TIENDAS CON ETIQUETA “ECO”: NUEVO ARTÍCULO EN SOMOS MALASAÑA

Hay quienes consideran el consumo ecológico una moda, pero para otros – afortunadamente cada vez más – se ha convertido en un estilo de vida y por eso mi colaboración del mes de agosto con el periódico Somos Malasaña habla precisamente de las tiendas con etiqueta eco, en el que además de hablar con una vecina que apuesta por este tipo de consumo, os muestro ocho lugares del barrio y alrededores donde comprar productos ecológicos.

En este enlace podrás leer el artículo completo:

Tiendas con etiqueta “eco”: un nuevo estilo de vida en Madrid centro

Anuncios

COSMÉTICA ECOLÓGICA: DOS RECOMENDACIONES MADE IN SPAIN

Como ya sabéis, este mes abrí una nueva sección en mi blog que se llama “Consumo Responsable”, desde la que os hablaré a través de diferentes posts de aquellas propuestas y marcas que me ayudan a aportar mi granito de arena en esta manera de consumir que se ajusta a las necesidades del planeta, escogiendo las opciones que más favorecen al medio ambiente y también a la igualdad social.

Es importante que tengamos en cuenta a la hora de consumir qué efectos tiene el consumo, no solo en mí, también en los demás, la huella ecológica que dejan y los derechos y las condiciones de sus trabajadores, asegurando también la calidad de lo que hemos comprado.

En este segundo artículo – en el primero os hablé de la slow fashion – os quería recomendar mis dos marcas de cosmética de cabecera. Yo, que he sido una persona con problemas de piel desde mi más tierna adolescencia, descubrí la cosmética ecológica hace ya seis años y desde entonces (salvo escasas excepciones que cada vez son menos) la utilizo no solo para el rostro, sino también para el cuerpo y para el pelo. Cuando yo era (más) joven, recuerdo lo complicado que era encontrar tratamientos que te ayudasen a cuidar tu piel y si tenías algún problema (acné, piel atópica o similar) solían recomendarte productos de farmacia que costaban generalmente muy caros o, en mi caso, el temido Roacután. Mi piel mejoró, de eso no cabe la menor duda, pero a día de hoy pienso que si entonces hubiese tenido más a mi alcance este tipo de cosmética y alguien que supiese asesorarme sobre los problemas que tenía y las rutinas que debía haber seguido, podría haber conseguido los mismo resultados  siendo mucho menos nocivos para mi cuerpo.

Para mí comenzar a utilizar cosmética ecológica supuso un cambio radical en mi piel, acompañado siempre de un asesoramiento personalizado y de unas rutinas de mañana y de noche que no suelo saltarme aunque me esté cayendo de sueño (esto es fundamental). Lo importante es saber qué tipo de piel tienes y qué es lo que necesita: un estudio detallado de tu piel es el primer punto a tener en cuenta para poder utilizar los productos con las propiedades adecuadas para tus necesidades. Yo no soy dermatóloga, ni especialista en este tema, así que no me quiero meter a daros recomendaciones muy concretas acerca de qué hacer dependiendo del tipo de piel que tengáis, pero sí que os digo que la limpieza, una alimentación equilibrada y beber agua son tres pilares fundamentales a tener en cuenta en vuestro día a día.

Mantener una piel sana no tiene por qué resultar costoso. Para muchos bolsillos es un lujo poder hacerse una limpieza profunda cada mes o tener muchos productos en la repisa de tu cuarto de baño: no te preocupes, en la medida de lo posible, contar con los productos adecuados y unas pautas diarias, pueden resultar igual de positivo. Por eso hoy os quería hablar de las dos firmas que yo utilizo: Amapola Biocosmetics y Pielsana Pilar Ruiz.

La primera que descubrí fue Amapola Biocosmetics, expertos en fabricación de productos cosméticos saludables y sin tóxicos con más de 20 años de experiencia en los que formulan y fabrican sus productos con ingredientes vegetales ecológicos certificados. Su laboratorio está en Segovia y también tienen tienda física en Barcelona (Calle Boria nº 20), aunque yo mis pedidos los suelo hacer online o en algunas de las ferias a las que acuden.

