pruebes, porque el tallaje de antes no tiene nada que ver con el de ahora, así que no te fíes solo de un número y métete en el probador porque además, los cortes de las prendas son también muy diferentes y a lo mejor al vértelo puesto no encaja con lo que imaginabas en tu cabeza.

Y hasta aquí mis consejos del día de hoy. Muchas veces he pensado en hacer un vídeo sobre este tema porque puede que viéndolo sea todo mucho más sencillo y útil, así que si os parece una buena idea, no tenéis más que decírmelo y, aunque no soy una experta en edición, puedo intentarlo.

Y vosotros, ¿tenéis algún truco más que se me haya escapado  que utilicéis a la hora de comprar moda vintage?

Coruña, te echo de menos

Fotografía: www.lawebdelacultura.com

Casi toda mi familia materna vive en Madrid, por eso durante mi infancia y hasta que comencé a trabajar, reservábamos unos días para juntarnos y disfrutar de todo lo que ofrece la capital. Lo pasábamos de maravilla, pero siempre volvía a Coruña diciendo “jamás viviría en una ciudad tan grande como Madrid”. Pero las circunstancias cambiaron y en el año 2012 me vi mudándome con cuatro bártulos en una furgoneta a un pequeño piso del barrio de Malasaña del que no me he movido hasta el momento (salvo durante un año, en el que estuve viviendo en otro barrio de la zona norte, pero esta ya es otra historia).

El caso es que me enamoré de Madrid, un flechazo en toda regla: me encantaba el barrio en el que me había instalado, el entorno, los paseos en los que descubría rincones nuevos cada día, soñar con todas las posibilidades que me iba a ofrecer la ciudad, el buen clima, la gente, etcétera. Nunca dejó de gustarme volver a pasar unos días en A Coruña, pero lo tenía claro: “jamás volvería a vivir en una ciudad tan pequeña como A Coruña”.

Madrid me ha ofrecido muchas cosas positivas y no puedo negar que mi vida aquí es bonita: tengo un trabajo que me gusta, me rodeo de personas a las que quiero, el tiempo de ocio puedo dedicarlo a actividades muy diferentes y divertidas, me permite viajar con más frecuencia con opciones más baratas, me ha abierto mucho la mente y además me ha convertido en una persona más valiente y echada para adelante. Pero Madrid agota, algo que ya me habían advertido muchas personas que pasaron unos cuantos años aquí y que luego volvieron a vivir en una ciudad pequeña. Creía que esto jamás me pasaría a mí, os lo prometo, pero al final irremediablemente me ha sucedido y ahora, cada vez que vuelvo a A Coruña a pasar unos días, pienso “Ojalá volver a vivir aquí”.

Fotografía: A opinión de A Coruña

Me fui de A Coruña un tanto decepcionada con la ciudad y las oportunidades que ofrecía y me vine a Madrid con un cierto rencor hacia ella. Lo mantuve durante mucho tiempo, pero poco a poco y con el paso de los años, empezó a desaparecer. No sé si es la edad, pero sueño con una vida que no era la que quería en 2012; extraño toda esa cotidianidad que aporta una ciudad pequeña: poder visitar a mi familia todas las semanas, tomar un vino con mis amigos y poder regresar a casa caminando, planear una escapada a la playa  o, mejor aún, que pueda surgir de manera espontánea, ver que el dinero no se evapora en tus manos, poder vivir en una casa que no se lleve gran parte de tu sueldo en un alquiler, no rodearme constantemente de bullicio y que las horas no se te vayan en trayectos interminables. Quiero que el tiempo, mi tiempo, pase lento, o al menos tener la sensación de que las horas tienen efectivamente sesenta minutos.

A cualquier persona que viva en una ciudad pequeña y  esté pensando en mudarse a una más grande, sin duda, le animo a que lo haga porque es una experiencia maravillosa de la que no se va a arrepentir jamás y puede que se adapte de tal manera que finalmente se convierta en su vida ideal, pero que no se frustre si no es así y sueña con regresar a una vida más tranquila, en un pueblo o en una ciudad más pequeña. No será el primero ni tampoco el último. Regresar a veces no resulta tan sencillo como puede parecer, principalmente por el trabajo, así que si estás en el mismo punto que yo, plantéatelo como algo a largo plazo, que puede que llegue en algún momento y mientras tanto, continúa recordando qué es lo que te enamoró de la ciudad en la que estás ahora y trata de vivirlo con todas las ganas y la felicidad posible, porque cuando camines con bastón y peines canas, seguramente recuerdes esta época como una de las mejores de tu vida.

Y tú, ¿sientes morriña de tu ciudad? 

