7 Y 8 DE SEPTIEMBRE EN MATADERO MADRID, LA EDICIÓN MÁS COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE DEL MERCADO DE DISEÑO

MERCADO DE DISEÑO “SLOW DESIGN EDITION”

CUÁNDO: 7 y 8 de septiembre de 2019

DÓNDE: Matadero Madrid (Plaza de Legazpi nº8, 28045 – Madrid)

MÁS INFORMACIÓN, pincha aquí

  • El 7 y 8 de septiembre la vuelta al cole se celebra en Matadero Madrid. 
  • La sostenibilidad tendrá una fuerte presencia todos los contenidos de esta edición. 
  • Slow Design Edition pretende motivar el emprendimiento en moda y diseño sostenible y generar conciencia en un consumo responsable.
  • Piezas únicas de moda, joyería y decoración se podrán encontrar en más de 150 stands de diseñadores emergentes.

El Mercado de Diseño celebra su su edición Slow Design Edition el 7 y 8 de septiembre en Matadero Madrid con un contenido que hará que disfrutes de un oasis en mitad de un mes donde la vuelta a la rutina está muy presente.

Dos zonas, la interior (Central de Diseño – DIMAD) y la exterior (Plaza de Matadero) se llenarán de contenido relacionado con la sostenibilidad: talleres, exposiciones, ponencias y charlas, música en directo, nuevas propuestas de diseño y un sinfín de actividades de las que disfrutar. 

FIRMAS EMERGENTES Y PRODUCTOS SOSTENIBLES 

Esta edición traerá marcas muy comprometidas con el medio ambiente: Más de 150 stands con firmas de ilustración, joyería, accesorios, moda, infantil, etcétera, con con propuestas sostenibles que harán que la vuelta a la rutina no sea aburrida y te rodees de amigos, familia, diseño y la mejor música.

UN CARTEL MUSICAL PARA NO PARAR DE BAILAR 

Escucha aquí nuestra lista de Spotify para ir aprendiéndotelas todas

Sin duda, la banda sonora del mes de septiembre es la de Mercado de Diseño.  One Path, la revolución de la música urbana actuará en el escenario situado en la Plaza de Matadero el domingo 8 a las 14:00 horas para darlo todo en la hora del aperitivo.

El sábado 7 de septiembre, en el escenario exterior, actuará el mítico dúo Pauline en la Playa – 14:00 horas – formado en 1997 por las hermanas Álvarez y que, tras más de veinte años de trayectoria, siguen animando al público con temas como Titubeas o las nuevas de su álbum El Salto

A las 12:00 horas, actuará Chisme, una joven promesa de la música en el escenario #AperolSpritzLive, a las 16:00 horas,  Eguala, el proyecto electropop de Santi Igual Alapont y para cerrar el sábado de buena música, el grupo Gimnástica para continuar con un día de música, diseño y buen rollo. 

El domingo continuamos disfrutando de los mejores conciertos con Colectivo Da Silva a las 12:00 horas y a las 16:00 horas,  Uniforms con su particular sonido – una mezcla perfecta entre dreampop y la música electrónica – para presentar su álbum Polara. Después, el dúo Volver inundará el escenario con canciones como Luz, Alas o Nadie más

ENTREGA DEL PREMIO “SLOW DESIGN” AL MEJOR DISEÑADOR SOSTENIBLE

Siguiendo la línea de apoyo a las marcas emergentes y sostenibles, Mercado de Diseño hará entrega de su Premio “Slow Design” el sábado 7 a las 12:00 horas. Este reconocimiento será el resultado de una selección de proyectos que hayan destacado por aplicar un proceso eco-sostenible en la fabricación de productos. 

