Reseña: “Voy a hablar de Sarah” de Pauline Delabroy – Allard

“Voy a hablar de Sarah”

Autora: Pauline Delabroy – Allard

Editorial: Lumen

Tapa blanda con solapa, 172 páginas

Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego

Una noche, en una fiesta, dos mujeres se conocen por azar. Una vive su rutina de madre soltera y profesora con una pareja circunstancial. La otra es violinista, excéntrica, sensual y culta. Habla y ríe demasiado. Es Sarah. A partir de entonces se suceden citas improvisadas, almuerzos, conciertos, lecturas, los cuartetos de Beethoven y la primavera en París. Hasta que un día Sarah dice: “Creo que me he enamorado de ti”. Y se desata el amour fou, la pasión que quema a cada instante y que, como ocurre con todas las grandes pasiones, no puede acabar bien.

Pauline Delabroy – Allard. Fotografía http://www.abc.es

Pauline Delabroy – Allard es la última gran revelación literaria francesa. Ha ganado importantes premios (estuvo a un paso del Goncourt) y ha sido comparada con Duras y Yourcenar con esta primera novela, hipnótica y arrasadora, que deja una huella indeleble.

Cuando era más joven pensaba que el amor solo se podía vivir de una manera y esa era el amour fou del que se habla en esta novela, en el que la intensidad llega hasta tal punto que desborda, que deja de ser sano para convertirse incluso en enfermizo. Ahora que ya peino alguna que otra cana, he comprendido que hay diferentes clases de amor, más pausados y estables, pero si algo me ha quedado claro a lo largo de los años es que en un momento u otro es necesario vivir una historia de pasión que te descoloque y haga temblar los cimientos de tu existencia, aunque sepas que durará un corto espacio de tiempo y posiblemente no termine bien. Voy a hablar de Sarah narra en primera persona una historia de amor que comienza como otra cualquiera, que podría haberse convertido en algo pausado y estable como muchas otras, pero que torna en una pasión trágica entre dos mujeres en la que el erotismo y la obsesión se convierten en protagonistas. Con un estilo sencillo pero exquisito, Pauline profundiza de manera desgarradora en esta trama en la que cada sensación y sentimiento se convierten en un libro abierto para el lector.

Después de la primera noche, estar lejos de ella resulta una aberración”.