Disponen de diferentes líneas de productos: cuidado facial, cuidado corporal, para niños y bebés, protección solar, balsámica, aromaterapia y jabones. Entre mis productos destacados – teniendo en cuenta que mi piel es mixta con tendencia a acné – destacaría la línea de azahar y frambuesa (la crema facial y el contorno de ojos), basados en las propiedades antioxidantes y regeneradoras del aceite de frambuesa y calmante y protector del aceite de azahar; la BB Cream, una crema ecológica con aceite de mango y avellana que en algunas épocas del año utilizo sin ponerme debajo una crema hidratante ya que nutre la piel en profundidad, es antiedad y se extiende con facilidad (está disponible en tres tonos diferentes); la línea balsámica (el Roacután me afectó mucho a la sequedad de los labios y por eso tengo que hidratármelos constantemente a pesar de que ya ha pasado más de una década desde que finalicé el tratamiento). El bálsamo que más me gusta es el de caléndula y miel, aunque  todos aportan un extra de hidratación, perfecto para aplicarte antes de cualquier labial (especialmente los secos) o antes de acostarte. Durante el verano pasado descubrí su after sun que combina aceites vegetales con manteca de karité, ayudando a nutrir las capas más profundas de la epidermis y este año apostaré también por su protector solar de 50 (ya en mis manos) que está especialmente indicado para niños y para las pieles más blancas y sensibles. Actualmente estoy empezando a utilizar por las noches su serum facial de caléndula y geranio, perfecto para pieles enrojecidas o congestionadas que se irritan con facilidad (a mí me sucede mucho con los cambios de temperatura): calma, oxigena y aporta suavidad y una de las cosas que más me gusta, no deja ese aspecto tan grasiento en la piel que a mí personalmente me incomoda mucho.

Os recomiendo que visitéis su página web y que ante cualquier duda les contactéis para que os sugieran los productos que más se amolden a las necesidades de vuestra piel. En mi opinión, la sensación es totalmente distinta a la hora de utilizar cosmética convencional o cosmética ecológica (entiendo que la gente con piel problemática notaremos mucho más el cambio) y yo os recomiendo el cambio al 100%. Son muy profesionales y además los envíos llegan muy rápido y la mar de bonitos (qué queréis que os diga, a mí además de por el estómago, se me conquista por la vista y, en el caso de Amapola, también por el olfato).

De la segunda firma de cosmética ecológica de la que os quería hablar la descubrí en 2decológico, una de mis tiendas de cabecera en Malasaña y, aunque de esta marca no utilizo tantos productos, hay dos que me tienen totalmente enamorada. Pielsana Pilar Ruiz nace en el año 2005, abriendo su laboratorio en la sierra de Madrid, donde elaboran sus productos de manera artesanal, libre de químicos y que ayude en los procesos de curación y mejora de nuestra piel. Si queréis conocerla de manera personal, el día 26 de mayo va a dar una charla en el local de 2decologico en donde hablará de la nutrición a través de la piel y hará asesoramientos personalizados para el cuidado de la piel de cada asistente. En este enlace podéis encontrar toda la información.

Los dos productos que más utilizo de esta marca es la crema regeradora de rosas, que proporciona hidratación profunda y duradera tanto a pieles normales, secas e incluso, como es mi caso, a las sensibles. Yo la utilizo tanto de día como de noche y, además de hidratación, proporciona una textura realmente sedosa a la piel. El segundo es el tónico de salvia en formato spray, que ayuda a descongestionar las capas de la piel y regula su equilibrio natural.  Yo personalmente el tónico lo utilizo mucho en verano, sobre todo para refrescar mi piel cuando llegan las altas temperaturas.

Decidí escribir este post no solo porque quería hablaros de mis dos tiendas de cosmética ecológica de cabecera (aclaro, por si las moscas, que no es un artículo patrocinado) sino porque yo, que he sufrido de problemas de piel durante toda mi vida, habría agradecido mucho poder leer un artículo de alguien que hubiese pasado por lo mismo y que me hubiese ofrecido alternativas diferentes a los medicamentos o la cosmética convencional. Cada piel es un mundo, pero en mi caso, sentí un cambio a mejor con la cosmética ecológica que no había sentido hasta ahora con ningún otro tratamiento. Lo importante es que encuentres aquellos productos que se ajusten a las necesidades de tu piel y para ello lo mejor es dejarte aconsejar por especialistas. Espero que esta entrada os pueda ser de ayuda y si probáis alguno de los productos, que me dejéis en los comentarios o en las redes sociales qué os han parecido.