Aunque ya no puedas recordarme

La luz entraba en la habitación formando pequeñas líneas intermitentes sobre la pared. La sábana blanca y desgastada dejaba entrever su cuerpo pálido, enclenque y arrugado, como su rostro, en el que asomaba una pequeña sombra en la zona de la barba. Mientras dormía, le acarició la escasa cabellera canosa que todavía resistía al paso del tiempo y le besó con dulzura la punta de la nariz.

“No me dejes sola, aunque ya no puedas recordarme”, le dijo tratando de no despertarle mientras él soñaba con ese día en el que, por primera vez, se besaron frente al mar.

Adriana F. Alcol

Descubriendo Araldo, pizzas y helados con auténtico sabor italiano

ARALDO, ARTE DEL GUSTO

DÓNDE: Calle de los Madrazo, nº5, 28014 (Madrid)

MÁS INFORMACIÓN: www.araldoartedelgusto.es

INSTAGRAM: @araldomadrid

(Todas las fotografías de este artículo pertenecen a la página de Facebook de Araldo Arte del Gusto Madrid)

Casi todos los blogs que tienen como temática alguna ciudad, suelen incluir la categoría de gastronomía, ya que las recomendaciones de restaurantes es una de las cosas que más interesa a los visitantes. Como podéis comprobar, ese no es mi caso y se debe a dos motivos: el principal es que no me gusta demasiado salir a comer fuera y por otra parte, no me atraen los artículos culinarios, pero el de hoy me parece el mayor descubrimiento que he hecho este año en Madrid y se merecía un espacio destacado en Esto es Malasaña, a pesar de estar algo alejado de las fronteras del barrio. Araldo es, sin duda, mi opción preferida para degustar las mejores pizzas que (me atrevería a decir) he probado en toda mi vida.

Araldo nació en Verona en el año 2004 con la misión de elaborar pizzas y helados con auténtico sabor italiano; sus propietarios, Vittorio y Sonia seleccionan los mejores ingredientes y materias primas con denominación de origen italiana, consiguiendo que, además de sanas y saludables, potencien su sabor y mejoren su digestibilidad.

Sus pizzas se preparan con harina biológica semi integral molida a piedra, procedente de un trigo no modificado genéticamente, masa madre con reposo de al menos 60 horas, a temperatura y humedad controladas, y aceite de oliva virgen extra. Todo ello, da lugar a una deliciosa pizza rica en fibra, vitaminas y nutrientes que en 2013 y durante seis años consecutivos, la guía Gambero Rosso (la más prestigiosa de Italia) ha premiado con dos estrellas como una de las mejores pizzerías italianas.

A pesar de que la pizza es la protagonista principal de Araldo, os recomiendo que dejéis un huequito para sus helados caseros y elaborados sin gluten.

En Araldo encontraréis un espacio acogedor, fusión de estilos entre industrial y retro, en el que degustar el auténtico sabor italiano: entrantes variados, pizzas ligeras, suaves por dentro y crujientes por fuera y postres caseros que te harán querer repetir la experiencia una y mil veces. Además, su personal es amable y te hace sentir que la ciudad se para, convirtiendo la hora de la comida o de la cena en un oasis de calma y tranquilidad.

MIS PREFERIDOS DE SU CARTA

Como entrantes…

  • Aceite y queso Grana curado 24 meses
  • Ensalada con mozzarella, aceitunas verdes, cebolla a la brasa y tomates rojos semi secos.

Las pizzas…

  • QUATTRO FORMAGGI: Fiordilatte, Gorgonzola, Asiago y Grana Padano.
  • SAN GIACOMO: Tomate San Marzano confitado, queso Grana Padano curado 24 meses, queso burrata, tomates semi-secos rojos y amarillos.

Y de postre…

  • COPA CHOCOLATE: Helado de chocolate, pepitas de avellanas y salsa de avellanas.

 

Reseña: “Había una fiesta” de Marina L. Ruidoms

HABÍA UNA FIESTA

Autora: Marina L. Riudoms (Barcelona,1983), ha pasado su vida entre libros, ya sea en el sector editorial – ha trabajado para Glénat, José Juan Olañeta y Penguin Random House – o desde el periodismo, escribiendo para Revista Lateral, La tribu o PlayGround, y editando en NOIR Magazine.  Aunque se ha dedicado a la escritura literaria desde que tiene uso de razón, no se ha atrevido hasta ahora a dar el gran salto: Había una fiesta es su primera novela.

Sello: Caballo de Troya (167 páginas, tapa blanda).

Más información: pincha aquí.

Nadia, Jero, María y Paula tienen dieciocho años y han decidido emprender un viaje por la costa de Nápoles para celebrar que están rozando la edad adulta; lo que prometía ser una aventura que definiría el resto de sus vidas, se convierte en otro tipo de experiencia, inimaginable en el comienzo de este viaje, cuando se ven obligadas a afrontar un episodio que romperá sus expectativas por completo.