El galardón incluye la participación gratuita en dos de sus ediciones en un stand premium, un año de inscripción a la Asociación de Diseñadores de Madrid (DIMAD) y la participación en “Producto Fresco” o “Complementarios”, celebrado por DIMAD

EXPOSICIÓN DE ARTISTAS TOP BY ARTGORITMO 

Artgoritmo (Grupo Planeta) nació con el objetivo de democratizar el arte y la ilustración y de hacerlo llegar a todos los públicos. Esta plataforma online contará con una exposición en la zona interior de una veintena de obras de artistas tan conocidos como Ricardo Cavolo, María Herreros, Mariadiamantes, Coco Dávez, Pablo Gallo, Iván Solbes, etcétera, y que podrás adquirir in situ

Además, en su stand situado en la zona exterior, contarán con la presencia de ocho de los ilustradores (Riki Blanco, Iván Solbes, Roberta Marrero ó Brianda Fitz Stuart)  que en el transcurso de las dos jornadas además de firmar láminas y algunos de sus libros publicados realizarán una intervención sobre algunas de sus obras.

UN ESPACIO GASTRONÓMICO DONDE DESCUBRIR NUEVOS SABORES

Después de dar un paseo por todo el market y descubrir los miles de productos que están a tu alcance, tienes la opción de disfrutar su comida favorita en una selección de 16 food trucks de comida internacional: mexicana, americana, venezolana, española, japonesa, postres y mucho más.

Y ADEMÁS…

ZONAS TEMÁTICAS CON EXPOSICIONES Y WORKSHOPS 

Ulule-. La plataforma nº1 de crowdfunding, que permite a proyectos creativos, innovadores y sociales testar su idea, crear una comunidad y hacerla crecer, estará en la zona exterior con proyectos sostenibles como Maminat, Upcyclick o Go Zero Waste App para que los asistentes los conozcan de primera mano. 

Ecovidrio-. La entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el reciclado de todos los residuos de envases de vidrio en España contará con un espacio en esta edición. Los asistentes disfrutarán de una exposición de mini-iglús de diseñadores como Ágatha Ruiz de la Prada o Kukuxumusu, una edición especial del contenedor de la firma Jocomomola y mucho más. Además, proyectarán vídeos sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio como pata imprescindible en la transición hacia la economía circular que demanda nuestro planeta. 

MARES Madrid-. Mares de Madrid es un proyecto de transformación urbana que, a través de la economía social y solidaria, busca fomentar iniciativas productivas innovadoras. Ofrecerá talleres sobre hábitos de consumo, diseño sostenible y mucho más que no te puedes perder. 

WWF-. WWF estará presente en este evento difundiendo una campaña internacional llamada #NaturalezaSinPlásticos, que busca evitar que la vida marina desaparezca ahogada en plástico. Para ello, la organización ha puesto en marcha una recogida de firmas que pide a los gobiernos que adopten un Acuerdo Global vinculante para poner fin a la contaminación por plásticos de un solo uso. Hasta el momento, más de 50.000 ciudadanos se han sumado ya en España a esta iniciativa.

TALLERES BY SLOW FASHION NEXT Y B2FABRIC

TALLER BEAUTY DESIGN – MARÍA ARIAS DE UNPACKED SHOP:

Plazas limitadas, apúntate aquí.

Durante este taller se elaborarán una serie de productos cosméticos para el cuidado de la piel y su puesta a punto después del verano con productos naturales ecológicos y envases libres de plástico, para fomentar un consumo responsable y una vida libre de tóxicos.

ESTILISMO A MEDIDA – MIRYAM CANO DE FASHION CHANGEMAKERS:

Plazas limitadas, apúntate aquí

Fashion ChangeMakers es una organización sin ánimo de lucro que busca potenciar el estilo propio a través de la búsqueda incansable de nuestra identidad gracias a piezas de moda únicas. En este taller, Miryam, su fundadora, dará todos los trucos para ser fieles a nosotros mismos a la vez que consumimos moda de forma slow.

UN CALCETÍN VIAJERO- TALLER INFANTIL:

Plazas limitadas, apúntate aquí

Un cuentacuentos será el encargado de explicar a los niños a través de juegos y pintura, el viaje de un muñeco desde que se fabrica hasta que lo utiliza su último dueño para transmitir los valores y la importancia de la identidad en las prendas que usamos. Un taller pensado para concienciar a los niños mientras sus padres disfrutan de Slow Design Edition y la experiencia de un consumo más responsable.

