UN ALTO EN EL CAMINO: HASTA PRONTO, MALASAÑA

Barrio de Malasaña, Madrid. Fotografía: Adriana Alcol.

Ayer una amiga mía me envió un correo con un enlace y una frase: “me acaba de llegar y he pensado que está hecho para ti”. Y tenía razón. No es un trabajo, ni tampoco una propuesta dirigida hacia mí; es un proyecto del que me encantaría formar parte y hoy, he decidido que lo voy a intentar, sin saber si puede salir algo o no.

Pero tomar esta decisión implica centrarme en ello, lo que va a suponer una gran parte de mi tiempo, quizás durante un mes (o tal vez un poquito más) y debo dejar a un lado algunas cosas y este blog es una de ellas. Me da cierta pena, aunque creo que Malasaña y yo necesitamos tomarnos un tiempo y creo que echarnos de menos nos va a venir bien para que pueda volver a escribir sobre este barrio con el cariño y las ganas que lo he hecho durante estos años.

Me apetece durante un tiempo desaparecer del mundo virtual – dedicarle solo las horas al día que mi profesión implica – y el resto del tiempo, implicarme en proyectos que no conlleven en ningún caso estar pegada a la pantalla de un ordenador, de una tableta o un teléfono móvil.

Esto no es un adiós, sino un alto en el camino para tomar un desvío durante un tiempo e intentar algo que me ilusiona mucho. Ojalá sigáis aquí cuando vuelva y ojalá yo pueda deciros que este proyecto finalmente ha dado sus frutos, pero si no es así, al menos lo habré intentado y ya estaré un paso más cerca de cumplir un sueño.

Os veo pronto, amig@s, deséenme mucha suerte.

Adriana F. Alcol

 

 

Anuncios