Durante estos días combinarán paisajes idílicos en playas perdidas con fiestas desenfrenadas en las que tendrán tiempo de hablar sobre sexualidad, feminismo, actualidad y esos miedos a los que tarde o temprano tendrán que enfrentarse, todo ello aderezado con una banda sonora que les acompaña en sus auriculares en cada momento y que además, pondrá título a cada capítulo.

Seguramente suene a tópico, pero a medida que vas cumpliendo años la vida comienza a pasar más deprisa y aunque es difícil asumir que ya no eres una niña y que estás cada vez más cerca de que comiencen a tratarte como señora o de usted cuando vas a hacer la compra,  empiezo a sentir distancia (cada vez con más frecuencia) de esas generaciones que ya podrían ser mis hijas (madre mía, solo de escribirlo me ha entrado urticaria). Por edad pertenezco a la generación millennial, un abanico demasiado amplio que abarca a personas que han vivido experiencias durante la infancia y la adolescencia completamente diferentes y posiblemente por ello, a los que nacimos a comienzos de los ochenta nos cuesta tanto identificarnos con los estereotipos que nos definen. Si ya en mi propia generación me cuesta comprender su realidad, ya os podéis imaginar lo que puede suponer para mi cabeza la siguiente: la Z (he tenido hasta que buscar su nombre, todo esto se me escapa de las manos).

Había una fiesta habla de esta generación, de la postmillennial, a la que a veces me gusta curiosear por redes sociales, vídeos o artículos para ver cuán de diferente es su visión del mundo respecto a la mía y trato de entenderla, aunque a veces me explote la cabeza leyendo sus argumentos sobre la actualidad o el feminismo, como les sucedía a mis padres conmigo. Había una fiesta habla también de esta generación y para entenderlo hay que tratar de retroceder en años e imaginar que tus dieciocho los vivieses en 2019 y no en 1999 para empatizar (o al menos intentarlo) con su manera de ver la vida, los problemas y la actualidad. Mi verano de los dieciocho ni por asomo fue parecido al de Nadia, Jero, María y Paula en Sorrento, tampoco mantenía conversaciones tan transcendentales con mis amigas y, aunque como ellas yo también me creía adulta, mi única preocupación era entrar en la universidad y saber si seguiría manteniendo la amistad con mis compañeras del colegio.

La vida ha cambiado mucho, me recuerdo a mis padres o a mis abuelos hablando así, pero es una realidad y este libro expone la visión de quienes comienzan la vida adulta con sus preocupaciones, miedos,inseguridades e intereses. Me ha hecho pensar en otro de los libros de la editorial Caballo de Troya que leí hace algún tiempo que se titula “Y ahora, lo importante” de Beatriz Navas Valdés, del que también os hablé en el blog, que aunque refleja de una manera totalmente diferente las experiencias de la autora que durante años escribió en pequeños diarios cuando estaba en el instituto, deja claro lo diferente que era nacer en los ochenta a la actualidad.

Una lectura amena, posiblemente dirigida a un público más joven que yo, que te hará sentir los diferentes estados de ánimo por los que pasan las cuatro protagonistas durante esta aventura que, sin duda, resultará inolvidable para ellas.

 

 

Reseña: “El vuelo de la piedra” de Salvador Aguilera

EL VUELO DE LA PIEDRA

AUTOR: Salvador Aguilera (Bogotá, 1973). Comienza su carrera como voluntario en una ONG en la guerra de Bosnia en 1995. Fue funcionario de la ONU durante doce años y ha trabajado en Croacia, Albania, el Sahara Occidental y en diferentes países de América Latina. En la actualidad reside en Madrid y trabaja como consultor y emprendedor en temas de prevención y resolución de conflictos. El vuelo de la piedra es su primera novela.

SELLO: Literatura Random House (188 páginas, tapa blanda con solapa).

MÁS INFORMACIÓN: pincha aquí.

A finales de la década de los ochenta, el joven acomodado Damián Dalmau ha tardado en encontrar su verdadera vocación tras varios intentos por diferentes universidades; finalmente, se matricula en la School of Visual Arts de Nueva York donde consigue un equilibrio vital e ideológico. Su escuela monta cada año una exposición con los trabajos de fin de curso más destacados, lo que implica que tener colgada una fotografía allí es una de las mejores maneras de que alguna de las agencias más importantes pueda conocerte, por lo que decide emprender la búsqueda de esa instantánea que le dé sentido a su carrera.

Este viaje le llevará a militar en el Frente Farabundo Martí de la Liberación Nacional para tratar de captar ese instante que pueda transmitir a través de una imagen la que fue la mayor ofensiva de toda la guerra civil salvadoreña.