VEGAN FOOD DESIGN – MARINA DE HARO, DE CHROMATIC CHEF:

Plazas limitadas, apúntate aquí

Marina propone en este taller un nuevo universo de cocina saludable y energética inspirada en el mundo del color y que promueve un lifestyle sostenible. Una colección de sabores, olores y colores a través de una propuesta vegetariana sin gluten y vegana que nos introduce un poco más en el mundo de la alimentación basada en plantas.

WORKSHOPS CON MARES MADRID

Taller rediseño: Este taller está orientado a todas las personas que quieran adquirir conocimientos teóricos y prácticos que les permitan maximizar el confort térmico en sus viviendas con el fin de disminuir el gasto energético y contribuir a mitigar los efectos del cambio climático.

Plazas limitadas, apúntate aquí

Taller de diseño: viendo como es el diseño del mercado eléctrico aprenderás cómo se obtienen los “costes de producción” que, curiosamente, se realiza por medio de una subasta muy particular llamada pool del mercado eléctrico.  Y como la mejor forma de aprender es hacer y la forma más divertida de hacer es jugar, se jugará al pool.

Plazas limitadas, apúntate aquí

Taller de codiseño: ¿Es posible participar en el diseño de mi vivienda o mi local? ¿Cuáles son los pasos a seguir si quiero hacer una reforma? ¿O hacerme una casa? Desde reBive se expondrá en este taller la forma de trabajo en reformas de locales o viviendas desde la idea del codiseño, en la que las personas con las que trabajamos forman parte activa del proceso.

Plazas limitadas, apúntate aquí.

MESAS REDONDAS CON GRANDES ACTORES DE LA SOSTENIBILIDAD 

Sábado 7 de septiembre en la Plaza de Matadero:

  • 11:15 horas: La moda sostenible como el futuro en la industria textil española.
  • 11:45 horas: Retos de la nueva comunicación en moda.  
  • 12:45 horas: La contaminación en la producción de ropa ¿existen alternativas?

Domingo 8 de septiembre en la Plaza de Matadero:

  • 11:15 horas: Desafíos de la sostenibilidad en la moda y el diseño en España.
  • 11:45 horas: Innovación textil y sostenibilidad.  

 

 

AGOSTO EN MADRID: PAULANER BIERGARTEN, UN OASIS BÁVARO EN LA CAPITAL

PAULANER BIERGARTEN: APUESTA POR DARLE FRESCURA AL AGOSTO MADRILEÑO

CUÁNDO: Desde julio hasta el próximo 29 de septiembre de 2019

DÓNDE: Paseo del Pintor Rosales nº 16 (Madrid)

MÁS INFORMACIÓN: Pincha aquí

¿Sabes qué significa Biergarten? En alemán quiere decir “jardín de la cerveza”, una tradición con más de dos siglos de antigüedad con un componente esencial de la tradición bávara que encarna su espíritu acogedor.

Nos remontamos al Múnich del siglo XVI, donde para mantener la cerveza fresca en verano debía hacerse durante el invierno y posteriormente guardarse en un lugar frío; los bávaros  construyeron sótanos que gracias a la sombra de los castaños y la gravilla repartida por el suelo, mantenían las condiciones idóneas para dar lugar a los Múnich Biergarten.

Las cervecerías, ubicadas en aquel momento en las afueras de la ciudad, se convirtieron así en destinos muy populares para los excursionistas bávaros. Al principio los visitantes llenaban sus contenedores con la cerveza fresca almacenada allí para llevársela a  sus casas, pero posteriormente se logró el espíritu sociable y acogedor de los bávaros y la cerveza comenzó a degustarse también directamente bajo las grandes copas de los castaños. Para ello, los fabricantes de cerveza dispusieron de mesas corridas y bancos, creando así el Biergarten.

