Reseña: “Cosas nuestras” de Ilu Ros

“Cosas nuestras”

Autora: Ilu Ros

Editorial: Lumen Gráfica

Tapa dura

Dónde lo puedes comprar: Librería Cómplices

Una de las cosas que más me puede gustar en un libro es combinar historias de diferentes generaciones, y precisamente eso es lo que sucede en “Cosas nuestras”, en la que mientras una joven mira stories en Instagram y su abuela se dedica a las tareas del hogar, surge una conversación natural entre ellas en la que a través de personajes de ahora y de siempre, se entremezclan historias con protagonistas tan dispares como Concha Piquer o Rosalía.

A través de la cultura popular, el folclore y anécdotas de personajes como Juanita Reina, Rocío Jurado, Lola Flores, Miguel Molina o Federico García Lorca, se habla de una España que tuvo que luchar por sus derechos, dando lugar también a conversaciones en las que la vida rural o la emigración durante la dictadura, muestran las dificultades a las que se enfrentaron nuestros mayores, todo ello tratado con frescura, una gran dosis de realidad y un punto de humor que hace que no seas capaz de soltar esta novela gráfica en la que también se habla de los problemas actuales de las nuevas generaciones como la búsqueda de trabajo o el hacerse escuchar, todo ello mencionando, además de a Rosalía, a otros referentes actuales como Nathy Peluso o a las Spice Girls.

Un libro ágil y tierno que nos anima a dejar las pantallas a un lado y a escuchar y reconectar con nuestros mayores, que nos descubren historias con moralejas que en más de una ocasión resultan atemporales y nos hacen comprender que en todas las generaciones han existido personas adelantadas a su época que nos han allanado el camino a las venideras.

Ilu Ros (Murcia, 1985) es Licenciada en Bellas Artes y Comunicación Audiovisual por la Universidad de Granada. La decisión de estudiar Bellas Artes fue una de las más importantes de su vida, aunque no fue hasta el año 2011, una vez instalada en Londres, cuando puso el foco en la ilustración y sus posibilidades profesionales.

Ilu Ros encuentra su inspiración en la cotidianidad, las ciudades que visita, las personas que la rodean y las historias que le cuentan, en los libros, las películas, los viajes en tren y la música que escucha, entre otras cosas. Básicamente, le gusta buscar en las pequeñas cosas algo nuevo – o no tan nuevo – que contar.

Ha expuesto en la Galería Miscelanea de Bercelona y ha sido finalista en el Poster Prize for Illustration, premio convocado por la Association of Illustrators y el London Transport Museum de Londres. En mayo de 2018 publicó su primer libro “Hey Ski, I´m on my Way: A Book About Influential Women” en Estados Unidos. “Cosas nuestras” es su primer libro en español. Actualmente vive en Madrid.

Reseña: “Coger y comer sin culpa. El placer es feminista” de María del Mar Ramón

“Coger y comer sin culpa. El placer es feminista”

Autora: María del Mar Ramón

Editorial: Paidós Argentina

Tapa blanda con solapa, 256 páginas

Dónde lo puedes comprar: Librería Cómplices

Nuestros cuerpos no pueden ser motivo ni de vergüenza ni de castigo ni de chantaje. Nuestros cuerpos son una herramienta de placer y el placer es un derecho fundamental para nuestras vidas.

María del Mar Ramón, autora de “Coger y comer sin culpa”.

Os diré algo: Si en algún momento de vuestras vidas habéis puesto en duda la importancia del movimiento feminista, entonces puede que sea la hora de que leáis este libro y os deis cuenta de que su autora podrías haber sido tú o yo – puede que con menos arte a la hora de narrar las cosas, eso sí – pero me juego un brazo y no lo pierdo a que (casi) todas las experiencias que podréis leer en “Coger y comer sin culpa” van a hacer que os sintáis identificadas y sobre todo, van a hacer que os deis cuenta de lo fácil que ha sido que durante mucho tiempo las mujeres normalizásemos situaciones en las que hemos sido censuradas y limitadas.

“Coger y comer sin culpa” no es un libro de ficción, tampoco de autoayuda y no pretende teorizar sobre el feminismo, pero el testimonio en primera persona de su autora, María del Mar Ramón, os hará reflexionar y sobre todo, os hará pensar en muchas de las vivencias por las que (posiblemente) habréis pasado a lo largo de vuestra vida y cómo os habéis enfrentado a ellas y vuelvo a jugarme otro brazo, y confío en que tampoco lo pierdo, que en muchas de las ocasiones o bien habréis tratado de restarle importancia, incluso tomándolo con humor de manera pública, o habréis llevado en silencio el sentimiento y la confusión que ha podido generaros.

En “Coger y comer sin culpa” se habla de sexo, de pornografía, de amor, de amistad, de desórdenes alimenticios, todo ello contado en primera persona, desde la rabia, el dolor y en otras incluso desde el humor, analizando cómo la culpa ha moldeado, censurado y limitado el deseo y el placer femenino. Narra desde una honestidad libre de prejuicios cómo las mujeres luchan de manera individual y colectiva por conectar con su placer, un derecho que en muchas ocasiones se ha visto vulnerado, convirtiendo esta búsqueda del placer en un ejercicio de liberación, resistencia y emancipación.

María del Mar Ramón nació en Bogotá en 1992, pero vive en Buenos Aires desde 2012. Es cofundadora de la organización no gubernamental argentina Red de Mujeres, cocreadora del colectivo feminista colombiano Las Viejas Verdes y del proyecto internacional youtuber Beach Camp. Creadora el proyecto Fanática de los Boliches, que tiene como objetivo llevar perspectiva de género a los ámbitos nocturnos y de fiesta. Escribe con regularidad sobre feminismos y política en Vice, Volcánica, Página/12 y Playboy Colombia y en el portal feminista argentino LATFEM.

Literatura yonqui: Siete propuestas que deberías leer

En mis redes sociales suelo hablar de los libros que leo y hago pequeñas reseñas algo más informales que las que publico en este blog. En Instagram he comprobado que cuando hablo sobre literatura con temática yonqui, a la gente le produce mucha curiosidad, así que hoy he decidido hacer este post que reúne algunas de las novelas que he leído hasta el momento en las que la droga es la protagonista. Me encantaría que vosotros me sugirierais más títulos y así podamos recurrir a este listado siempre que queramos leer algo relacionado con este tema. Aquí os dejo los siete primeros:

LA AGENDA DE LOS AMIGOS MUERTOS

Autora: Raquel Heredia

Esta fue la primera novela que leí siendo adolescente sobre el mundo de la droga, en la que la propia autora cuenta cómo vivió la muerte de su hija mayor, una joven de 19 años heroinómana, que a pesar del esfuerzo, dolor y sufrimiento de su familia, no es capaz de dejar ese estilo de vida.

Un testimonio desgarrador contado en primera persona que te hace ver la historia desde el prisma de quien en un principio no quiere abrir los ojos a una realidad tan dolorosa como es reconocer la adicción a la droga de una hija.

AZUL CASI TRANSPARENTE

Autor: Ryu Murakami

No recuerdo quién me recomendó esta novela, pero aunque la leí hace muchos años, todavía conservo esa sensación de desasosiego que generó esta historia en mí (y que a pesar de ello me la leí de una tacada porque me encantó cómo está escrita y cómo describe cada una de las situaciones que acontecen en sus páginas).

Está escrita por Ryu Murakami, un estudiante japonés de veinticuatro años que fue galardonado con el premio Akutagawa.  En menos de medio año vendió un millón y medio de ejemplares y a día de hoy continúa siendo un libro de referencia para quienes disfrutan de este tipo de literatura (aunque también recibió críticas negativas de una parte del público por su nivel de violencia, lo que consiguió alimentar más la curiosidad por esta obra que en mi opinión es realmente magnífica).

Un grupo de chicos y de chicas que viven cerca de una base norteamericana pasan sus días consumiendo drogas, acudiendo a conciertos y practicando sexo con soldados, todo ello sin un ápice de placer o divertimento que les lleva irremediablemente al camino de la autodestrucción.

YO, CRISTINA F. HIJOS DE LA DROGA

Autores: Horst Rieck, Kai Hermann, Christiane F.

Cuando era adolescente, pusieron un viernes a altas horas de la madrugada la película de “Yo, Cristina F.” en versión original. Creo que jamás me ha impactado tanto una película y a partir de entonces (y todavía sin internet) intenté por todos los medios conocer algo más sobre esa joven que me había producido tanta curiosidad. Descubrí que la película estaba basada en un libro, pero me resultó imposible conseguirlo en las librerías de A Coruña porque estaba descatalogado, así que poco a poco me fui olvidando de su historia. Un día, ya estando en la universidad, acudí a una librería de segundo mano y allí, entre los libros de ocasión, se encontraba esta novela. No os exagero si os digo que fui incapaz de dormir hasta que me la terminé: si la película me había gustado, el libro, mucho más completo y con testimonios de los asistentes sociales, la policía y su madre, hizo que Christiane F. se convirtiese en una figura de la que a día de hoy todavía sigo buscando información con bastante frecuencia.

En 1976 Christiane F. tiene trece años y en el mes de abril prueba la heroína por primera vez. A partir de ahí compagina (a duras penas) una vida en la que trata de no levantar sospechas sobre su adicción con otra mucho más dura, en la que conseguir su dosis diaria se convierte en su único propósito, lo que le lleva a tomar caminos como la prostitución y la delincuencia.

Años más tarde, en 1978, los periodistas Kai Hermann y Horst Rieck la entrevistan durante tres meses y lo que pretendía ser un artículo sobre la droga entre los adolescentes de Berlín, se convierte en un libro que durante décadas y hasta día de hoy ha vendido más de cinco millones de ejemplares y se ha traducido a quince idiomas.