De El Salvador a Albania, Damián se adentrará en una misión que le llevará a recorrer una parte del mundo en la que, además de una fuerte carga política, tendrá tiempo para vivir e incluso para enamorarse.

En su primera novela, Salvador Aguilera consigue enganchar al lector a través de una trama que combina misiones complejas con la parte más íntima y personal de su protagonista, un personaje con el que se logra empatizar desde el capítulo I. Ágil, fresca y de lectura sencilla (que no simple), El vuelo de la piedra te hará entender que incluso en las situaciones más adversas, siempre hay lugar para el amor, la amistad y los buenos sentimientos.

Exposiciones Madrid: William Klein en Fundación Telefónica

WILLIAM KLEIN. MANIFIESTO

COMISARIA: Raphaëlle Stopin

DÓNDE: Espacio Fundación Telefónica, calle Fuencarral nº 3 (Madrid)

CUÁNDO: Hasta el 22 de septiembre de 2019

Entrada gratuita

#ManifiestoKlein

Más información, pincha aquí

Y seguimos con recomendaciones de exposiciones de fotografía que podéis visitar en Madrid; si ayer os hablaba de la de Berenice Abbott en la Fundación Mapfre, hoy le toca el turno a la de William Klein en la Fundación Telefónica, de la que podréis disfrutar hasta el próximo 22 de septiembre.

William Klein (Nueva York, 1928) es considerado uno de los padres de la fotografía moderna. Esta exposición, la primera gran retrospectiva del artista en España, incluye más de 200 obras y documentos, donde encontraremos sus inicios (muy poco conocidos hasta el momento), pinturas, experimentos fotográficos, las series de ciudades como Nueva York, entre otras, y sus obras sobre moda.

La base del éxito de su fotografía está en que Klein es capaz de estar siempre lo suficientemente cerca del momento exacto y así lo demuestra desde sus inicios (1952 -1953), en los que se centra en la sombra y la luz, los fundamentos de la fotografía. A los 26 años, cuando residía en París, realiza su propia colección de pinturas abstractas, utilizando el medio fotográfico para extenderlo a sus cuadros. Más adelante, da un giro a su trabajo y comienza a centrarse en el ser humano, donde los hombres, mujeres, adolescentes, niños, obreros y aristócratas se convierten en los protagonistas.

En 1954, ya de vuelta en Nueva York, crea un “diario” de su regreso, donde muestra la visión a través de un ojo americano y otro europeo, convirtiendo la ciudad en una tierra que explicará a su manera, mezclándose con la multitud y recorriendo las calles de barrios tan dispares como Harlem, el Bronx o la Quinta Avenida. Sus fotografías transmiten cercanía, imágenes que no son pactadas pero tampoco hechas a escondidas y en las que siempre al menos uno de los rostros que aparecen, está mirando a cámara. En ocasiones la proximidad excesiva deforma y desenfoca, pero lejos de desechar ese resultado, lo convierte en un lenguaje original y expresionista.

El ojo de Klein, que se esconde tras el objetivo, es el protagonista principal de su trabajo, a través del cual nos muestra una fotografía callejera plagada de vida, espontaneidad, desenfoque y movimiento en blanco y negro y también en una atrevida paleta de colores, acercándose incluso a esa clase alta de la sociedad neoyorquina y alejándola de esa fachada distante y aburrida a la que sus retratos nos tenían acostumbrados.

El libro que publica sobre Nueva York en 1956 le lleva a otras ciudades como Roma, Moscú, Tokio o París, la ciudad a la que siempre regresa y en la que ha sabido captar durante décadas la vida de los parisinos, desde sus manifestaciones hasta sus desfiles, compras o momentos más mundanos.

Manifiesto es una de las principales obras artísticas del siglo xx que refleja bajo diferentes prismas la sociedad moderna; “Cuenta la historia de una humanidad cosmopolita, ruidosa y alegre, vivida y observada por un hombre que se regocija incesantemente en su embriagador movimiento, como el de aquellos niños que bailaban ante su lente hace sesenta años”, describe Raphaëlle Stopin, comisaria de la exposición.

Una exposición muy recomendable que, además de trasladarnos a otra época y otras ciudades, retrata la espontaneidad y el momento exacto sin artificios, algo a lo que poco a poco nos hemos ido desacostumbrando y que hasta hace no mucho tiempo era una parte imprescindible en el mundo de la fotografía: la fingida naturalidad que tratamos de reflejar ahora en las instantáneas no hace más que alejarnos de una realidad que sin duda transmite mucha más fuerza y belleza. Para muestra, William Klein.

Exposiciones Madrid: Berenice Abbott, retratos de la modernidad

BERENICE ABBOTT. RETRATOS DE LA MODERNIDAD.