Pues bien, una vez sabes lo que significa Biergarten, es el momento de anunciarte que desde el pasado mes de julio y hasta el próximo 29 de septiembre, podrás visitar en Paseo del Pintor Rosales nº16 Paulaner Biergarten, un espacio dedicado a la cerveza en el que podrás degustar las mejores variedades de Paulaner y disfrutar de una interesante programación de iniciativas gastro-culturales, como catas o talleres de maridaje, entre otras.

Si quieres inscribirte, comprueba en su página oficial si todavía quedan plazas para los talleres previstos:

  • 27 agosto– 20.30 horas: Taller de fotografía gastronómica con Dácil Fernández.
  • 28 agosto– 20.30 horas: Taller de pretzel Javier Cocheteux de Pan Delirio.
  • 29 agosto -21.30 horas: Cata de Paulaner variedades.
  • 3 septiembre– 20.30 horas: Taller de fotografía gastronómica con Dácil Fernández.
  • 4 septiembre– 20.30 horas: Taller de fotografía gastronómica con Paula Baset.
  • 5 septiembre– 21.30 horas: Cata de Paulaner variedades.

Si buscas diversión, hospitalidad y tradición al más puro estilo de Baviera, la terraza del Palacete de Rosales es una opción perfecta donde encontrarás gastronomía alemana, música y los mejores planes.

RESEÑA: “HABÍA UNA FIESTA” DE MARINA L. RIUDOMS

HABÍA UNA FIESTA

Autora: Marina L. Riudoms (Barcelona,1983), ha pasado su vida entre libros, ya sea en el sector editorial – ha trabajado para Glénat, José Juan Olañeta y Penguin Random House – o desde el periodismo, escribiendo para Revista Lateral, La tribu o PlayGround, y editando en NOIR Magazine.  Aunque se ha dedicado a la escritura literaria desde que tiene uso de razón, no se ha atrevido hasta ahora a dar el gran salto: Había una fiesta es su primera novela.

Sello: Caballo de Troya (167 páginas, tapa blanda).

Más información: pincha aquí.

Nadia, Jero, María y Paula tienen dieciocho años y han decidido emprender un viaje por la costa de Nápoles para celebrar que están rozando la edad adulta; lo que prometía ser una aventura que definiría el resto de sus vidas, se convierte en otro tipo de experiencia, inimaginable en el comienzo de este viaje, cuando se ven obligadas a afrontar un episodio que romperá sus expectativas por completo.

Durante estos días combinarán paisajes idílicos en playas perdidas con fiestas desenfrenadas en las que tendrán tiempo de hablar sobre sexualidad, feminismo, actualidad y esos miedos a los que tarde o temprano tendrán que enfrentarse, todo ello aderezado con una banda sonora que les acompaña en sus auriculares en cada momento y que además, pondrá título a cada capítulo.

Seguramente suene a tópico, pero a medida que vas cumpliendo años la vida comienza a pasar más deprisa y aunque es difícil asumir que ya no eres una niña y que estás cada vez más cerca de que comiencen a tratarte como señora o de usted cuando vas a hacer la compra,  empiezo a sentir distancia (cada vez con más frecuencia) de esas generaciones que ya podrían ser mis hijas (madre mía, solo de escribirlo me ha entrado urticaria). Por edad pertenezco a la generación millennial, un abanico demasiado amplio que abarca a personas que han vivido experiencias durante la infancia y la adolescencia completamente diferentes y posiblemente por ello, a los que nacimos a comienzos de los ochenta nos cuesta tanto identificarnos con los estereotipos que nos definen. Si ya en mi propia generación me cuesta comprender su realidad, ya os podéis imaginar lo que puede suponer para mi cabeza la siguiente: la Z (he tenido hasta que buscar su nombre, todo esto se me escapa de las manos).