En 1981 se llevó al cine – aquí os dejo el enlace a Youtube de la película completa en castellano, aunque si tenéis la posibilidad, os recomiendo que la veáis en versión original – que además cuenta con la participación de David Bowie y de la que se ha dicho que es la película en la que mejor se refleja el síndrome de abstinencia de una droga como la heroína.

Como dato totalmente subjetivo, os diré que sin duda es mi novela de temática yonqui preferida y raro es el año en el que no me la releo. Más que recomendable.

YO, CHRISTIANE F. MI SEGUNDA VIDA

Autoras: Christiane V. Felscherinow y Sonja Vukovic

Y después de Yo, Cristina F. Hijos de la droga, la vida de su protagonista se convirtió en un reality, siendo perseguida por la prensa más sensacionalista que “informaba” de sus constantes recaídas en la heroína.

Yo, Christiane F. Mi segunda vida es la continuación de esta historia en la que la propia Christiane explica cómo transcurrieron los siguientes años tras convertirse en un personaje mediático: codeándose con el faranduleo berlinés (incluyendo a David Bowie e incluso a AC/DC), su época más hippie alejada del foco mediático y su lucha constante por distanciarse de un mundo plagado de excesos que no ha dejado de perseguirle hasta el día de hoy.

Un testimonio desgarrador de una mujer que se convirtió en estrella sin haberlo pretendido y que manifiesta en este relato que su vida es de todo menos feliz y glamurosa. A pesar de que no me pareció tan interesante como la primera parte, sospecho que cualquier persona que lea los inicios de Christiane F., no podrá resistir la tentación de leer este segundo relato, en el que resulta complicado no perder la esperanza de su completa recuperación.

FUTURO IMPERFECTO

Autora: Xulia Alonso Díaz

Esta novela, publicada en gallego (no sé si podrá encontrarse en castellano) cuenta cómo durante las décadas de los ´80 y los ´90 muchos jóvenes descubrieron (no solo en Galicia, también en el resto de comunidades autónomas) el amor y las drogas al mismo tiempo. Las consecuencias marcaron sus vidas para siempre, en la gran mayoría de las ocasiones de manera dramática. Esta novela es un encuentro con ese tiempo, con su presencia proyectada en un fututo que a pesar de no poder ser perfecto, todavía conserva ese halo de esperanza.

Resulta complicado no emocionarse con este libro en el que la autora narra su historia y la de su pareja, marcada por la droga pero también por un amor puro y tierno.

PREGÚNTALE A ALICIA. DIARIO ÍNTIMO DE UNA JOVEN DROGADICTA

Anónimo

Alicia es una adolescente insegura y con escasa popularidad en la escuela. Durante una fiesta descubre que las drogas le ayudan a desinhibirse y convertirse en aquello que desearía ser: una mujer segura, valiente y capaz de superar cualquier tipo de dificultad que se le presente. Todo ello lo refleja en un diario en el que muestra sus preocupaciones con la intensidad que le corresponde a una persona de su edad.

A pesar de que es una novela que suele recomendarse en todos los listados de imprescindibles de la literatura yonqui, confieso que la manera en la que está escrita y los cambios de actitud constantes que sufre su protagonista, me hizo empatizar más bien poco con su historia, aunque teniendo en cuenta que es una novela publicada en 1971, puedo llegar a comprender el impacto que tuvo en los adolescentes de la época.

LA MOVIDA VISTA POR LOS JINCHOS

Autor: Nacho Herranz Farelo

Con la definición de jincho y una nota para lectores nacidos después de 1985 y otra para quienes nacieron entre 1965 y 1975, comienza esta novela de Nacho Herranz Farelo, donde el autor cede su voz a un protagonista quinqui, inculto y trasnochado – aunque debemos reconocerle un cierto punto de ternura – que entre botellín y botellín, describe la verdadera historia de la década de los ´80 en un barrio de la periferia madrileña, donde el desempleo, la inseguridad ciudadana, el tráfico de drogas y el consumo estaban mucho más presentes que Alaska, los pelos cardados de mil colores o ese movimiento cultural y transgresor que a través de los años han tratado de vendernos como generalizado. Nada más lejos de la realidad.

Pincha aquí para leer completa mi reseña

Y hasta aquí mis siete recomendaciones sobre literatura yonqui del día de hoy. Espero que os haya resultado interesante y que me ayudéis a completar este listado con nuevos títulos. ¡Os espero en los comentarios!

Fotografía principal (con una historia que también puede interesarte): El “Parque de las Jeringas” de Zurich en 1990.

“La tertulia por excelencia”, una antología de cuentos en la que participo con tres relatos

El pasado 22 de noviembre se presentó en el Café de Ruiz la antología de cuentos La tertulia por excelencia de la mano de Café Literario Editores, en la que tuve el inmenso honor de participar con tres relatos (Lola, El Bastos y Teresa). Meses antes había quedado con Marcelo, fundador y editor de Café Literario Editores, en una cafetería de la zona de Conde Duque en la que me propuso escribir para un nuevo libro que se estaba gestando con varios escritores. Lo cierto es que no me lo pensé dos veces, ya que este ha sido desde siempre uno de los grandes sueños que he tenido y que gracias a esta editorial he podido llevar a cabo.

El día de la presentación me invadió una sensación de nerviosismo, de cierto pudor y a la vez una emoción inmensa de haber tomado la decisión de ponerme ante la temida hoja en blanco y crear tres historias en las que las calles de Malasaña se convierten en el escenario principal. Me rodeé del resto de escritores – Pedro Roldán, Pedro M. Martínez Corada, Carlos Montuenga, Romy Llanas y Marcelo López-Conde – de invitados, familia y amigos; sin duda será una experiencia que no olvidaré jamás. Durante los siguientes días, los lectores me fueron dando su opinión y recibí con mucha ilusión una tan buena acogida de estas tres historias en las que, a través de las décadas, descubriremos lo que se esconde detrás de Lola y Teresa (y os adelanto, porque algunos curiosos lo han preguntado, que El Bastos surge de mi imaginación, pero en él podréis descubrir algunas pinceladas de algún que otro bar emblemático del barrio y tal vez por eso os resulte sencillo imaginaros sentados en una de sus mesas).

Tras esta primera publicación en papel, me quedé con ganas de más y en la actualidad estoy preparando mi primera novela corta, que lleva gestándose desde el pasado mes de enero. Es un proceso largo, que no siempre resulta sencillo, pero que sin duda estoy disfrutando muchísimo; tras ponerle punto y final a la historia, ahora viene lo que para mí es lo más complicado, las correcciones, en las que me encuentro inmersa ahora mismo. Estos meses de confinamiento me han ayudado a darle valor a las horas, los minutos y segundos, a no tener prisa y a dedicarle el tiempo que se merece a cada cosa y así estoy, tratando de que el resultado sea lo más parecido a lo que en mi cabeza se ve nítidamente como una historia bonita y real como la vida misma.

Espero que más pronto que tarde podáis tener más noticias sobre este proyecto, pero todo a su debido tiempo, y mientras tanto os animo a que disfrutéis de La tertulia por excelencia.

Reseña: “Lagunas” de Sarah Hepola

“LAGUNAS”

Autora: Sarah Hepola

Editorial: www.pepitas.net

246 páginas, tapa blanda con solapa

Sarah Hepola ha colaborado con The New York Times Magazine, New Republic, Glamour, Elle, Slate, The Guardian y Salon, donde trabaja como editora. Ha escrito sobre música, cine y viajes, ha sigo bloguera de sexo, columnista de belleza y profesora de Lengua. Actualmente vive en Dallas.

Para Sarah Hepola beber significaba ser libre, era parte de su derecho a ser una mujer fuerte y moderna del siglo XXI. El alcohol era “la gasolina de toda aventura”, su llave para ser más divertida, más atractiva, más ingeniosa, el silenciador de ese  metrónomo que resonaba en su cabeza y ponía de manifiesto su confusa e imprefecta naturaleza. Sin embargo, a menudo se despertaba con lagunas y pasaba las mañanas tratando de reconstruir las horas previas: “¿Qué dije anoche? ¿Quién es este tipo? ¿Dónde estoy?”.

Lagunas es un libro escrito con una sinceridad inperturbable y un humor sutil. Es la historia de una mujer como cualquier otra, una mujer que inicia a tientas una nueva aventura: la de dejar de beber para encontrar de nuevo su lugar en el mundo; para reconciliarse consigo misma, con su vida pasada y con lo que está por venir.

Recuerdo – mejor dicho, no recuerdo – mi primera y única gran laguna. Yo todavía vivía en A Coruña y estaba en la universidad; había salido con la que por aquel entonces era una de mis mejores amigas y habíamos decidido ir a tomar licor café a un bar que tenía una reputación un tanto dudosa. Decidimos quedarnos en la barra, porque la idea era tomar un chupito e irnos a otro sitio, pero uno se convirtió en una botella entera. De esa noche tengo una sensación borrosa de euforia en mi cabeza, de hablar con mucha gente y de sentir ansiedad por divertirme. Lo siguiente que recuerdo es levantarme por la mañana en mi cama, mirarme al espejo y ver que tenía una herida sobre el labio en forma de bigote hitleriano y la columna vertebral totalmente raspada. Y con esa clase de preguntas de las que habla Sarah en Lagunas – propias de cuando te levantas sin saber ni dónde estás ni cómo has logrado llegar a tu casa – pude llamar a mi amiga y descubrir que la noche anterior mi euforia me llevó a salir corriendo del bar y que le resultó imposible alcanzarme. Lo que sucedió en esas horas que para mí no existieron, es todo un misterio. Esa fue la última vez que tomé licor café.