26 SLOW FASHION CHALLENGE BY CYNTHIA BAGUÉ

Hace unas semanas decidí dedicar menos tiempo a las redes sociales e invertir todas esas horas en escribir artículos que realmente me motivasen. Una de las ideas que tuve fue dedicar un espacio especial al consumo responsable dentro de este blog y precisamente cuando me disponía a comenzarlo, Cynthia Bagué propuso en su cuenta de Instagram el #26SlowFashionChallenge, más centrado en la moda que en otros aspectos, pero que me parece muy interesante responder, a pesar de no ser una gran entendida de este mundo. En mi cuenta de Instagram iré subiendo poco a poco algunas de las respuestas, pero me apetecía poder dejarlo aquí plasmado con recomendaciones para todo el mundo. Son 26 preguntas, así que trataré de ser muy concisa para que este post no se os haga eterno. Ojalá os guste y, sobre todo, ojalá os animéis a hacerlo y sumaros a este movimiento:

👚 ¡HOLA MUNDO!, ¿QUIÉN ERES?

Soy Adriana, una coruñesa afincada en Madrid que un día se vio preparando una mudanza y descubrió que su armario estaba lleno de prendas todavía con etiquetas y que ni siquiera recordaba cuándo las había comprado. Ahora mi armario es una burra pequeñita en la que (casi) cada prenda es especial y tiene una historia detrás. Me encanta que la gente me diga “¡Qué bonita es esa camisa!” y poder contestar que me ha costado 2 euros en un mercadillo, que ha sido heredada o que la he intercambiado por otra. Poder entrar a las tiendas, mirar y no tener la necesidad de comprarme nada es una de las cosas que me ayuda cada día a ser un poquito más feliz.

👚 LA ÚLTIMA PRENDA QUE HAS COMPRADO

Una de las últimas prendas que he comprado es esta camiseta con la que salgo en esta fotografía. Me costó 3 euros en la penúltima edición del Adelita Market, un mercadillo que se celebra un sábado al mes en la Plaza Dos de Mayo (Malasaña) y que trata de promover el consumo responsable dándole una segunda vida a todas aquellas cosas que tienes en casa y que ya no utilizas.

👚 UNA FOTO ANTERIOR DONDE YA UTILIZASES VINTAGE O SEGUNDA MANO

Esta fotografía es del año 2012, recién aterrizada en Madrid. En esa época me encantaban los estampados llamativos y recuerdo que esa camisa me la ponía siempre que tenía un evento que yo consideraba importante. Me la compré en una tienda vintage de Malasaña que ya no existe; se llamaba Ana Paradelo y estaba en la Calle Espíritu Santo.

👚 UNA PRENDA QUE HAYAS HEREDADO DE OTRA PERSONA

Las prendas que más me gusta heredar son las que han utilizado mi madre (mi “herencia” preferida de ella son unos botines marrones), mi padre (me encantan sus pijamas, aunque mi prenda preferida es un chaquetón militar que me regaló hace unos años y que tiene más de cuatro décadas) o mis familiares en general. Recuerdo que cuando todavía estaba en el colegio me encantaban unos pantalones de pana verdes de mi abuelo que mi madre aborrecía y que yo me ponía sábado sí, sábado también.

👚 ¿CÓMO ES TU ARMARIO?

Mi armario actualmente es una burra en la que tengo casi todas mis prendas y que voy cambiándolas dependiendo de la estación del año. Para mí resulta realmente práctico porque lo tengo todo a la vista y las cosas que más espacio ocupan, como los abrigos y cazadoras, están en el armario de la entrada.

👚 UNA PRENDA CON LA QUE HAYAS VIVIDO UN MOMENTO IMPORTANTE DE TU VIDA

Una vez una maquilladora me propuso hacer de modelo y recrear diferentes décadas. En estas fotografías podéis verme tal y como ella me vistió para la etapa de los ochenta y lo cierto es que me sentía muy guapa con ese sombrero y ese estilismo.

Me encantan los sombreros, aunque no suelo ponérmelos con mucha frecuencia, pero me parece que son uno de los accesorios que más favorecen a las mujeres.