COMISARIA: Estrella de Diego

DÓNDE: Sala de Exposiciones Recoletos, Paseo de Recoletos nº 23, 28004 (Madrid)

CUÁNDO: Hasta el 25 de agosto de 2019

HORARIO:

Lunes de 14:00 a 20:00 horas

De martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas

Domingos y festivos de 11:00 a 19:00 horas.

PRECIO: 3 euros, lunes entrada gratuita

#expoBereniceAbbott

Más información, pincha aquí

Una de las ventajas que tiene pasar el mes de agosto en Madrid es que puedes disfrutar de muchos planes de una manera más relajada que el resto de año y por eso hoy os quería proponer una de las cosas que más me gusta hacer los días de verano en la capital: visitar exposiciones. Aunque os hablaré de varias a lo largo de este mes, hoy os voy a recomendar la de Berenice Abbott, en la Fundación Mapfre.

Nueva York, 1918. La fotógrafa Berenice Abbott aterriza en la ciudad desde Springfield (Ohio), donde veinte años antes había nacido, y descubre todo aquello que marcará no solo su carrera, sino también su vida: comienza a relacionarse con artistas e intelectuales de la época y aunque desde el principio ella aspira a ser periodista, al no disponer de medios económicos, se ve forzada a aceptar trabajos que le ayudan a sobrevivir. A pesar de las trabas que encuentra en el camino y gracias a su aguda mirada, consigue a través del objetivo de una cámara captar la ciudad y sus gentes: nos muestra el cielo, el suelo, los edificios y las noches de Nueva York, sus experimentos físicos que parecen captar las luces de la propia ciudad y además logra convertirse en una de las grandes retratistas del siglo xx.

Ver su exposición, en la que también podemos disfrutar de las fotografías de Eugène Atget – de quien Berenice descubrió la manera de mirar del documentalismo artístico – es adentrarse en un mundo que se creó hace ya un siglo, que se aleja de las ediciones y los filtros a los que esta era nos tiene tan acostumbrados y nos muestra una belleza real, sin maquillaje ni artificios, pero plagada de naturalidad, juegos de luces y sombras y majestuosidad.

Durante todo mi paseo por la exposición de Berenice, no dejaba de pensar en cómo verían esas fotografías las personas que nunca habían salido de su pueblo y descubrían la ciudad de Nueva York, con sus rascacielos infinitos y sus gigantescas extensiones de asfalto rodeadas de vidas completamente diferentes a las suyas. Si vas a visitar la exposición, te recomiendo que intentes ponerte en la piel de esas personas y te dejes sorprender por su maravillosa manera de captar instantes, porque en el fondo, y aunque ahora estemos habituados a poder ver cualquier parte del mundo a golpe de un “clic”, jamás podremos vivir ese Nueva York que tan bien retrata y eso nos invita a poder soñar cómo habría podido ser nuestra vida hace un siglo.

Reseña: “Martínez en tertulia” de Café Literario Editores

MARTÍNEZ EN TERTULIA

Autores: Pedro M. Martínez Corada, Natalia Manchado Martín, Marta Farias, Carlos Montuenga y Marcelo López – Conde

Editorial: Café Literario Editores

Tapa blanda con solapa, 133 páginas

En estos tiempos en los que resulta cada día más complicado centrarse en una única cosa, la época estival suele ser un buen momento para retomar el hábito de la lectura. Yo escojo el tipo de libro que voy a leer en función a los planes que tenga; por ejemplo, si voy a pasar unos días a mi pueblo, me gusta llevarme una novela larga, de esas que te hacen pasar las horas sin apenas darte cuenta, pero si el plan es ir a la playa con la familia o los amigos, o un viaje en el que te moverás de ciudad a ciudad en diferentes medios de transporte, entonces me gusta más escoger libros de relatos, que necesitan la misma atención, pero en espacios de tiempo más cortos. Como curiosidad os contaré que a la hora de ponerme a leer tengo dos grandes manías: la primera, no forzarme a terminar libros que no me enganchan por muy buenas críticas que tengan y la segunda, una vez que sé que quiero leer ese libro hasta el final, no dejar capítulos o relatos a medias para continuarlos al día siguiente. Puede que solo sea una manía, pero evita que tengas que volver a releer los párrafos anteriores una vez reanudas la lectura, porque siempre vas dejando historias cerradas y la cabeza tiende a asimilarlo mejor (al menos la mía).

Cuando alguien que no lee con frecuencia me pide una recomendación literaria, suelo aconsejarle una novela corta (que no supere las 120 páginas), una antología de cuentos o un libro de relatos escrito por diferentes autores, ya que al estar escrito cada uno con un estilo diferente, le aporta dinamismo y, a pesar de que contar una historia en pocas páginas en ocasiones resulta más complicado de lo que a priori pueda parecer, hace que su lectura resulte más sencilla.