Os confieso que tuve que empezar Lagunas hasta tres veces para ser capaz de terminarlo y no porque sea una lectura complicada o porque me resultase aburrido, sino porque me generaba una sensación muy desagradable, una mezcla entre pena, ansiedad y empatía que me impedía pasar de la página 40, pero una vez que he logrado llegar al final – encontré en unas vacaciones en la playa el lugar y el momento perfecto para disfrutarlo – debo confesar que lo que realmente me impedía leerlo es que, aunque no en un grado tan elevado como el que cuenta Sarah Hepola, me sentí tremendamente identificada con algunos momentos, vivencias y sensaciones y estoy segura de que si tú también decides leerlo, será difícil que no te pase lo mismo.

Lagunas no es un libro para dejar de beber, ni siquiera es un libro con moralina, pero es precisamente eso lo que hace que te plantees sin apenas quererlo la relación que tenemos en general con el alcohol y lo normalizado que está en la sociedad. Un testimonio en primera persona en el que Sarah Hepola se desnuda para contarnos de una manera real, cruda e incluso a veces divertida, cómo consiguió desvincular el alcohol de su día a día. Un relato sincero que posiblemente te haga recordar esos momentos que, aunque no siempre hayan terminado en laguna, sí habrán evocado en tu cabeza un “trágame tierra” después de haberte bebido una copa de más.

Una vez hayas encontrado el momento adecuado para comenzar a leerlo, no podrás dejarlo.

* Si después de leer Lagunas te quedas con ganas de más, en internet puedes encontrar muchas entrevistas a la autora.

 

Reseña: “Había una fiesta” de Marina L. Ruidoms

HABÍA UNA FIESTA

Autora: Marina L. Riudoms (Barcelona,1983), ha pasado su vida entre libros, ya sea en el sector editorial – ha trabajado para Glénat, José Juan Olañeta y Penguin Random House – o desde el periodismo, escribiendo para Revista Lateral, La tribu o PlayGround, y editando en NOIR Magazine.  Aunque se ha dedicado a la escritura literaria desde que tiene uso de razón, no se ha atrevido hasta ahora a dar el gran salto: Había una fiesta es su primera novela.

Sello: Caballo de Troya (167 páginas, tapa blanda).

Más información: pincha aquí.

Nadia, Jero, María y Paula tienen dieciocho años y han decidido emprender un viaje por la costa de Nápoles para celebrar que están rozando la edad adulta; lo que prometía ser una aventura que definiría el resto de sus vidas, se convierte en otro tipo de experiencia, inimaginable en el comienzo de este viaje, cuando se ven obligadas a afrontar un episodio que romperá sus expectativas por completo.

Durante estos días combinarán paisajes idílicos en playas perdidas con fiestas desenfrenadas en las que tendrán tiempo de hablar sobre sexualidad, feminismo, actualidad y esos miedos a los que tarde o temprano tendrán que enfrentarse, todo ello aderezado con una banda sonora que les acompaña en sus auriculares en cada momento y que además, pondrá título a cada capítulo.

Seguramente suene a tópico, pero a medida que vas cumpliendo años la vida comienza a pasar más deprisa y aunque es difícil asumir que ya no eres una niña y que estás cada vez más cerca de que comiencen a tratarte como señora o de usted cuando vas a hacer la compra,  empiezo a sentir distancia (cada vez con más frecuencia) de esas generaciones que ya podrían ser mis hijas (madre mía, solo de escribirlo me ha entrado urticaria). Por edad pertenezco a la generación millennial, un abanico demasiado amplio que abarca a personas que han vivido experiencias durante la infancia y la adolescencia completamente diferentes y posiblemente por ello, a los que nacimos a comienzos de los ochenta nos cuesta tanto identificarnos con los estereotipos que nos definen. Si ya en mi propia generación me cuesta comprender su realidad, ya os podéis imaginar lo que puede suponer para mi cabeza la siguiente: la Z (he tenido hasta que buscar su nombre, todo esto se me escapa de las manos).

Había una fiesta habla de esta generación, de la postmillennial, a la que a veces me gusta curiosear por redes sociales, vídeos o artículos para ver cuán de diferente es su visión del mundo respecto a la mía y trato de entenderla, aunque a veces me explote la cabeza leyendo sus argumentos sobre la actualidad o el feminismo, como les sucedía a mis padres conmigo. Había una fiesta habla también de esta generación y para entenderlo hay que tratar de retroceder en años e imaginar que tus dieciocho los vivieses en 2019 y no en 1999 para empatizar (o al menos intentarlo) con su manera de ver la vida, los problemas y la actualidad. Mi verano de los dieciocho ni por asomo fue parecido al de Nadia, Jero, María y Paula en Sorrento, tampoco mantenía conversaciones tan transcendentales con mis amigas y, aunque como ellas yo también me creía adulta, mi única preocupación era entrar en la universidad y saber si seguiría manteniendo la amistad con mis compañeras del colegio.

La vida ha cambiado mucho, me recuerdo a mis padres o a mis abuelos hablando así, pero es una realidad y este libro expone la visión de quienes comienzan la vida adulta con sus preocupaciones, miedos,inseguridades e intereses. Me ha hecho pensar en otro de los libros de la editorial Caballo de Troya que leí hace algún tiempo que se titula “Y ahora, lo importante” de Beatriz Navas Valdés, del que también os hablé en el blog, que aunque refleja de una manera totalmente diferente las experiencias de la autora que durante años escribió en pequeños diarios cuando estaba en el instituto, deja claro lo diferente que era nacer en los ochenta a la actualidad.

Una lectura amena, posiblemente dirigida a un público más joven que yo, que te hará sentir los diferentes estados de ánimo por los que pasan las cuatro protagonistas durante esta aventura que, sin duda, resultará inolvidable para ellas.

 

 

Reseña: “El vuelo de la piedra” de Salvador Aguilera

EL VUELO DE LA PIEDRA

AUTOR: Salvador Aguilera (Bogotá, 1973). Comienza su carrera como voluntario en una ONG en la guerra de Bosnia en 1995. Fue funcionario de la ONU durante doce años y ha trabajado en Croacia, Albania, el Sahara Occidental y en diferentes países de América Latina. En la actualidad reside en Madrid y trabaja como consultor y emprendedor en temas de prevención y resolución de conflictos. El vuelo de la piedra es su primera novela.

SELLO: Literatura Random House (188 páginas, tapa blanda con solapa).

MÁS INFORMACIÓN: pincha aquí.

A finales de la década de los ochenta, el joven acomodado Damián Dalmau ha tardado en encontrar su verdadera vocación tras varios intentos por diferentes universidades; finalmente, se matricula en la School of Visual Arts de Nueva York donde consigue un equilibrio vital e ideológico. Su escuela monta cada año una exposición con los trabajos de fin de curso más destacados, lo que implica que tener colgada una fotografía allí es una de las mejores maneras de que alguna de las agencias más importantes pueda conocerte, por lo que decide emprender la búsqueda de esa instantánea que le dé sentido a su carrera.

Este viaje le llevará a militar en el Frente Farabundo Martí de la Liberación Nacional para tratar de captar ese instante que pueda transmitir a través de una imagen la que fue la mayor ofensiva de toda la guerra civil salvadoreña.

De El Salvador a Albania, Damián se adentrará en una misión que le llevará a recorrer una parte del mundo en la que, además de una fuerte carga política, tendrá tiempo para vivir e incluso para enamorarse.

En su primera novela, Salvador Aguilera consigue enganchar al lector a través de una trama que combina misiones complejas con la parte más íntima y personal de su protagonista, un personaje con el que se logra empatizar desde el capítulo I. Ágil, fresca y de lectura sencilla (que no simple), El vuelo de la piedra te hará entender que incluso en las situaciones más adversas, siempre hay lugar para el amor, la amistad y los buenos sentimientos.

Reseña: “Cuentos inmobiliarios” de Marcelo López-Conde

CUENTOS INMOBILIARIOS

Autor: Marcelo López-Conde

Editorial: Café Literario Editores

Tapa blanda con solapa, 127 páginas

Luis Marcelo López – Conde es promotor literario y corredor inmobiliario. Español y argentino, fue uno de los creadores, socio fundador y director de “Café Literario” I y II (Buenos Aires, 1980 / 1981) y actualmente es el presidente de www.cafeliterarioeditores.com.

Reside en Madrid desde el año 2002 y ha publicado dos libros de relatos: “Cuentos inmobiliarios” (Buenos Aires 2006, Madrid 2010) y además ha participado en Inventarium (Margen Cero), colaborando activamente en la venta y difusión de su obra en distintos cafés madrileños. En el año 2014 editó “Martínez en tertulia” y ahora publica este, que es su tercer libro de “Cuentos inmobiliarios”.

Cuando, hace ya algunos años, conocí en Madrid al escritor hispano argentino Marcelo López – Conde, recuerdo que un amigo común me comentó “Marcelo escribe relatos pero, ¡ojo!, no de cualquier tipo. Marcelo escribe exclusivamente relatos inmobiliarios”. Debo confesar que aquella aclaración no dejó de causarme cierta sorpresa. Claro es que cada cual es muy libre de escribir sobre aquellos temas que más le interesan o se adapten mejor a su intención creativa. Y si existen géneros tan dispares como el policíaco, el histórico, el erótico, ¿por qué asombrarse de que alguien decida adscribirse a cualquier otro por el que sienta una especial predilección, pongamos por caso el numismático, el aeronáutico o incluso el inmobiliario?