👚 CAMBIO MÁGICO EN UNA PRENDA QUE NO TE CONVENCÍA Y AHORA ADORAS

Lo cierto es que no tengo demasiado ingenio para la costura, así que suelo probarme las prendas antes de llevármelas a casa (algo que antes no hacía nunca jamás y por eso muchas se quedaban en los cajones con la etiqueta puesta) y valoro si me favorece, si le puedo dar un aire más personal con el resto de las prendas y accesorios de mi armario y en el caso de que no me convenza, prefiero no llevármela. ¡Que alguien me enseñe a coser, por favor!

👚 CALIDAD ANTES QUE CANTIDAD: ESA PRENDA

La fotografía no es muy buena, pero sin duda, este abrigo es la prenda que tengo en mi armario de mayor calidad. Me lo regalaron mi madre y mi hermana hace dos navidades: lo vi en el escaparate de una tienda de A Coruña de moda marinera y me enamoré perdidamente de él. Es calentito y muy grande y lo cierto es que para mí es un verdadero tesoro. Creo que jamás voy a tener un abrigo que me guste más.

(Por si os interesa, la tienda es Náutica Pombo y está en la Avenida Primo de Rivera nº 8).

👚 ANÉCDOTA MÁS CURIOSA DE CÓMO CONSEGUISTE ALGUNA PRENDA DE TU ARMARIO

Hace unos años se hacía en la Plaza Dos de Mayo un trueque entre vecinos. Un día que salí a pasear y que no me había planteado participar, pasé por allí y vi un pañuelo precioso. Le ofrecí a su dueña dinero, pero no lo aceptó (ahí estaba la gracia, el dinero en ese mercadito no tenía valor) así que desistí y me fui a tomar un café a una terraza. Al cabo de un rato, su dueña se acercó y me lo regaló (también me regaló un chaleco) y durante mucho tiempo lo llevé al cuello siempre que utilizaba camisas blancas.

👚 PRENDA QUE HAS LLEVADO AL MENOS 20 VECES

Vale, tampoco esta fotografía es la mejor del mundo mundial, pero este jersey – que también conseguí en el Adelita Market en una edición pasada por menos de 5 euros, no recuerdo exactamente el precio – lo he llevado prácticamente todo el invierno. Me encanta su tacto, la forma de su cuello, las mangas, el color y el estampado elegante y discreto a la vez. Combina con todo y esta fotografía me la hice para enviársela a mi hermana, que siempre dice que encuentro verdaderas gangas en los mercadillos y reconozco que es un don del que me encanta fardar.

👚 ICONOS DE ESTILO

Lo cierto es que no estoy yo muy puesta en temas de moda y tampoco podría decir que tengo grandes referentes, pero sí hay mujeres que me inspiran por su estilo como Susan Sarandon – a nadie le sientan las prendas vaqueras como a ella – Carey Mulligan y, aunque nada que ver con las dos anteriores, me fascinaba (y me sigue fascinando) la personalidad que lograba dar a las prendas, a los accesorios o a los peinados Bimba Bosé.

👚 ¿DÓNDE COMPRAS TU ROPA?

Cuando vivía en Coruña compraba casi todo en grandes cadenas, pero lo cierto es que ya en Madrid mi manera de comprar comenzó a cambiar: empecé a frecuentar más el pequeño comercio (sobre todo las tiendas vintage y de segunda mano) y ahora, cuando me lo puedo permitir, me gusta apostar por diseñadores independientes que encuentro en tiendas o ferias y también me sigue encantando ir a mercadillos o tiendas como Humana cuando sé que se pueden encontrar verdaderas gangas.

Aun así, sigo visitando las tiendas comerciales, sobre todo para las prendas más básicas, aunque cada vez trato de invertir menos en ellas.

👚 UNA PRENDA TUYA CUYA VIDA HAS ALARGADO REPARÁNDOLA

Hace muchos, muchos años, cuando Inditex no era este pedazo de imperio que es a día de hoy, sus abrigos eran de una calidad excelente y sentaban a las mil maravillas: podías invertir una cantidad de dinero no muy grande y encontrar una prenda que podías utilizar durante años (sí, antes esas cosas pasaban en Inditex). Pues en esa época, mi madre le compró un abrigo negro a mi hermana con cuello chimenea que se adaptaba a la perfección a cualquier estilo y que por aburrimiento (no por desgaste) mi hermana terminó regalándome al cabo de (mucho) tiempo. Con los años, más de una década después, el forro comenzó a estropearse y decidimos arreglarlo y aunque ahora ya no me lo pongo tanto, ahí sigue, con intención de dar  guerra unos cuantos años más.