Había una fiesta habla de esta generación, de la postmillennial, a la que a veces me gusta curiosear por redes sociales, vídeos o artículos para ver cuán de diferente es su visión del mundo respecto a la mía y trato de entenderla, aunque a veces me explote la cabeza leyendo sus argumentos sobre la actualidad o el feminismo, como les sucedía a mis padres conmigo. Había una fiesta habla también de esta generación y para entenderlo hay que tratar de retroceder en años e imaginar que tus dieciocho los vivieses en 2019 y no en 1999 para empatizar (o al menos intentarlo) con su manera de ver la vida, los problemas y la actualidad. Mi verano de los dieciocho ni por asomo fue parecido al de Nadia, Jero, María y Paula en Sorrento, tampoco mantenía conversaciones tan transcendentales con mis amigas y, aunque como ellas yo también me creía adulta, mi única preocupación era entrar en la universidad y saber si seguiría manteniendo la amistad con mis compañeras del colegio.

La vida ha cambiado mucho, me recuerdo a mis padres o a mis abuelos hablando así, pero es una realidad y este libro expone la visión de quienes comienzan la vida adulta con sus preocupaciones, miedos,inseguridades e intereses. Me ha hecho pensar en otro de los libros de la editorial Caballo de Troya que leí hace algún tiempo que se titula “Y ahora, lo importante” de Beatriz Navas Valdés, del que también os hablé en el blog, que aunque refleja de una manera totalmente diferente las experiencias de la autora que durante años escribió en pequeños diarios cuando estaba en el instituto, deja claro lo diferente que era nacer en los ochenta a la actualidad.

Una lectura amena, posiblemente dirigida a un público más joven que yo, que te hará sentir los diferentes estados de ánimo por los que pasan las cuatro protagonistas durante esta aventura que, sin duda, resultará inolvidable para ellas.

 

 

RESEÑA: “EL VUELO DE LA PIEDRA” DE SALVADOR AGUILERA

EL VUELO DE LA PIEDRA

AUTOR: Salvador Aguilera (Bogotá, 1973). Comienza su carrera como voluntario en una ONG en la guerra de Bosnia en 1995. Fue funcionario de la ONU durante doce años y ha trabajado en Croacia, Albania, el Sahara Occidental y en diferentes países de América Latina. En la actualidad reside en Madrid y trabaja como consultor y emprendedor en temas de prevención y resolución de conflictos. El vuelo de la piedra es su primera novela.

SELLO: Literatura Random House (188 páginas, tapa blanda con solapa).

MÁS INFORMACIÓN: pincha aquí.

A finales de la década de los ochenta, el joven acomodado Damián Dalmau ha tardado en encontrar su verdadera vocación tras varios intentos por diferentes universidades; finalmente, se matricula en la School of Visual Arts de Nueva York donde consigue un equilibrio vital e ideológico. Su escuela monta cada año una exposición con los trabajos de fin de curso más destacados, lo que implica que tener colgada una fotografía allí es una de las mejores maneras de que alguna de las agencias más importantes pueda conocerte, por lo que decide emprender la búsqueda de esa instantánea que le dé sentido a su carrera.

Este viaje le llevará a militar en el Frente Farabundo Martí de la Liberación Nacional para tratar de captar ese instante que pueda transmitir a través de una imagen la que fue la mayor ofensiva de toda la guerra civil salvadoreña.

De El Salvador a Albania, Damián se adentrará en una misión que le llevará a recorrer una parte del mundo en la que, además de una fuerte carga política, tendrá tiempo para vivir e incluso para enamorarse.

En su primera novela, Salvador Aguilera consigue enganchar al lector a través de una trama que combina misiones complejas con la parte más íntima y personal de su protagonista, un personaje con el que se logra empatizar desde el capítulo I. Ágil, fresca y de lectura sencilla (que no simple), El vuelo de la piedra te hará entender que incluso en las situaciones más adversas, siempre hay lugar para el amor, la amistad y los buenos sentimientos.