Pues no sé, el caso es que por aquel entonces aún se hablaba poco de burbujas y yo me resistía a admitir que un tema en apariencia tan árido pudiera ocupar con carácter exclusivo la producción literaria de un autor. Sin embargo, en cuanto empecé a leer aquellos cuentos inmobiliarios, vi la cosa de forma bien distinta. Porque Marcelo es un escritor capaz de convertir el intrincado mundo de las operaciones inmobiliarias – qué él conoce de primera mano como profesional del sector – en un escenario prodigioso, por donde hace desfilar a sus personajes para mostrarnos el alma de nuestra desquiciada sociedad urbana, inmobiliaria. Y lo hace además con un estilo muy personal, en el que confluyen vigor expresivo, humor, ironía y una evidente percepción poética de todo lo humano, que aflora con particular intensidad en algunas evocaciones de Madrid o de su Buenos Aires natal. 

Leer los cuentos de Marcelo López – Conde equivale a sumergirse en una realidad viva, palpitante, marcada no pocas veces por la frustración y el desarraigo de sus personajes, sometidos a la lógica de esta implacable civilización mercantil en la que nos ha tocado vivir. Una realidad, que tanto puede adoptar la apariencia sencilla de las anécdotas cotidianas, como arrastrarnos a un torbellino alocado de situaciones tragicómicas, donde en ocasiones veremos surgir la parodia y el esperpento, pero también la fantasía y, desde luego, el amor.

Carlos Montuega Barreira

Si vives en Malasaña, seguramente te hayas cruzado con Marcelo en más de una ocasión; siempre con libros en la mano y dispuesto a hablar de literatura, con Cuentos Inmobiliarios he descubierto su faceta de escritor y ha logrado entretenerme con estos pequeños relatos en los que comprobarás que alrededor de un inmueble se pueden crear historias de lo más variopintas.

Particularmente, me han gustado más los cuentos que transcurren en Madrid (uno de ellos en un lavadero de coches que estaba al lado de la que fue mi casa durante los meses en los que decidí alejarme del centro). A pesar de que me gusta mucho leer ficción o novelas que transcurren en la otra parte del mundo, en el caso de estos relatos, el acercarme a las calles que paseo habitualmente o imaginar qué edificio podrá ser el protagonista de esa historia, me ha hecho leer esos en concreto con más interés que los que acontecen en Argentina.

Es uno de esos libros que yo llamo “de viajes”, perfecto para momentos puntuales y que no te obliga a leerlo seguido o en un tiempo determinado para que no se te olvide la trama. Algunos de los cuentos tienen una cantidad considerable de personajes que requieren que prestes más atención, pero por lo general son historias fáciles de leer, cortas y que enganchan (puede que unas más que otras, pero para gustos los colores).

Todo un descubrimiento Café Literario Editores, “una editorial de ocho años y miles de lectores que se hace paso a paso, tête à tête, boca a oreja, y siempre llega a una win-win situation“.

Reseña literaria: “Perdido entre el fuego”

PERDIDO ENTRE EL FUEGO

Autor: Andrés de Mingo (Madrid, 1983)

Editorial: Café Literario Editores

Tapa blanda con solapa, 119 páginas

En un olvidado lugar de paso, perdido justo en medio de ninguna parte nos encontramos un escenario tan patético como real y unos personajes construidos con los tópicos hilvanados por la novela más oscura de Ramón J. Sender y Miguel Delibes.

La vida de Arturo Virgil hace aguas. Cada vez más viejo, más gordo, más calvo, cuesta abajo en una soledad destructiva en la que ha perdido a su mujer Irene. Sin tan siquiera intentar superarlo, subsiste en una miserable vida entre la dejadez y el abandono. Una existencia gris que se ve alterada por la muerte de su hermanastro, lo que le lleva a emprender un viaje que se convierte en una pesadilla de la España profunda. Una España negra de canícula y siesta, de verano con verbena de pueblo y regusto a rancio. Una versión revisada de todos los tópicos castizos que acaban mal, un Puerto Hurraco con sabor a tabaco negro y whisky barato, donde cada personaje cumple con su cometido para dar cuerpo a una tradición literaria que refleja la bestialidad y la violencia netamente hispánica.

Adrián Fernández

Los sábados y los domingos suelo bajar a desayunar siempre a la misma cafetería de Malasaña, la que hace esquina entre Espíritu Santo y Marqués de Santa Ana. Me gusta ir sola y os confieso que es uno de mis momentos preferidos de la semana; aprovecho para leer y desconectar de todo y “Perdido entre el fuego” me acompañó dos mañanas en las que me devoré la trama que tiene a Arturo Virgil como protagonista. La primera vez que tuve entre mis manos esta novela debo reconocer que no me atrajo demasiado: suelo fijarme mucho en las portadas y esta no me resultó excesivamente atractiva, pero está claro que no se puede juzgar por la fachada y en su interior encontré una trama que en cada párrafo consiguió trasladarme a cada uno de los escenarios de un pueblo que fácilmente podría encontrarse en cualquiera de las carreteras nacionales de la zona centro de España: el calor sofocante, las calles vacías a la hora de la siesta, las miradas de los vecinos clavándose en la espalda cada vez que te das la vuelta o esas vidas que parecen pasar sin pena ni gloria pero que ocultan personalidades oscuras y secretos inconfesables.

Se podría decir que “Perdido entre fuego” es una novela negra de la España profunda que arranca con la violación de Rosita, una vecina del pueblo al que Arturo Virgil llega de casualidad y en el que tendrá que permanecer más tiempo del deseado, viéndose envuelto en una trama que le hará despertar del letargo en el que vive desde que pierde a su mujer.

Una novela corta pero redonda que me enganchó desde el primer momento gracias a las magníficas descripciones de los personajes, sus sensaciones y las ubicaciones donde se desarrolla la historia. Fue como sentarme en una de las mesas del bar del pueblo y observar cómo llegaba ese forastero a pedir su primer trago de cerveza y seguir sus pasos en la sombra.

* Y al final, si te paras a observar la portada, aunque la tipografía sigue sin convencerme, la ilustración describe perfectamente el entorno de ese pueblo en el que acontecen todos los hechos.

Reseña “La Movida vista por los jinchos” de Nacho Herranz Farelo

LA MOVIDA VISTA POR LOS JINCHOS

Autor: Nacho Herranz Farelo

Editorial: Café Literario Editores

Tapa blanda con solapa, 131 página

 

  1. Jincho:

      Según la RAE:

             jincho, cha.

             1. adj. El Salv. Dicho de una persona campesina (silvestre, sin cultivo).

     2. adj. P. Rico. Pálido, descolorido.

En Argentina, jincho es sinónimo de yonqui, colgado. Pero dentro del contexto de esta novela, esta palabra adquiere el significado que le atribuye la cultura popular del extrarradio madrileño, refiriéndose a una persona inadaptada, marginal y seguramente dedicada a prácticas delictivas de poca monta.

 

Con la definición de jincho y una nota para lectores nacidos después de 1985 y otra para quienes nacieron entre 1965 y 1975, comienza esta novela de Nacho Herranz Farelo, donde el autor cede su voz a un protagonista quinqui, inculto y trasnochado – aunque debemos reconocerle un cierto punto de ternura – que entre botellín y botellín, describe la verdadera historia de la década de los ´80 en un barrio de la periferia madrileña, donde el desempleo, la inseguridad ciudadana, el tráfico de drogas y el consumo estaban mucho más presentes que Alaska, los pelos cardados de mil colores o ese movimiento cultural y transgresor que a través de los años han tratado de vendernos como generalizado. Nada más lejos de la realidad.

Esta es la historia de Loren, un joven de Villaverde Alto que junto a su pandilla de amigos del barrio, vivió una Movida totalmente diferente a la que se mascaba en Malasaña (que os adelanto que también aparece en esta novela, en la que La Vía Láctea y Joe Strummer se convierten en protagonistas durante algunos capítulos). A través de las páginas de este libro viviremos una época en la que a los ninis no se les llamaba así, aunque ya existían, y en lugar de quedarse en casa viendo series o conectados 24/7 al móvil, se bajaban al parque con los colegas a beberse una litrona y fumarse algún que otro canuto.

A través de 20 capítulos, conoceremos las vivencias de una pandilla con muy pocas expectativas de futuro a la que no le resulta excesivamente complicado dejarse llevar por la ley del mínimo esfuerzo, sucumbiendo a una vida en la que los pequeños actos delictivos se convierten en el pan nuestro de cada día para conseguir un poco de hachís o, en el peor de los casos, caballo.

Posiblemente esta historia – que en ocasiones su estilo narrativo me recuerda a Manolito Gafotas hablando de Carabanchel Alto – sea mucho más real que la que nos cuentan los inicios de Almodóvar o esas pandillas que se movían por Madrid centro y huían de los skins, porque qué queréis que os diga, yo creo que los skins no se habrían atrevido a ir a Villaverde Alto y poner un pie en la zona de Las Torres, porque aquello sí que era peligroso y los jinchos no se andaban con chiquitas.

Una novela plagada de tristeza, delincuencia, derrotismo, pero también amistad, primeros amores y risas que hacen de la historia de Loren, el Leré, el Piñata y el Lupas, una tragicomedia en toda regla que atrapa desde un comienzo y que no podrás dejar de leer hasta que Loren se haya terminado su última cerveza.