Es el caso de “Martínez en tertulia”, una de las publicaciones de Café Literario Editores, en la que cinco escritores vinculados de una u otra manera al taller literario que se llevaba a cabo en el Bar Martínez de la calle Barco de Malasaña, narran historias de lo más diferentes las unas a las otras, no solo en el contenido, sino también en el estilo. A pesar de que ninguna de ellas supera las 20 páginas, se encuentran tramas muy variadas: pasan del realismo a la fantasía, del intimismo (mis preferidas) al esperpento político o al cuento inmobiliario, cada una diferente, peculiar, sazonadas siempre con un toque de originalidad y redondas, un término que utilizo con mucha frecuencia cuando hablo de las publicaciones de Café Literario Editores. 

Leer relatos te ayudará a descubrir géneros que desconocías o a brindarles la oportunidad a aquellos que te generan dudas. Por el momento os puedo adelantar que este no será el único libro de relatos que publique esta pequeña gran editorial y que muy pronto os podré dar alguna noticia más.

Como siempre, os animo a que echéis un vistazo a las publicaciones que actualmente tienen a la venta y que disfrutéis de los títulos de un sello dedicado a la promoción de nuevos escritores que distribuye sus títulos por diferentes bares del centro de Madrid, de manera itinerante y creando un vínculo especial con esa clientela que, entre café y café, atiende a las recomendaciones de Marcelo López – Conde.

 

 

 

“Compras en la Malasaña que sobrevivió a lo hipster: comercios entre la tradición y la actualidad”: Nuevo artículo en Somos Malasaña

Escribir es, posiblemente, lo que más me gusta de mi trabajo y en el artículo de este mes del periódico Somos Malasaña os hablo sobre negocios que han sabido combinar la tradición y la actualidad, sobreviviendo al fenómeno hipster:

Leer completo “Compras en la Malasaña que sobrevivió a lo hipster: comercios entre la tradición y la actualidad”

“Cómo no voy a querer coserte a besos con las balas que lanzas al corazón”

No soy una gran lectora de poesía, debo reconocerlo, pero la primera vez que escuché este vídeo de Paula Ramos Mederos recitando uno de los poemas de “Poetas de El Otro”, me llegó al alma. Me encanta su voz, su manera de transmitir y cómo se siente. De vez en cuando me lo pongo y sigue emocionándome como el primer día, así que aquí os lo dejo, para que vosotros también podáis disfrutarlo. Espero que os guste tanto como a mí.

 

Ayer, mientras subía en ascensor al piso de la decadencia, no paraba de pensar en nosotros. En que a veces te me haces cuesta arriba, como si tuviera que tirar de ambos para llegar a alguna parte. Y yo ya estoy muy cansada de tirar de mí.
Me iba genial con mi coraza, con mis besos a media asta, con vivir del recuerdo, o con él. Pero tenías que llegar, con sonrisas, y tenías que pedirme explicaciones sin hablar. Tú, que no comprendes que podría enamorarme tan fuerte, que tengo un cúmulo de distancias desbordado ya. Que ya no le quiero, y eso duele. Tú, que aún no lo sabes. Tú y tus mensajes a las cinco de la mañana diciéndome que soy  los minutos más bonitos de tu noche, aunque desaparezca antes de que enciendan las farolas.
He pasado por el bar para ir a clase. He salido tantas veces de él a estas horas, y qué distinto me parece. De madrugar y dejar el alcohol he aprendido que la vida es una mierda, que me sigue latiendo el pecho a ritmo de blues cuando nadie me oye, cuando es muy temprano para bailarte desnuda. Que prefiero la copa y la barra y arrastrarme por las aceras a esta cotidianeidad tan horrenda que parece tener absorta a la sociedad. ¿Qué clase de infelices pueden vivir así? Sin dolor, sin resaca, sin el sabor amargo de otra noche gastada y otro día perdido hasta las tres de la tarde. ¿Qué clase de infelicidad hay en ser feliz, en el equilibrio?

Cariño, anoche me enfundé los tacones para dejarte huella, me pinté los labios y me ricé el pelo; qué suerte que lo hayas notado, y qué mal que me den ganas de llamarte a estas horas. Te tengo prohibido tenerme de día. Mis fantasmas aparecen con el amanecer y no con la oscuridad. Me llevo tan mal con la luz… No quiero que me veas así, sangrante, dispuesta a dejarme arrollar por cualquier coche solo por no dar un paso más. Dame la mano que vienen curvas y te voy a besar.

Si me salvas de otra primavera, me quedo. Aunque suponga sumarle otro kilómetro a mi vida, aunque tenga que dejarme de nuevo la piel de serpiente para ser la niña que sonríe. Ya no sé si es pedirte perdón, o permiso, pero tú te preguntabas si había perdido tus labios de vista, y como no voy a querer coserte a besos con las balas que lanzas al corazón.