👚 UN CONSEJO SOBRE MODA

Cuando comienzas a consumir moda de manera responsable, te das cuenta que lo mejor es contar en tu armario con básicos y tonos neutros de los que sepas que no te vas a aburrir. En mi caso, mis básicos son los pantalones vaqueros y las camisas de colores lisos. Y por supuesto, contar con alguna pieza especial, única y que se salga un poco de lo que llevas de manera habitual para esos días en los que te apetece vestirte diferente. ¡Ah! Y otra cosa que no puede faltar, sin duda, los jerseys de cuello alto para los meses más fríos.

👚 SOSTENIBILIDAD EN OTROS ASPECTOS DE TU VIDA

Como ya comenté al principio de este post, estoy creando una nueva sección en el blog sobre consumo responsable, así que muy pronto os hablaré de manera más detallada sobre la cosmética y la alimentación responsable. Estos últimos años he aprendido mucho sobre estos temas y, aunque tal vez no podamos hacer todo bien, al menos podemos aportar nuestro granito de arena con pequeños gestos.

👚 PRENDA VINTAGE PREFERIDA

Cuando tenía 13 años, mis tías me regalaron las Doc Martens y por aquel entonces me empeñé en que las quería moradas. Además de todo lo que me las puse durante mi adolescencia, hice el Camino de Santiago cuatro veces con ellas y este año las llevé al zapatero para que me las tiñese de color negro. Siguen como nuevas y, sobre todo en invierno, me las sigo poniendo muchísimo. Ahora que lo pienso, tal vez ellas sean la prenda con la que he vivido algunos de los momentos más especiales de mi vida.

👚 PRENDA HECHA DE MANERA LOCAL

Cada año por mi cumpleaños me autorregalo alguna pieza especial (ropa o accesorio) hecha por algun@ diseñador@ independiente. Repetí dos años con Miss Bijoux, que hace bisutería collage en la que mezcla diseño gráfico con cosas nuevas y otras antiguas recicladas, todo personalizado y mágico. Os recomiendo muchísimo que le echéis un vistazo a su web porque cada pieza es especial y estoy segura de que os encantará. Sé que la pregunta era sobre una prenda, pero son accesorios tan únicos y bonitos que necesitaba mencionarlos en este post.

👚 TU ÉPOCA O DÉCADA FAVORITA EN LA MODA

Si tuviese que elegir una estética, me encanta la década de los 80 en las mujeres y los 90 en los hombres, aunque en realidad lo que más me gusta es que cada persona adapte las décadas a su estilo y personalidad porque eso es lo que les hace auténtic@s. Lo que menos me gusta son las tendencias y las modas de temporada, me aburren y las veo muy poco originales.

👚 DIY RECIENTE

Como ya os dije, la costura no es lo mío, pero hace un tiempo me compré unos encajes muy bonitos en una mercería y con ellos y unos enganches de la zona de Pontejos (Madrid) me hice unos chokers adaptados a mi estilo que me quedaron muy pintones.

👚 HISTORIA DE AMOR CON UNA PRENDA

Os contaré un amor imposible: hace unas semanas fui a una tienda Humana de Madrid y ví un jersey rojo que me encantó. Costaba 3 euros y hacía mucho calor, así que decidí pensármelo antes de comprármelo porque creía que con la llegada del buen tiempo ya no le sacaría partido. Pensé en él cada día y a la semana siguiente volví a ver si lo seguían teniendo (además habían puesto todas las prendas a 1 euro), pero ya no estaba. Ahora no dejo de pensar cada vez que me visto que ese jersey me habría quedado estupendo con cualquier conjunto. Espero que quien se lo haya comprado le esté sacando mucho partido.

👚 UNA PRENDA QUE LE HAYAS DADO A OTRA PERSONA

La última vez que hice una mudanza organicé todas mis cosas a las mil maravillas, sin métodos de libros que se venden como churros, a mi manera, pero mi casa quedó estupenda. Organicé varias cositas que ya no me ponía (sobre todo complementos) y se los regalé a una amiga que sabía que les sacaría mucho más partido que yo. Ahora, cada vez que la veo con uno de ellos, me encanta saber que su segunda vida está siendo mucho más fructífera que la primera. Si no te pones algo, ¡regálalo, dónalo o véndelo en algún mercadito! 