Reseña: “Heroínas secretas de la historia de España”

HEROÍNAS SECRETAS DE LA HISTORIA DE ESPAÑA

AUTOR: El Fisgón Histórico
EDITORIAL: Plan B, Penguin Random House.
Tapa blanda con solapa, 122 páginas

 

Desde la más poderosa de las reinas tomando decisiones militares a la más humilde de las campesinas han servido para conformar el mundo que hoy conocemos. (…) Porque ellas sufrieron y sufren las guerras, las hambrunas, las epidemias, la intolerancia, la incomprensión y el machismo de la época en la que les ha tocado vivir

¿Sabes quién fue la primera enfermera de la historia de España? ¿O la primera cirujana? ¿Te enteraste de que una mujer en el siglo XV se disfrazó de hombre para luchar con las armas de su padre y así evitar que este fuese a la guerra? ¿O que en el siglo XIX otra mujer expuso su vida para embarcarse en una misión filantrópica para vacunar a niños en riesgo? ¿Estás al corriente de los misterios y grandes hazañas de las reinas, princesas y artistas de este país? ¿Quiénes son las heroínas secretas?

Pues estas y otras muchas historias protagonizadas por mujeres – unas más (re)conocidas que otras – es lo que encontrarás en este libro que a través de 5 capítulos (Mujeres en la conquista de América, Mujeres guerreras y aventureras, Mujeres intelectuales e ilustradas, Mujeres artistas y Mujeres poderosas) nos narra El Fisgón Histórico, acompañando un breve resumen de la vida de cada una de las protagonistas con curiosas ilustraciones en las que cuenta la hazaña por la que deberían haber ocupado un lugar que no se les dio en la historia y que poco o nada se menciona en los libros de texto que se estudian en los colegios de nuestro país.

“Heroínas secretas de la historia de España” es, sobre todo, un libro que te anima a investigar por tu cuenta, a que te conviertas en un verdadero fisgón y que descubras por tus propios medios, quién es esa mujer de la que posiblemente poco o nada habías leído hasta entonces y que habría merecido estar más presente en la historia universal.

Una lectura amena, divertida, curiosa y sorprendente que te dejará con ganas de más.

 

SOBRE EL FISGÓN HISTÓRICO

El Fisgón Histórico es un pintamonas que te enseña curiosidades de la historia para así quedar como un culturilla delante de los ceporros de tus amigos.

Así es como se define en su cuenta de Twitter y a mí personalmente me encanta la descripción, pero detrás de su nombre de usuario, está Juan de Aragón (1986), que nació en una ciudad fortificada de la provincia de Málaga. Estudió arte y su gran pasión es la historia y la ilustración. A través de su alter ego, El fisgón Histórico, comparte en las redes sociales curiosidades y hechos poco conocidos de la historia universal.

Reseña: “Economía feminista” de Mercedes D´Alessandro

ECONOMÍA FEMINISTA: Las mujeres, el trabajo y el amor

AUTORA: Mercedes D´Alessandro
EDITORIAL: S.A. Ediciones B (Penguin Random House)
240 páginas, tapa blanda

 

«Las mujeres, la mitad de la población mundial, hoy son minoría en todos los ámbitos en los que se toman decisiones de peso. Disputar estos lugares implica transformar el modo en el que hemos pensado el rol de la mujer en toda la historia pasada. Es un cambio muy profundo… que ya comenzó y que es irreversible. La economía feminista es revolucionaria o no es, porque no se puede conseguir igualdad en un mundo de opresión, porque no hay igualdad en un mundo de pobreza, porque no hay igualdad en un mundo de explotación.»
Mercedes D’Alessandro
Antes de comenzar a hacer la reseña de este libro, voy a confesaros algo: me dedico de manera profesional al mundo de las redes sociales, por lo que paso mucho más tiempo del que desearía en ellas. Una de las ventajas que le encuentro a esta profesión es que te da la oportunidad de leer sobre muchos temas y uno de los que más llama mi atención es el feminismo. Me he dado cuenta de que dependiendo de la generación a la que pertenezcas, el feminismo se entiende de muy diferentes maneras y muchas veces a mí me cuesta asimilar ciertas cosas. No creo que esto sea malo, pero tengo 37 años y de la misma manera que cuando hablo con mi madre de ciertas cosas sobre este tema parece que estamos a años luz, cuando veo opiniones sobre el feminismo de mujeres más jóvenes que yo, a veces me cuesta entenderlo.
Os pongo un ejemplo: mi madre tiene más de 70 años. Pertenece a esa generación española en la que cuando una mujer se casaba y tenía hijos, por lo general, dejaba de trabajar fuera de casa y se dedicaba íntegramente al cuidado familiar y del hogar. Así lo hicieron la gran mayoría de las mujeres de los amigos de mi padre, pero ella siguió trabajando hasta la edad de la jubilación, compaginando su trabajo en el hospital con el de casa. Para mí, mi madre es una gran ejemplo de feminismo, aunque a veces a mi hermana y a mí trate de explicarnos cómo se plancha bien una camisa de hombre para cuando nuestros novios tengan de ponerse traje. Cuando yo era más jovencita, cada vez que me decía este tipo de cosas, ponía el grito en el cielo, pero con el tiempo descubrí que la diferencia generacional es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de hablar de feminismo: a mi madre le educaron de una manera totalmente diferente y por eso para mí tiene tanto mérito que no se dejase llevar por lo que su entorno marcaba y decidiese continuar trabajando para mantener su independencia económica, algo que nos ha tratado de inculcar toda la vida.
Un día en Twitter empecé a leer sobre el libro “Economía feminista” y me pareció que podía ser una lectura muy interesante por varias razones: la primera, porque está escrito por Mercedes  D´Alessandro, experta en economía – trabaja en la divulgación económica participando en medios escritos, radio y televisión, ha dado clases en la Universidad de Buenos Aires durante más de quince años (principalmente sobre Epistemología de la Economía, donde dirigió varios grupos de investigación y publicaciones), ha sido directora de la carrera de Economía Política de la Universidad Nacional de General Sarmiento y en el año 2015 lanzó el sitio “Economía Femini(s)ta”, un lugar donde discutir temas de economía con perspectiva de género – y la segunda, porque este libro se basa en evidencias estadísticas, cuestionando la economía como ciencia y planteando nuevas visiones sobre la desigualdad y la pobreza, tratando a la vez de aportar ideas y sugerencias para construir una sociedad más justa e igualitaria.
No os voy a negar que tuve mis dudas acerca de si terminaría este libro, porque me temía que podía hacerse un poco denso para alguien como yo, una gran desconocedora de temas económicos, pero nada más lejos de la realidad: D´Alessandro consigue que cada capítulo, dividido cada uno en diferentes apartados, resulte muy sencillo de entender, explicando todo paso a paso, de tal manera que al ver los gráficos y las estadísticas, todo te resulta claro y comprensible (incluso para quienes, como yo, odiábamos este tipo de asignaturas en la universidad).
“Economía feminista” ha sido para mí esa clase de lectura que no solo me ha hecho reflexionar acerca de muchos temas que desconocía por completo, sino que también ha logrado que de cada capítulo haya aprendido algo, que me haya gustado hablarlo con amigos para ver los diferentes puntos de vista y sobre todo, darme cuenta de lo poco informados que estamos sobre muchos temas.
No es un libro para leer en una tarde: dedícale a cada capítulo el tiempo que se merece, no pases de largo los gráficos, que te ayudarán a entender todo mucho mejor y reflexiona, sobre todo REFLEXIONA, porque desgraciadamente este tipo de libros siguen siendo necesarios porque vivimos en una sociedad muy poco igualitaria.
Conceptos como la brecha salarial, el trabajo no remunerado, el papel de la maternidad, la feminización de la pobreza y ese maldito techo de cristal al que nos enfrentamos en nuestro día a día las mujeres en la sociedad, son algunos de los temas que encontraréis en este libro. “Economía feminista” no busca el aplauso fácil ni se basa en frases y conceptos ya hechos (y esto lo aclaro porque últimamente, al menos en España, se están publicando libros de personas que hablan sobre este tema basándose en obviedades y que no aportan absolutamente nada, a pesar de encontrarse dentro de la lista de los más vendidos).
Una lectura muy interesante y recomendable sobre un tema que nos afecta a todos.

Reseña: “Y ahora, lo importante” de Beatriz Navas Valdés

“Y AHORA, LO IMPORTANTE”

AUTORA: Beatriz Navas Valdés

EDITORIAL: Caballo de Troya

Tapa blanda, 253 páginas

Yo soy de esa generación que nació a principios de los ochenta. Por aquel entonces no existía internet ni las redes sociales y los adolescentes solíamos ser bastante reservados en lo que a sentimientos y emociones se refiere. Y ahí es donde entran los diarios, esas libretitas de tapa dura y candado que solían regalarnos en navidades o en nuestra primera comunión para que nos desahogásemos contando todo aquello que nos preocupaba o nos hacía felices. Si tú eres de mi generación, seguro que sabes de lo que te hablo.

Yo era de esas personas que hasta la universidad escribió en diarios, libretas y folios sueltos y ahora, cuando vuelvo a mi casa en Galicia, de vez en cuando me encanta sentarme en la cama y releerlos. De las cosas que más recuerdo es que pegaba muchas cosas que me marcaban – recortes de revistas, notitas que me enviaba con mis amigas en clase hablando de (des)amor o qué íbamos a hacer el viernes por la tarde al terminar las clases – y una noticia a la que durante días le dí vueltas, que fue el secuestro de Maria Angels Feliu, la farmacéutica de Olot que fue secuestrada en 1992. Y este último punto fue precisamente el que me atrajo de “Y ahora, lo importante”. Ahora entenderéis por qué.

Hace unas semanas quedé con un amigo que me habló de este libro. Me dijo que conocía personalmente a su autora, Beatriz Navas Valdés, y que cuando le contó la temática, había pensado que seguramente a mí me encantaría leerlo: “Es el diario de una adolescente que además de contar su día a día, también publica titulares de algunas de las noticias que reflejaban los periódicos de entonces”. Con esta descripción no pude resistirme y me hice con un ejemplar.