“Malasaña a granel: recomendaciones y guía útil”: Nuevo artículo en Somos Malasaña

Esta semana he escrito en el periódico Somos Malasaña acerca de las ventajas de comprar al peso y una pequeña guía sobre algunos negocios de Malasaña en los que podréis comprar a granel productos de alimentación, de higiene y limpieza e incluso champús para perros. Una vuelta al pasado y a lo tradicional que regresa pisando con fuerza, convirtiéndose en una alternativa más natural, sana y responsable.

Leer completo “Malasaña a Granel”

“La golondrina”, microrrelato en cincuenta palabras

LA GOLONDRINA

Ella le demostró su amor tatuándose su nombre en la muñeca. “Ahora necesitará algo a juego, ¿dónde te pondrás tú el mío?” Solo con mirarle a los ojos supo que él no lo haría. “Te tatuaré encima una golondrina que te recuerde siempre la libertad”, dijo el tatuador.

Adriana F. Alcol.

Con este microrrelato participé en el V Certamen de relatos YK; los requisitos eran que debía contener como máximo 50 palabras e incluir la expresión “Ahora necesitará algo a juego”. En el blog de “Autores Malditos” podéis leer a todos los participantes y en este enlace al (merecido) relato ganador.

Desde mi pequeño rincón virtual quería agradecer un año más a sus organizadores, Juan Manuel Sánchez e YK Accesorios, que lleven a cabo iniciativas tan bonitas como esta. Además, la lectura de los relatos se hizo en esta ocasión en la sala El Montacargas y fue todo un descubrimiento, con muchas actividades culturales (infantiles y para adultos) a las que os recomiendo que echéis un vistazo.

No tengas nunca miedo a escribir, ni al qué dirán, ni a la vergüenza de enfrentarte a las opiniones de los demás. Escribir es siempre una terapia maravillosa para alimentar el alma; siéntate frente a una página en blanco, imagina y moldea personajes en tu cabeza mientras tus dedos bailan sobre el teclado creando palabras que forman líneas que se convierten en historias. Déjate llevar, sin pudor, sin límites y sobre todo, disfruta de esta aventura que es la escritura.

 

Fotografía: pincha aquí

 

“Ser Freelance en Malasaña: ventajas e inconvenientes”: Nuevo artículo en Somos Malasaña

Este mes me he reunido con varios freelance que desarrollan su actividad profesional en Malasaña para que me contasen las ventajas y los inconvenientes de este estilo de vida y de trabajo y, además, me han hecho algunas recomendaciones del barrio para que las podáis tener presentes en vuestra jornada laboral.

Si quieres leer el artículo completo en Somos Malasaña, pincha aquí.

“Ser padres en Malasaña”: Nuevo artículo en Somos Malasaña

Ocho familias relacionadas con Malasaña analizan lo que supone criar a sus hijos en el barrio, o por qué no lo han hecho y se han marchado

 

Desde hace un tiempo he empezado a ver muchas noticias acerca de la preocupación que está generando que cada vez son menos las familias con hijos que deciden vivir en la zona centro de grandes ciudades como Madrid. Si os soy sincera, hasta hace bien poco es algo que para mí pasaba totalmente desapercibido, pero cada vez tengo más amigos que se han convertido en padres y veo la complicación a la que se enfrentan cada día criando a sus hijos en barrios como Malasaña. Ya que sobre este tema poco puedo aportar debido a mi falta de experiencia, he decidido hablar con familias que tienen diferentes visiones sobre criar a sus hijos en la zona centro de la capital y esto es lo que me han contado:

Seguir leyendo “Ser padres en Malasaña: ventajas, inconvenientes y recomendaciones”

“Diez propuestas para un fin de semana en Malasaña”: Nuevo artículo en Somos Malasaña

Como cada mes vuelvo a escribir en Somos Malasaña y en esta ocasión he hecho un artículo pensando en esas personas que no conocen el barrio y vienen por primera vez a visitarlo para que, sea la hora que sea, encuentren algunas recomendaciones pintonas que les sirvan de guía para marcharse de aquí con un buen sabor de boca y deseando volver.

Si lo queréis leer completo, aquí os dejo el enlace y por supuesto, podéis hacer vuestras aportaciones en los comentarios:

Leer “Diez propuestas para un fin de semana en Malasaña”

Malasaña, una opinión (posiblemente) impopular

He dudado mucho sobre si escribir este artículo o no porque posiblemente vaya a ser el más impopular que vaya a haber en mi blog hasta el momento, pero a pesar de ser una opinión personal, está basada en la ley y creo que merece la pena abrir este debate en el que espero que todos podamos ser respetuosos en los comentarios, estemos de acuerdo o no con las opiniones que surjan.

