¿VERANO EN MADRID? ¡ADIÓS CALOR, HOLA AVENTURA!

Verano en Madrid. Fuente: Pixabay

Llega el verano, las altas temperaturas y lo que más apetece es huir hacia las zonas de playa, a disfrutar del mar y el buen tiempo. Sin embargo, no todos tienen la suerte de coger vacaciones durante estos meses, así que son muchos los que, por diversos motivos —generalmente por trabajo— deben quedarse en la ciudad durante la época estival. Pero esto no significa que el verano tenga que ser una época terrible para todos ellos, ¡para nada! Madrid ofrece un sinfín de posibilidades estos meses, tan solo se debe encontrar la idónea para cada uno y estar dispuesto a disfrutar de un verano diferente.

¿Eres de los que siempre dice me encantaría hacer paracaidismo pero nunca encuentro el momento adecuado”? Pues eso se acabó porque en WINDOBONA Indoor Skydiving te ofrecen la posibilidad de disfrutar de la sensación de caída libre a un módico precio. Está bien, no es hacer paracaidismo en el exterior pero se le parece mucho, ya que las instalaciones cuentan con un túnel de viento que permite a sus usuarios experimentar la sensación de caída libre en una cámara de vuelo de vidrio alcanzando una velocidad máxima de 280 km/h. ¡Ahí es nada! La actividad es apta para todos los públicos y ofrecen la posibilidad de comprar packs de inicio, como dos vuelos por 44 euros o para volar con los tuyos, desde 210 euros cinco personas. Además, para el verano cuentan con una promoción de descuento. Sin duda una opción de lo más refrescante e intensa para los más intrépidos.

Verano en Madrid. fuente: Pixabay

Si el aire no es tu elemento y te decantas más por el agua, la capital también cuenta con varios parques acuáticos en los que disfrutar y poner a prueba nuestras capacidades náuticas. En Villanueva de la Cañada y en San Fernando de Henares se encuentran sendos parques acuáticos Aquopolis. Ambos cuentan con toboganes de vértigo, piscinas de olas, descenso en flotadores gigantes y deslizamiento en tablas de surf, entre otras muchas actividades. Además,  el de Villanueva de la Cañada cuenta con una novedad de lo más apetecible: ¡una playa de arena de verdad! Malibu Beach es la apuesta de este parque acuático para convertir Madrid en un auténtico paraje paradisiaco. Con todo, la de Villanueva de la Cañada no es la única playa de arena de la ciudad; en el parque Warner también podemos encontrar una playa que cuenta con diferentes atracciones y una zona reservada para los restaurantes. Además, y como novedad, este año la playa también contará con dos de los populares “food trucks” para aquellos que prefieran optar por lo más parecido a la comida de “chiringuito” de playa.

Para los amantes del cine y de lo vintage, un año más vuelven los tradicionales cines de verano. Desde el 23 de junio y hasta el 10 de septiembre el parque de la Bombilla acogerá una nueva edición de este tradicional cine organizado por Fescinal. De lunes a domingo se proyectarán 4 películas diarias y un día a la semana estará dedicado al cine español, una jornada especial en la que los asistentes tendrán la posibilidad de comentar el  filme con su director o parte del equipo técnico y/o artístico. Además, para los más políglotas también existe la posibilidad de ver películas en versión original.

Si lo que buscas es pasar una noche de lo más chic y veraniega, sin duda el restaurante Ojalá es tu lugar. A pesar de su terminología, no es un restaurante al uso sino que ofrecen una amplia carta de brunch hasta bien entrada la tarde. Además, también cuentan con una oferta variada de smoothies, zumos, cócteles y cervezas. ¿Su peculiaridad? Que cuenta con una zona en la que podrás pisar arena real de la playa. ¿Quién dijo que en pleno centro no había playa? El broche final para una velada de auténtico glamour lo pone una visita al Casino Gran Madrid de Torredolones en el que poder sentirse como una estrella de Hollywood y disfrutar con un sinfín de juegos de casino, como la ruleta o el blackjack. Eso sí, es aconsejable tener en cuenta una serie de consejos previos si no queremos que la Banca merme considerablemente nuestra economía.

El verano está para descansar pero eso no impide que no pueda hacerse de manera didáctica y educativa. Esta opción la ofrece la visita a La Mujer Gigante, una representación de una mujer de grandes dimensiones que permite a sus visitantes adentrarse en su interior. El objetivo es descubrir el cuerpo humano de una manera completamente novedosa gracias a los mecanismos robóticos y animatrónicos con los que cuenta esta recreación.

Y para los que prefieren la montaña al mar existe un parque de obligada visita este año. Se trata del Centro de Naturaleza InsectPark, un centro único en su especie (¡y nunca mejor dicho!) en Europa que ofrece la posibilidad de descubrir un montón de especies de insectos que conforman una microfauna completamente desconocida para muchos.

Verano en Madrid. Fuente: Pixabay

Además, para aquellos que habitualmente huyen al campo para disfrutar de una jornada de escalada la ciudad también cuenta con un rocódromo en plena urbe. Se trata de Urban Monkey, un centro de 650m2 que cuenta con una superficie de más de 450m2 para escalar divididos en 5 salas diferentes. Entre ellas destaca la de Granito y Arenisca, que ofrece al visitante la posibilidad de escalar sobre estos dos tipos de materiales.

Las posibilidades son múltiples e infinitas: desde ir a patinar sobre hielo (¡sí, en verano!) hasta aprovechar estos días para visitar museos que habitualmente están saturados como el Museo del Ferrocarril, el Museo de Cera o el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología. ¡Incluso hay un Museo dedicado al personaje del Ratoncito Pérez! Lo importante es disfrutar del buen tiempo y sacarle el máximo partido posible al verano madrileño.