Debo confesar que siempre he creído que la escritura adolescente en ocasiones resulta mucho más interesante que la adulta. Todo lo que se cuenta, por insignificante que parezca, adquiere una trascendencia espiritual y filosófica que para mí es magia y en realidad es una pena que con los años se pierda. Y ahora, que ya peino canas, cuando leo este tipo de libros o cuando leo mis propios textos de cuando las espinillas campaban a sus anchas en mi cara y mis dientes llevaban aparato, no puedo evitar sonreír o, en ocasiones, reírme a carcajadas.

“Y ahora, lo importante” es el diario de Beatriz, una adolescente madrileña en 1992. Ese año fue tremendamente importante para España: las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla nos situaron en el mapa, pero además de esos dos acontecimientos, pasaron otras muchas cosas tanto a nivel nacional como internacional y ella, al principio o al final de cada día que escribía las experiencias propias de alguien de su edad – estudiar, salir, enamorarse, desenamorarse, emborracharse, acudir a conciertos o viajar – apuntaba algunos de los titulares que inundaban los periódicos, como los atentados de ETA, el gobierno del PSOE, los éxitos de Induráin o la presidencia de Clinton, entre otras muchas cosas. La de años que han pasado y lo cerca que lo siento yo todo.

En él conoceremos la adolescencia de una joven madrileña con una vida acomodada en la que omite algunos de los sentimientos que por aquel entonces le atormentaban y que ya desde el punto de vista de una Beatriz adulta, nos relata en un epílogo en el que además cuenta por qué decidió publicar este diario.

Una lectura entretenida que seguramente encante a quien por aquel entonces escribía un diario vestid@ con uniforme de escuela y que escondía entre la ropa interior para que nunca jamás nadie pudiese encontrarlo y leer su contenido. Una manera de volver a sentir como solo se siente en esa época de la vida, en la que la edad del pavo nos hace ver que el primer desencuentro amoroso es el fin del mundo o que un suspenso implicará un castigo que supondrá que ese fin de semana, en lugar de salir con tus amigos, te quedarás en casa escuchando música o haciendo que estudias.

Y ahora, ¿qué es lo importante para ti?

Reseña: “Cuadernos de Medusa” de Editorial Amor de Madre

“CUADERNOS DE MEDUSA”

EDITORIAL: Amor de Madre

Tapa blanda, 210 páginas

**********************************

El pasado 9 de febrero fui a la presentación del libro “Cuadernos de Medusa” a una de mis librerías preferidas de Malasaña, Cervantes y Compañía. Allí tuve el placer de conocer quién se esconde detrás de la editorial Amor de Madre, una madre (Inmaculada) y una hija (Victoria) que crearon este rincón literario en el que la visibilización de los colectivos LGBTQ+ y los movimientos feministas son las norma y no la excepción.

Dentro de sus publicaciones encontraréis una literatura que representa a estos colectivos, que les da voz y visibilidad. En Amor de Madre lo diverso se alza como bandera y sin duda, Cuadernos de Medusa es un gran (y maravilloso) ejemplo de ello.

¿Conoces el mito griego de Medusa? En él, Medusa es un monstruo al que se  condena a la vergüenza y al aislamiento tras haber sido violada por Poseidón. Tal vez, si has leído versiones más modernas, entonces te habrán presentado a Medusa como una mujer que, tras haber sido violada por Poseidón, cuenta con la ayuda de Atenea, que le entregará el arma que le ayude a protegerse de aquellos que le exijan que entregue más de lo que ella en realidad quiere ofrecer.

En Cuadernos de Medusa encontraremos una serie de relatos escritos por autor@s comprometidos con el movimiento feminista y la visibilización de los colectivos LGBTQ+, donde se deja a un lado la idea de esconderse y se utilizan las armas que la escritura nos da.

Quince relatos que unen y entremezclan las voces de personas que necesitan ser escuchadas, dejando a un lado la incertidumbre que produce la invisibilización de sus identidades en la sociedad que vivimos hoy en día, demostrando que están ahí, que no están confundidas y que son reales. A través de la cultura, de historias que narran mitos, textos clásicos reinterpretados, cartas, ciencia ficción, elige tu propia aventura o relatos basados en experiencias personales, consiguen convertir la diferencia en su grito de guerra a través de textos que si lees en profundidad, dicen mucho más de lo que en un principio pueda parecer.

Una lectura amena  y entretenida con un trasfondo que logra llegar hasta lo más profundo del corazón a través de estilos muy variados en los que encontraréis historias tan bonitas como “Una buena idea”, de Marina Míguez Lamanuzzi (tal vez no sea muy profesional resaltar mi relato preferido, pero ya sabéis que mis reseñas están siempre plagadas de subjetividad) y otros catorce que os aseguro que merecen (mucho) la pena.

El día de la presentación me emocionó escuchar a l@s autor@s, entre ell@s algun@s muy jóvenes, que narraron a las mil maravillas sus historias, tal vez por ello me ha gustado tanto leer este libro, porque pude poner rostro a sus testimonios y en lo personal, es algo que me gusta mucho cuando comienzo una lectura (de ahí que vaya a tantas presentaciones).

Una lectura muy recomendable y en general (por lo que he podido ver en su web) una editorial que ha llamado mucho mi atención y de la que sin duda terminaré leyendo alguno de sus otros títulos.

 

 

Reseña”La vegetariana” de Han Kang

“LA VEGETARIANA” 

AUTORA: Han Kang

TRADUCCIÓN: Sunme Yoon

PRÓLOGO: Gabi Martínez

EDITORIAL: :Rata_

******************************

Las pasadas navidades mi hermana me regaló “La vegetariana” y como en mi casa todavía les cuesta asimilar mi cambio de dieta hacia el veganismo, creí que sería algo relacionado con cocina alternativa o vida saludable, pero nada más lejos de la realidad. Es una novela que va mucho más allá y que me enganchó desde el prólogo (algo que no me suele suceder con frecuencia, pero que en este caso me resultó realmente interesante).

Como curiosidad os diré que en 2016 ganó el Premio Man Booker, nueve años después de haber sido publicada en Corea del Sur. Tal y como relata en la entrevista que se adjunta al final del libro con Han Kang, “La vegetariana” no fue bien recibida en su país desde sus inicios. Gracias a su traductora, Sunme Yoon, y a la editorial :Rata_, que la compró antes de ser premiada, hemos podido leer esta magnífica novela en nuestro país, que ha logrado recibir unas excelentes críticas por parte del público.

“La vegetariana” cuenta la historia de Yeonghye, una mujer corriente con una vida aburrida y carente de emociones,  que un día decide dejar de comer carne. Narrada a través de la visión de tres personajes – su marido, su cuñado y su propia hermana – se irán relatando diferentes momentos de su existencia en los que poco a poco la protagonista va dejando de hacer todo lo que inicialmente se esperaba de ella a través de una serie de conductas pasivas y autodestructivas que trastocarán por completo su propia vida y la de su entorno familiar.

A pesar de que inicialmente la protagonista pueda parecer una mujer débil, nada más lejos de la realidad: su decisión es inquebrantable pese a todos los hechos que le acontecen y su desprendimiento de la condición humana, unido a situaciones que no resultarán ni por asomo agradables, logran que el lector se convierta en testigo de verdaderos actos de violencia e incomprensión.

Una novela que pese a su crudeza, es de prosa ágil y sencilla y que apuesto, diría que sin riesgo a equivocarme, os removerá por dentro.

 

Reseña: “Serena a los once” de Tesa Arranz

“SERENA A LOS ONCE”

(Editorial Barrett, 203 páginas, tapa blanda)

AUTORA: Tesa Arranz

ILUSTRACIONES: Armando Jiménez, “La mujer barbuda”

PRESENTACIÓN: Germán Pose

 

Antes de hablaros de este libro os contaré una historia: hace unos años pasé una época muy triste de mi vida en la que creía firmemente que jamás volvería a ser feliz. Viví durante un tiempo en una casa de la calle Tesoro con uno de mis mejores amigos de Malasaña y un día me avisó de que vendría una visita a quedarse durante el fin de semana. Me bastó una tarde en un sofá bebiendo vino y charlando para saber que esa persona iba a ser importante para mí (a día de hoy es otro gran amigo) y aunque no viene al caso contaros toda nuestra conversación, él fue la primera persona que me habló de Tesa Arranz. Hasta entonces, salvo que me dijeras que era la chica que bailaba de manera un tanto extraña en el vídeo de la canción de “Groenlandia”, no habría sabido nada más de ella, pero Tesa es una de esas personas que tiene mucho que contar, y no solo de La Movida, sino de la vida en general, pero esa es una labor de investigación que os dejo a vosotros si os puede interesar.

 

 

A finales del pasado mes de noviembre, mi amigo me llamó y me dijo que Tesa Arranz presentaba en El Penta su primer libro (publicado) – porque en realidad ella lleva escribiendo desde los ocho años – y por supuesto no dudamos en ir. Fue una presentación informal en la que se rodeó de amigos de la década de los ochenta y que con sus palabras nos animaron a meternos en ese mundo que Tesa había creado para Serena, la protagonista de su libro.

 

Tesa Arranz. Fotografía: Alberto García-Alix

 

Serena es una niña de once años que acaba de perder a sus padres, pero por sorprendente que pueda parecer, no está triste, “Papá era invisible y mamá engordó tanto durante el embarazo que nos cogió manía“. Junto a su hermano mellizo, comienzan una nueva vida en la que su abuela y su tía Tere se convierten en sus dos pilares fundamentales.

Con una prosa fresca y ágil, la autora consigue hacernos ver la vida desde los ojos de Serena, Pinki para los amigos, pero eso sí, no esperéis un libro infantil, porque ella es atípica, es una cabeza inquieta que no deja de pensar, de cuestionárselo todo y aunque trata de no darle demasiadas vueltas a las cosas que le suceden, un día, sin apenas darse cuenta, termina enamorándose de Ralf, el nuevo novio de la tía Tere.