El caso es que desde hace un tiempo han surgido cuentas (principalmente en Instagram) que aunque nacieron de una denuncia social en la que sus creadores pretendían dar a conocer las malas condiciones a las que nos tenemos que enfrentar día a día los vecinos de la zona centro de Madrid, creo que han sobrepasado los límites: la suciedad, el ocio nocturno, los conflictos callejeros o algunas actividades ilegales se han convertido en las protagonistas de sus publicaciones y hasta aquí todo bien; el problema es cuando en la imagen aparecen los rostros de personas que no saben que están siendo grabadas ni fotografiadas. Os pondré algunos ejemplos:

Como vecina me molesta mucho el ocio nocturno (porque además mi dormitorio da a una de las calles más transitadas de Malasaña, es decir, el problema me afecta directamente) pero publicar la imagen de una persona que no se encuentra en plena posesión de sus facultades, bien porque ha consumido una gran cantidad de alcohol u otras sustancias mientras se le graba diciéndole que no se orina en la vía pública, me parece que sobrepasa los límites de la legalidad. Lo mismo sucede con todas esas imágenes que hemos podido ver de peleas, situaciones incómodas e incluso tráfico o consumo de drogas en las calles donde por desgracia hay (o había) narcopisos; respaldarse en el derecho a la información cuando se podría decir que se cruza la línea del derecho a la intimidad, me parece un tema muy delicado. He visto artículos en periódicos o reportajes en la televisión que o no muestran el rostro de la persona o se lo pixelan; si tiene que ser así en los medios de comunicación, ¿por qué se permite en este tipo de cuentas subir instantáneas para que la gente deje su comentario de odio y, en ocasiones, incluso diga quién es esa persona y dé más datos sobre ella?

Pero si lo descrito anteriormente me parece algo poco ético, todavía me parece más dañino cuando se hace con personas que viven en la calle. A ti te puede parecer espantoso o una falta de civismo que alguien orine en la plaza de tu barrio (a mí tampoco me encanta),  pero más horrible es que esa persona tenga que dormir a la intemperie y orinar entre los árboles porque no dispone de un baño público cercano. No sé si alguna de las personas que me está leyendo habrá acudido en alguna ocasión a la entrega de alimentos en la zona centro de Madrid para la gente sin hogar, pero os aseguro que es algo que te hace recapacitar y con solo ir un día, te pensarías dos veces si subir la imagen (repito, sin su consentimiento) de una persona de la que desconoces absolutamente todo, incluso qué es lo que le ha llevado a la situación de no tener un hogar y verse obligado a dormir entre cartones en el banco de un parque o debajo de un puente y hacer sus necesidades entre los matorrales. Estoy (casi) al 100% segura de que estaría encantada de contar con un baño con todas las comodidades, posiblemente como el que tienes tú.

¿Y sacar a los artistas callejeros poniendo en duda que cumplan con la normativa de la Comunidad de Madrid? ¿Es tan difícil de entender que posiblemente la mayoría de ellos preferirían estar tocando en un local o actuando en algún teatro? Ya bastante complicado tienen el hecho de poder conseguir las autorizaciones pertinentes (que no se le dan a todo el mundo que las solicita) como para que unos cuantos vayan señalando con el dedo acusador porque les molesta el ruido de un pequeño amplificador mientras se toman su cañita en una terraza.

Sinceramente, este movimiento de “apatrulladores de la ciudad” que utilizan como arma la cámara de sus móviles y multitud de hashtags para conseguir el mayor número de seguidores posibles, añadiendo textos de maestros del civismo cuando utilizan la imagen de personas sin su permiso, me parece cuanto menos cuestionable. Hay algo que se llama el derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen, y difundir un vídeo o una fotografía de alguien en condiciones que pueden afectar de una manera muy negativa a sus vidas, es muy inmoral, por muy buena intención (permitidme que lo dude) que tenga quien las realice.

Se puede crear una cuenta de denuncia social que cumpla con sus objetivos sin necesidad de cometer una ilegalidad, pero claro, tal vez la ética y la moral están un poco demodé en las redes sociales y cual publicación patrocinada por Mediaset, el morbo y los límites de lo legal venden mucho más. Si es así, enhorabuena, espero que os convirtáis en  los adalides de la justicia en vuestro barrio.

* Os dejo aquí un vídeo muy interesante que trata sobre el uso que hacemos de las redes sociales y de internet en general explicado de una manera muy sencilla. A mí me hizo pensar y estaría bien que todos hagamos exámenes de conciencia y veamos qué errores estamos cometiendo respecto.

Fotografía: www.blog.poprevolver.com