(En la fotografía, mi amiga Estíbaliz lleva uno de los collares que le regalé y le queda mil veces mejor que a mí).

👚 CUENTAS DE INSTAGRAM QUE ME INSPIRAN

No soy yo muy instagramera, la verdad, pero como cuenta personal me inspira la de Cynthia Bagué, sobre todo sus stories hablando de consumo responsable de manera muy cercana y personal o cuando lleva a cabo iniciativas tan bonitas como este challenge, Caras de la Información, en la que Isabel presenta personas con talentos de lo más variados y que fomentan un estilo de vida del que siempre puedes sacar algún aprendizaje, La Cierva Vintage para encontrar inspiración sobre moda vintage (y picar algo de vez en cuando) y la de Cristina Cela, propietaria de Miss Vintage Shop, que ella en sí, su negocio y su estilo para la decoración son exquisitos. Desborda inspiración por los cuatro costados.

👚 ACCESORIO FAVORITO DE SEGUNDA MANO

Precisamente de Miss Vintage Shop tengo un bolso negro pequeñito que me compré casi al llegar a Madrid por menos de 10 € que me encanta y que es el tamaño perfecto para cuando sales a dar un paseo. Lo cierto es que de esta tienda tengo muchos accesorios como gafas, pendientes o colgantes que suelo utilizar con frecuencia (y si tienes la suerte de ir y que te coincida que alguno de sus pantalones es tu talla, estarás de enhorabuena, porque en mi opinión tiene una de las mejores selecciones de prendas vintage de todo Malasaña).

👚 LIBRO O REVISTA ECO FASHION

La verdad es que prácticamente todo lo que leo relacionado con este tema y el consumo responsable en general, lo hago a través de internet, sobre todo de Twitter, y mi cuenta preferida relacionada con esta temática es la de Brenda Chávez, periodista y autora de . También me gusta mucho la cuenta de El Huerto de Lucas, donde organizan muchos eventos relacionados con moda sostenible y ecología y a través de su Twitter os podéis enterar de todo.

👚 CÓMO FORMAS PARTE DE LA FASHION REVOLUTION

Soy consciente de que en la vida no puedes hacer todo bien, pero tod@s podemos aportar nuestro granito de arena intentando consumir de una manera más responsable y menos compulsiva en todos los aspectos de nuestro día a día: comprar el pan en la panadería de tu barrio, reparar esos botines que tanto te gustan en el/ la zapater@ en lugar de comprarte otros nuevos, llevar a el/la costurer@ ese vestido que se te ha quedado corto o participar en un grupo de consumo son algunos ejemplos que, a través de pequeños gestos, ayudan a fomentar una manera de consumir mucho más responsable.  Te digo por experiencia que tal vez al principio te cueste un poco, pero verás como una vez metid@ en esta rueda, te darás cuenta que así se vive mucho mejor.

👚 TUS PLANES RESPECTO AL FUTURO DE LA MODA Y CREATIVIDAD APLICADO A TU VIDA 

En realidad mi intención es continuar esta línea de consumo en cuanto a moda se refiere, porque cuanto más sabes sobre estos temas, más consciente eres de que la manera de consumir en la que nos hemos metido es muy poco ética con el ser humano y con nuestro planeta en general y sinceramente, yo no quiero formar parte de este carro al que todos nos subimos mirando hacia otro lado y cargando nuestras bolsas de camisetas bonitas hechas en otras partes del mundo que parecen quedarnos muy lejos como para pensar por qué son tan baratas. Por suerte, creo que cada vez más personas estamos tomando conciencia sobre este tema (no solo en la moda, también en la alimentación y en otros tantos aspectos de la vida) y espero que esto cambie.

Consumir de manera responsable es un estilo de vida que engancha. Si yo he podido, tú también puedes y aunque no hagamos todo a la perfección, nuestros pequeños gestos pueden ayudar a que este planeta sea un lugar un poquito mejor. ¿Te sumas?

¡Muchas gracias Cynthia por esta iniciativa tan bonita! Síguela en Instagram: #26SlowFashionChallenge.