He disfrutado de Serena a los once, un libro sencillo (que no simple) que habla de cosas complicadas desde la extraña combinación de la inocencia y la madurez un tanto prematura de una niña de once años.

 

Reseña “Rendición” de Ray Loriga

“RENDICIÓN”

¿QUIÉNES SOMOS CUANDO NOS CAMBIAN LAS CIRCUNSTANCIAS?

EDITORIAL: Alfaguara (Premio Alfaguara de novela 2017)

AUTOR: Ray Loriga

Nº DE PÁGINAS: 216

Han pasado diez años desde el comienzo de la guerra, una guerra confusa en la que la población no sabe quién es el bando agresor y cuál el agredido. En la comarca la vida transcurre sin saber qué ha sido de los que han ido a luchar al frente y un matrimonio que desconoce la suerte que han corrido sus hijos soldados, acoge al niño Julio, con el que emprenden el camino que les lleva a evacuar la zona por razones de seguridad.

Les espera “la ciudad transparente”, un futuro protegido en el que no existe la privacidad, ni la intimidad y se vive en una extraña e inexplicable felicidad permanente. Pero, ¿qué sucede cuando despierta la conciencia?

Una historia que a pesar de reflejar una sociedad ficticia, se asemeja mucho más a nuestro presente de lo que en un principio podemos imaginar. Cada vez con más frecuencia, y de manera voluntaria, nos sobreexponemos a la mirada de conocidos y desconocidos, mostrando una vida en la que no cabe la tristeza ni el fracaso y en la que en ocasiones preferimos no cuestionarnos nada. “Rendición” nos ofrece una historia magníficamente escrita en la que además de hacernos pensar, encontraremos maravillosas descripciones, toques de humor y detalladas reflexiones que te harán creer que tú también eres un nuevo visitante de esa ciudad transparente en la que tendrás que decidir qué camino tomar.

Reseña “Los seres que me llenan” de Mikel Izal

Estos días he estado de vacaciones en el norte y he aprovechado para leer algunos de los libros que tenía pendientes. Metí unos cuantos en la maleta y “Los seres que me llenan” lo saqué antes de subirme al tren, porque la distancia que separa Madrid – A Coruña puedes optar por convertirla en una verdadera agonía o tomártela como un (largo, larguísimo) rato de desconexión en el que aprovechar para guardar el móvil y sacar un libro. A mí ese tipo de viajes me gusta, sobre todo si escoges una lectura que te llene, como la de estos seres creados por Mikel Izal.

Este libro de 271 páginas se compone de 24 relatos y 12 ilustraciones originales (y muy lindas, por cierto) de David de las Heras. En ellos descubrirás personajes de lo más curiosos con personalidades introvertidas, solitarias y que se cuestionan desde los momentos más cotidianos de la vida hasta los más estrafalarios, pero con un denominador común: todos son muy humanos, independientemente de dónde se desarrolle la trama.

No sé si debería deciros cuáles son mis preferidos porque no quiero condicionaros, pero voy a resaltar dos porque me sentí tremendamente identificada: “La red” que es real como la vida misma y “¿Repetimos?”, con el que me reí mucho.

A mí siempre me ha gustado leer relatos, lograr contar una historia en pocas páginas y que enganche de principio a fin, requiere un alto nivel de creatividad que no todo escritor consigue. Pues con “Los seres que me llenan”, en su conjunto, pasa un poco lo mismo. Es un libro fácil de leer y que consigue que no lo dejes hasta el final. En los tiempos que corren, en los que la tecnología parece ser un apéndice más de nuestro cuerpo del que en pocas ocasiones logramos evadirnos, que un libro te atrape es una verdadera bendición. A mí el viaje Madrid – A Coruña se me pasó volando pasando páginas y soñando con agostos en Madrid, habitaciones de hoteles o karaokes con señoras que beben y un tipo elegante.

Muy bien Mikel, antes me enamoraba tu música y ahora también tus relatos.

 

Me gusta leer: Mis recomendaciones lectoras del mes de junio

Si me conocéis un poquito, sabréis que leer es una de las cosas que más me gusta del mundo y me sigue encantando hacerlo de manera tradicional: oliendo el papel y pasando páginas. Este  año he sentido que durante el primer semestre había perdido mucho la costumbre de leer libros y me dedicaba más a leer artículos o textos pequeños en el ordenador, el móvil o la tablet y lo creáis o no, a mí me hacía sentirme tremendamente triste, así que hace un mes aproximadamente, decidí que tenía que retomar las buenas costumbres y por ello – a pesar de que me encuentro en un momento de parón del blog por un proyecto en el que estoy trabajando – no quería dejar de recomendaros tres lecturas muy diferentes entre sí pero que he leído en el último mes y que de una manera u otra relaciono con Malasaña. Me apetecía hacer este post ahora porque empieza el verano, la época de ir al pueblo, a la piscina, de coger trenes que te lleven a algún destino y son momentos perfectos para desconectar del mundo virtual y recordar el placer que provocan los libros. Por vuestro bien, no perdáis jamás el deseo de leer, porque es una de las cosas más bonitas de las que puede disfrutar el ser humano. 

Y sin entretenerme más, aquí os dejo los tres libros que he leído – dos novelas y un poemario – y os cuento un poquito de qué van por si os pueden interesar:

“MENSAJE URGENTE A MIS MOMENTOS CONTIGO” (ISABEL CLEMENTE)

Descubrí a Isabel Clemente, más conocida en el mundo virtual como Abbey C., hace ya algunos años. La primera vez que la ví fue en un vídeo de su canal de Youtube, “La chica del andén”,  y es esa clase de creadora de contenido que te atrapa por su dulzura, su delicadeza, su transparencia y su manera de explicar las cosas. Más tarde, comencé a leer sus textos en su web y terminé de enamorarme de ella.

Ahora ha publicado “Mensaje urgente a mis momentos contigo” y aunque yo le llamo poemario, ella lo define como una recopilación de sentimientos que se divide en ocho categorías y dos historias. En ellas cuenta su vivencias, pero es muy probable que te sientas tan identificado con alguna de ellas que en algún momento creas que es autobiográfica; eso sí, debes estar dispuesto a recordar que no se siente igual con 15 años que con veinte o con más de treinta. A mí su lectura me ha hecho pensar en mis primeros amores, en aquellos que me dieron un no por respuesta y los que me besaron como si creyésemos que lo nuestro jamás podría romperse en mil pedazos.

Reconozco que he comenzado a disfrutar de leer poesía hace no demasiado tiempo – os iré descubriendo más libros poco a poco – y me he dado cuenta de que para poder entender la poesía en general, es necesario abrir de par en par el corazón y dejar que los sentimientos entren de golpe, arrasando con todo. Solo cuando lo consigas, podrás disfrutarla y  entenderla y creo que este libro os puede ayudar mucho a adentraros en este mundo de la poesía que lamento haber comenzado a descubrir tan tarde.

 

“EN LA NOCHE DE LOS CUERPOS” (ESTHER GINÉS)


Conocí a Esther Ginés cuando mi blog arrancaba y fue de las primeras personas que me contactó para invitarme a la presentación de su primera novela “El sol de Argel”. Me encantó su manera de expresarse ese día, cómo con toda la humildad del mundo contó el proceso de su libro y yo, que sueño con escribir uno algún  día, creí que si en algún momento me ponía con ello, mi sensación sería muy similar a la suya. Conectamos desde entonces y de manera periódica nos escribimos de vez en cuando. Hace un mes aproximandamente, volvió a escribirme para decirme que había nacido “En la noche de los cuerpos” y que se presentaba en una de mis librerías preferidas del barrio, en Cervantes y Compañía, así que no dudé en acudir.

Me lo leí en una sentada, porque es esa clase de novela que te hace abstraerte del mundo y centrarte en lo que sucede en cada una de sus páginas. El libro cuenta la historia de una obsesión, la de un pintor que sueña con crear una obra que trascienda y cómo decide buscar a una musa para poder llevarla a cabo. Con la ayuda de su pareja y anterior inspiración, deciden secuestrar a una joven y llevar a cabo ese acto que cambiará la vida de los tres personajes para siempre.

Una novela cargada de sentimientos, de angustia, de incertidumbre, todo ello escrito con las palabras más adecuadas, como lo hace siempre Esther. No puedo obligaros a leerla, pero sí recomendaros que lo hagáis.

 

“MALASAÑA BRONX” (MANUEL MORENO CAPA)

Leí en el periódico Somos Malasaña, que han colaborado en la edición de este libro, una entrevista que le hicieron a Manuel y desde entonces tuve muchas ganas de tener entre mis manos su novela. Es vecino del barrio desde que era pequeño y todavía sigue recorriendo sus calles cada día. Periodista económico desde hace más de 30 años, publicó en 2015 “Salvemos al Papa” y “Malasaña Bronx” es su segunda novela, que en el mes de marzo presentó en Cervantes y Compañía (cómo no adorar esta librería).

Una novela que podemos definir como negra, pero condimentada con toques de picaresca, un punto callejero y el aroma de una historia de amor, todo ello acontecido en las fronteras de Malasaña, más parecido al Bronx de lo que en un principio podemos imaginar; dos barrios que han pasado de la marginalidad a estar en el punto de mira de la moda y la actualidad en un corto espacio de tiempo, lo que ha generado una especulación inmobiliaria que a día de hoy está más de actualidad que nunca en la vida real.