EXPOSICIONES MADRID: WILLIAM KLEIN EN FUNDACIÓN TELEFÓNICA

WILLIAM KLEIN. MANIFIESTO

COMISARIA: Raphaëlle Stopin

DÓNDE: Espacio Fundación Telefónica, calle Fuencarral nº 3 (Madrid)

CUÁNDO: Hasta el 22 de septiembre de 2019

Entrada gratuita

#ManifiestoKlein

Más información, pincha aquí

Y seguimos con recomendaciones de exposiciones de fotografía que podéis visitar en Madrid; si ayer os hablaba de la de Berenice Abbott en la Fundación Mapfre, hoy le toca el turno a la de William Klein en la Fundación Telefónica, de la que podréis disfrutar hasta el próximo 22 de septiembre.

William Klein (Nueva York, 1928) es considerado uno de los padres de la fotografía moderna. Esta exposición, la primera gran retrospectiva del artista en España, incluye más de 200 obras y documentos, donde encontraremos sus inicios (muy poco conocidos hasta el momento), pinturas, experimentos fotográficos, las series de ciudades como Nueva York, entre otras, y sus obras sobre moda.

La base del éxito de su fotografía está en que Klein es capaz de estar siempre lo suficientemente cerca del momento exacto y así lo demuestra desde sus inicios (1952 -1953), en los que se centra en la sombra y la luz, los fundamentos de la fotografía. A los 26 años, cuando residía en París, realiza su propia colección de pinturas abstractas, utilizando el medio fotográfico para extenderlo a sus cuadros. Más adelante, da un giro a su trabajo y comienza a centrarse en el ser humano, donde los hombres, mujeres, adolescentes, niños, obreros y aristócratas se convierten en los protagonistas.

En 1954, ya de vuelta en Nueva York, crea un “diario” de su regreso, donde muestra la visión a través de un ojo americano y otro europeo, convirtiendo la ciudad en una tierra que explicará a su manera, mezclándose con la multitud y recorriendo las calles de barrios tan dispares como Harlem, el Bronx o la Quinta Avenida. Sus fotografías transmiten cercanía, imágenes que no son pactadas pero tampoco hechas a escondidas y en las que siempre al menos uno de los rostros que aparecen, está mirando a cámara. En ocasiones la proximidad excesiva deforma y desenfoca, pero lejos de desechar ese resultado, lo convierte en un lenguaje original y expresionista.

El ojo de Klein, que se esconde tras el objetivo, es el protagonista principal de su trabajo, a través del cual nos muestra una fotografía callejera plagada de vida, espontaneidad, desenfoque y movimiento en blanco y negro y también en una atrevida paleta de colores, acercándose incluso a esa clase alta de la sociedad neoyorquina y alejándola de esa fachada distante y aburrida a la que sus retratos nos tenían acostumbrados.

El libro que publica sobre Nueva York en 1956 le lleva a otras ciudades como Roma, Moscú, Tokio o París, la ciudad a la que siempre regresa y en la que ha sabido captar durante décadas la vida de los parisinos, desde sus manifestaciones hasta sus desfiles, compras o momentos más mundanos.

Manifiesto es una de las principales obras artísticas del siglo xx que refleja bajo diferentes prismas la sociedad moderna; “Cuenta la historia de una humanidad cosmopolita, ruidosa y alegre, vivida y observada por un hombre que se regocija incesantemente en su embriagador movimiento, como el de aquellos niños que bailaban ante su lente hace sesenta años”, describe Raphaëlle Stopin, comisaria de la exposición.

Una exposición muy recomendable que, además de trasladarnos a otra época y otras ciudades, retrata la espontaneidad y el momento exacto sin artificios, algo a lo que poco a poco nos hemos ido desacostumbrando y que hasta hace no mucho tiempo era una parte imprescindible en el mundo de la fotografía: la fingida naturalidad que tratamos de reflejar ahora en las instantáneas no hace más que alejarnos de una realidad que sin duda transmite mucha más fuerza y belleza. Para muestra, William Klein.

EXPOSICIONES MADRID: BERENICE ABBOTT. RETRATOS DE LA MODERNIDAD.

BERENICE ABBOTT. RETRATOS DE LA MODERNIDAD.