Es una historia de ficción pero con un trasfondo de realidad en la que conoceremos a diferentes personajes, cada uno de ellos perfectamente definido, de una manera que hace que temas tan complicados como los que trata resulten sencillos de entender. En ella narra la evolución de diferentes vecinos que entrelazan sus vidas desde su infancia para hablar de la transformación del barrio desde la década de los ´70 y la evolución de cada uno de sus protagonistas a través de historias en las que hay buenos y malos como en toda buena historia de gánsters.

La especulación, la gentrificación o la turistificación son temas que afectan mucho a Malasaña (y a otros tantos barrios céntricos de grandes ciudades)  y en este libro están muy presentes. Una novela del barrio que pretende seguir haciendo barrio y que por ello solo se distribuye en librerías y locales de nuestras calles y que a continuación os dejo por si queréis haceros con vuestro ejemplar:

Atlántica 3.0. (C/ Estrella, 18), Atticus Finch (C/ Palma, 78), Barrio Malasaña (C/ San Andrés, 12), Cervantes y Cía. (C/ Pez, 27), Ciento Volando (C/ Divino Pastor, 13), Panta Rhei (C/ Hernán Cortés, 7), Reno (C/ Monteleón, 14), Rias Baixas (C/ Amaniel, 36) y Rincón de Lectura (Pl/ Dos de Mayo, 5). También la distribuye, por diversos cafés del barrio, el promotor editorial itinerante Marcelo López Conde.

Reseña “Mujer soltera cocinera busca”, amor y recetas por Celia Lastres

"Mujer soltera cocinera busca", Celia Lastres
“Mujer soltera cocinera busca”, Celia Lastres

Celia ha cumplido treinta años y han pasado más de cinco desde que terminó su última relación de pareja; cuando decidió escribir este libro, en el que cuenta su periplo sentimental en los últimos tiempos, se preguntaba dónde estaba el fallo. Su terapia ha sido escribir cada historia, un total de veintisiete – desastrosas, tristes, y locas, pero siempre basadas en hechos reales – y sacar de cada una un aprendizaje; de algunas de ellas, lo mejor es la receta que probaron juntos y de esa manera – con la alegría y positividad que le caracterizan – ha logrado obtener recuerdos inevitablemente deliciosos.

celia-lastresSi en alguna ocasión has sufrido algún que otro desencuentro amoroso – si no es asi, no sé si darte la enhorabuena o creer que eres de otro planeta – podrás sentirte identificad@ con más de un episodio, en el que te pondrás en la piel de Celia y llorarás, reirás y recordarás a alguien con quien pasaste una situación similar.

Ella es una chica normal que vive en Madrid – algunas de las historias se desarrollan en Malasaña, así que seguro que más de un lugar te resulta familiar – a la que le gusta viajar y que vive el amor con naturalidad, sin conformarse con medias tintas y que a través de cada una de las experiencias vividas, aprende lecciones que aunque a veces supongan tener que decir adiós, siempre ayudan a reforzar su amor propio, lo más importante en mi opinión para enamorarse de verdad y de manera 100% real.

Para mí es mucho más que un libro de anécdotas, es más incluso que un libro de recetas cargadas de amor – por cierto, explicadas de manera muy sencilla y práctica en las que ofrece opciones variadas, atendiendo a diferentes tipos de alimentación – “Mujer soltera cocinera busca”, a pesar de estar cargado de humor y una manera de escribir sencilla y ágil, es un libro repleto de filosofía, pero sin ser pedante ni intenso, de música (muy afín a mi gusto, debo decir) y de positividad, pero sin dibujar mundos con nubes de algodón y lluvia de pétalos de rosa.

Celia no es solo mujer, ni es solo cocinera, ni es solo soltera; Celia es un compendio de muchas cosas, de cero etiquetas y con una vida por delante que espero invite a que siga escribiendo y mostrando su particular visión del mundo a través de las letras, los sabores y sus simpáticas ilustraciones.

Reseña “Eterno amor adolescente” de Juan Arcones y Sanz I Vila

Eterno amor adolescente, por Juan Arcones y Sanz I Vila
Eterno amor adolescente, por Juan Arcones y Sanz I Vila

“ETERNO AMOR ADOLESCENTE”:  Venta Online

WEBSITE: http://juanarcones.com/ y http://sanzivila.com/

¿Y si todos tus amores fueran como ese primer amor adolescente, aquella época en la que descubriste tu sexualidad, donde cualquier cosa te parecía un mundo y vivías el momento sin importante lo que podría ocurrir al  salir el Sol?

(…) Entonces te preguntas si debes seguir abriendo portales por un calentón nocturno, si debes seguir cambiando el “hoy no puedo” al “mañana ya se verá”, y pasar de LO SIENTO al NO PASA NADA. No pienses, HAZ.

Porque este no es un libro para niñatos de 16 años follando como conejos. NO. Este libro habla sobre un momento. Tú decides cuánto dura. 

Hay quien opina que las redes sociales no han traído nada bueno. Yo soy más bien de las que piensa que si sabes hacer un buen uso de ellas, pueden ser una herramienta estupenda para contactar con gente que de verdad vale la pena. Conocí a Juan Arcones a través de la página de Facebook de este blog, cuando publicó su novela Dextrocardiaco y a Sanz I Vila a través de Instagram, una red social que he de reconocer que no acaba de gustarme  ni lo más mínimo, pero que continúo teniendo abierta porque hay algunas (muy pocas) cuentas que me inspiran, y la suya es una de ellas. Ambos son dos contactos de esos que valen la pena y para mí que se hayan unido para hacer juntos “Eterno amor adolescente” ha sido un acierto total.

Este pequeño (gran) libro en el que se narran diferentes relatos en los que el amor es el personaje principal, puedes leerlo de golpe y que no te impacte demasiado o por el contrario – así es como lo he hecho yo y continúo haciéndolo – puedes dejarlo sobre tu mesilla de noche y leerlo (y reelerlo) con calma, parándote en los detalles y, como diría mi madre, “sacándole jugo” a cada una de sus páginas. En mi opinión, este no es un libro para leerlo y colocarlo en una estantería; es un libro que debes de leer con la mano en el corazón, recordando vivencias personales, aprendiendo de él y tratando de entender que el amor, aunque a veces duela, es una de las experiencias más bonitas que se pueden experimentar en la vida. 

No sé si es el momento personal que estoy viviendo o que Juan Arcones siempre sabe tocarme la fibra cuando habla de amor, pero cuando leí sus primeras líneas, pensé que lo había escrito para mí y así lo sentí en cada página, creyendo que vivir un eterno amor adolescente sería la solución a todos mis males. Muy recomendable para los que sufren por amor, los que están en proceso de reconstruir un corazón hecho añicos o los que han dejado de creer en él… “No pienses, HAZ”.

Reseña “Un buen chico” de Javier Gutiérrez, una historia que sucede en Malasaña

Polo es un tipo atormentado por un hecho que sucedió en la década de los noventa, momento en el que era un joven componente de una banda musical que solía moverse por las calles de Malasaña durante su época universitaria. En la actualidad, tras unos años en el extranjero, trabaja en un banco y le resulta imposible vivir el presente con su actual pareja, Gabi.

Blanca, otro de los miembros del grupo, intenta hacer su vida sin mirar al pasado y luchando contra los fantasmas que inevitablemente también le atormentan.

Tras diez años sin verse, se reencuentran en una de las calles más conocidas de Madrid y deciden compartir un rato en un bar en el que, tratando de ponerse al día sin profundizar demasiado en aspectos importantes, no pueden evitar remover esos asuntos dolorosos que hasta el momento no han logrado olvidar ni un solo día de su vida.

El abuso de las drogas y el alcohol, lleva a esta pandilla – todos ellos unos rebeldes de clase acomodada, que a pesar de tenerlo todo tratan de aparentar lo contrario – a situaciones que derivarán en sentimientos de culpabilidad y la inevitable disolución del grupo.

Un buen chico” es una novela redonda, en la que se entremezclan diferentes conversaciones que logran captar el dolor, la angustia y el sentimiento de culpa de cada uno de sus protagonistas.

Javier Gutiérrez ha escrito la que para mí es una de las mejores historias que he leído en los últimos años, sabiendo transmitir en cada capítulo todas las sensaciones que viven Polo, Blanca, Nacho, los gemelos, Chino y Gabi y que tiene dos factores extra por los que me ha fascinado: El conocer prácticamente todas las ubicaciones que aparecen en esta novela, que se desarrolla en su mayor parte en el barrio de Malasaña, y el haber elegido a Sara Herranz para ilustrar su portada – @saraherranz en Instagram – a la que os recomiendo que sigáis para ver sus magníficos trabajos.

Reseña “Dextrocardiaco” de Juan Arcones

WEBSITEhttp://juanarcones.com/dextrocardiaco/

La dextrocardia es una enfermedad cardíaca de origen genético, que se da cuando el corazón se ubica en el lado derecho.

El corazón en el lado derecho… ¿Puede afectar eso al comportamiento, a la personalidad de alguien? Históricamente, la zona izquierda siempre ha sido la mala – por eso se la llamaba “siniestra” – ¿Nadie reparó en que el corazón estaba en ese lado maldito?

Juan Arcones,  autor de “Dextrocardiaco”

Juan Arcones, autor de "Dextrocardiaco"
Juan Arcones, autor de “Dextrocardiaco”

Juan Arcones (Madrid, 1986) es escritor, realizador y guionista. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad complutense de Madrid, completó sus estudios en la New York Film Academy, donde realizó varios cortometrajes. El que dio su espaldarazo definitivo fue su último trabajo, Holden, una historia de amor rodada en las calles parisinas, que cosechó varios premios internacionales. Dextrocardiaco es su primera novela. 

Seguir leyendo “Reseña “Dextrocardiaco” de Juan Arcones”