COMISARIA: Estrella de Diego

DÓNDE: Sala de Exposiciones Recoletos, Paseo de Recoletos nº 23, 28004 (Madrid)

CUÁNDO: Hasta el 25 de agosto de 2019

HORARIO:

Lunes de 14:00 a 20:00 horas

De martes a sábado de 10:00 a 20:00 horas

Domingos y festivos de 11:00 a 19:00 horas.

PRECIO: 3 euros, lunes entrada gratuita

#expoBereniceAbbott

Más información, pincha aquí

Una de las ventajas que tiene pasar el mes de agosto en Madrid es que puedes disfrutar de muchos planes de una manera más relajada que el resto de año y por eso hoy os quería proponer una de las cosas que más me gusta hacer los días de verano en la capital: visitar exposiciones. Aunque os hablaré de varias a lo largo de este mes, hoy os voy a recomendar la de Berenice Abbott, en la Fundación Mapfre.

Nueva York, 1918. La fotógrafa Berenice Abbott aterriza en la ciudad desde Springfield (Ohio), donde veinte años antes había nacido, y descubre todo aquello que marcará no solo su carrera, sino también su vida: comienza a relacionarse con artistas e intelectuales de la época y aunque desde el principio ella aspira a ser periodista, al no disponer de medios económicos, se ve forzada a aceptar trabajos que le ayudan a sobrevivir. A pesar de las trabas que encuentra en el camino y gracias a su aguda mirada, consigue a través del objetivo de una cámara captar la ciudad y sus gentes: nos muestra el cielo, el suelo, los edificios y las noches de Nueva York, sus experimentos físicos que parecen captar las luces de la propia ciudad y además logra convertirse en una de las grandes retratistas del siglo xx.

Ver su exposición, en la que también podemos disfrutar de las fotografías de Eugène Atget – de quien Berenice descubrió la manera de mirar del documentalismo artístico – es adentrarse en un mundo que se creó hace ya un siglo, que se aleja de las ediciones y los filtros a los que esta era nos tiene tan acostumbrados y nos muestra una belleza real, sin maquillaje ni artificios, pero plagada de naturalidad, juegos de luces y sombras y majestuosidad.

Durante todo mi paseo por la exposición de Berenice, no dejaba de pensar en cómo verían esas fotografías las personas que nunca habían salido de su pueblo y descubrían la ciudad de Nueva York, con sus rascacielos infinitos y sus gigantescas extensiones de asfalto rodeadas de vidas completamente diferentes a las suyas. Si vas a visitar la exposición, te recomiendo que intentes ponerte en la piel de esas personas y te dejes sorprender por su maravillosa manera de captar instantes, porque en el fondo, y aunque ahora estemos habituados a poder ver cualquier parte del mundo a golpe de un “clic”, jamás podremos vivir ese Nueva York que tan bien retrata y eso nos invita a poder soñar cómo habría podido ser nuestra vida hace un siglo.

ACTUALIZACIÓN: MI VIDA SIN REDES SOCIALES

El 27 de diciembre de 2018 decidí cerrar mis redes sociales personales. Trabajo como community manager para diferentes clientes, por lo que no me puedo desvincular de ellas al 100%, pero la manera de verlas, de gestionarlas y de utilizarlas es completamente diferente y debo reconocer que el hecho de no disponer de cuentas relacionadas directamente con mi persona, me hace sentirme mucho más libre.

A pesar de que mis cuentas contaban con unos cuantos de miles de seguidores, como estaban relacionadas con este blog, no implicaban una sobreexposición de mi vida porque solía publicar más contenido relacionado con Madrid, pero sí es cierto que llegó un momento en el que si no actualizaba en unos cuantos días, me sentía en la obligación (creada única y exclusivamente por mí misma) de encontrar algo que resultase atractivo para publicar, aunque me generase una inmensa pereza.

Durante este tiempo sin redes sociales he aprendido que es imposible que todos los días de tu vida tengas algo interesante que contar y sentir que siempre tienes que tener algo que publicar, es una presión fácilmente evitable. Lo mismo sucede con esos perfiles que aunque no publiquen de manera constante, sus usuarios utilizan para fisgonear la vida de los demás: que creas que esas cuentas que te inspiran o que sigues en la sombra porque te provocan curiosidad – muchas veces con el único afán de cotillear – van a tener siempre un contenido que te remueva por dentro, en el fondo, sabes que no es cierto y en muchas ocasiones, me atrevería a decir que más de un 50%, son una pérdida de  tiempo. De TU tiempo.

Y aunque no estoy de acuerdo con esa corriente que dice que todo lo que han traído las redes sociales es negativo, sí que creo que llegaron a nuestras vidas como una avanlancha y que nadie nos enseñó cómo debían de utilizarse de una manera sana, porque en el fondo son como una droga, que enganchan, crean síndrome de abstinencia y alimentan nuestro lado más ególatra. Tal vez esta visión no la tengan todas las personas que me lean, porque muchas de ellas ya habrá nacido en la era digital, pero yo, que nací en los ochenta y me crié sin internet, sin ordenador en casa hasta finalísimos de los noventa, sin móvil hasta llegar a la universidad y que mi primera red social fue Fotolog (nada que ver con las redes sociales de hoy en día), creo que como con el alcohol, deberían advertir sobre lo conveniente que es su uso moderado.

Vivir sin redes ha implicado algunas cosas positivas y otras negativas; en cuanto al blog, ha perdido parte de su visibilidad (aunque esto también se debe a que lo actualizo con menos constancia) y eso ha implicado que ya no me hagan tantas propuestas de colaboración como me hacían antes; por una parte creo que no tener redes sociales ha influido, pero también creo que las marcas y las agencias ya no prestan tanta atención a los blogs y prefieren un storie de 15 segundos en un perfil con miles de seguidores (a veces incluso plagado de seguidores falsos) que un artículo bien redactado y maquetado. Así son las modas y así lo han sido siempre, dentro y fuera del mundo virtual, así que si no te adaptas, ya sabes a lo que te enfrentas y yo esto lo tenía más que asumido. Por otra parte debo decir que este año he tenido más trabajo que ningún otro, que me han surgido oportunidades que me han enseñado mucho y que he tratado de aprovechar al máximo posible, porque ya se sabe que la vida del freelance no suele ser muy estable y ahora cierro el curso escolar sin saber muy bien a qué me enfrentaré en septiembre.

Pero sin duda, una de las cosas que más me gusta de no tener redes sociales es que (re)aprendes a no tener la imperiosa necesidad de mostrar los retazos aparentemente más felices de tu día a día al mundo a través de una imagen en la que esperas likes o comentarios: leer, escribir, viajar, escuchar un concierto, disfrutar de unas cañas o pararte a mirar un paisaje sin acceder a la cámara de tu teléfono móvil, son pequeños placeres que parecía que había olvidado sin apenas darme cuenta, porque así actúan las redes sociales, como una droga que va enganchándote poquito a poco hasta que tienes un mono del que no resulta tan sencillo salirse.

Estos meses me han enseñado muchas cosas como aprender a valorar mi tiempo libre y a desconectar; ahora que me voy unos días de vacaciones, dejo en la oficina todos los aparatos electrónicos y me llevo únicamente libros y material de papelería, porque me he empeñado en aprender a hacer manualidades, y estos días los voy a dedicar a disfrutar de lo que me rodea y de lo que relamente me gusta, como hacía hace años, cuando el móvil solo servía para llamar por teléfono.

En mayor o en menos medida, todos tenemos tiempo para desconectar y disfrutar de nuestro ocio, pero a veces nos olvidamos y nos resulta más sencillo (o posiblemente, más mecánico) entrar desde el móvil y ver las vidas ajenas, ¿no crees que sería mucho mejor vivir la tuya sin necesidad de mostrársela a los demás? Al menos durante tus vacaciones, permítete el lujo de desaparecer, verás qué bien te sienta vivir sin más.