Vida coworking en Malasaña: Mis seis espacios preferidos del barrio

Trabajar desde casa me recuerda un poco a las relaciones de pareja: al principio todo te parece maravilloso – tienes tu propio horario, te organizas  el tiempo como quieras, puedes sentarte en pijama en la mesa del comedor mientras trabajas y te pones la televisión de fondo, etcétera – pero con el tiempo, empiezas a ver que todo aquello que te resultaba tremendamente atractivo, ya no lo es tanto y de esas virtudes comienzas a sacar pequeños defectos – “tu propio horario” los clientes lo interpretan como disponibilidad total de lunes a domingo, Ana Rosa ya no te hace tanta compañía por las mañanas y tus visitas constantes a la nevera a picotear algo o que tus descansos los aproveches para colgar la ropa en el tendal, más que relajarte, te estresan.

Trabajar desde casa una temporada está muy bien (lo digo por experiencia propia) pero tener una oficina, sin duda, es mucho mejor. Soy autónoma y desde el año 2015 trabajo en un coworking, que es un híbrido entre una oficina y el teletrabajo, conservando lo mejor de cada una de las opciones: te ayuda a organizar tu horarios y tareas, te hace sentirte acompañada, y lo mejor de todo, carece de competitividad y compañeros trepas. Aquí cada uno se dedica a la suyo y compartir una oficina con personas de diferentes sectores te ayuda a abrir tu mente, aprender, e incluso en ocasiones, colaborar en proyectos conjuntos.

Pero os voy a decir algo: escoger el coworking adecuado para cada persona no es tarea sencilla y debes dedicarle su tiempo. Ten en cuenta aspectos como la zona, los tipos de puestos que ofrecen, la disponibilidad horaria, el ambiente de trabajo, etcétera. Esto solo lo vas a poder comprobar en persona, así que dedica un día a visitar varios – generalmente suelen darte la opción de probar unas horas de manera gratuita – y decántate por el que más se amolde a tus necesidades.

Y como este es un tema por el que me preguntáis con frecuencia, hoy os quería recomendar los que son mis coworkings preferidos de la zona de Malasaña: seis espacios muy diferentes entre sí, pero con una filosofía común: mantener un ambiente familiar en un espacio en el que el trabajo es tan importante como las personas, así que en el mundo coworking, “pezqueñines sí, gracias”. Me ha parecido una buena idea que sean ellos mismos quienes se definan, así que aquí os dejo lo que me han contado de sí mismos cada uno de ellos:

EL PATIO COWORKING

WEBSITE: www.elpatiodelapierna.net

FACEBOOK: El Patio Coworking

INSTAGRAM: El Patio Coworking

El Patio es un espacio común de trabajo, un lugar alegre y cómodo en pleno centro de Madrid con todo lo que necesitas para desarrollar tu actividad sin aislarte en tu casa. Es una idea-espacio donde concebir, gestar y parir proyectos, respirar, crear y cocrear, pensar y repensar(se), colaborar. Un punto de encuentro en pleno corazón de Malasaña y en la mente de sus habitantes. Un espacio donde se da el caldo de cultivo para emprender proyectos conjuntos que quizá sentados en casa, en pijama, nunca se nos hubieran ocurrido.

Pretendemos que tu tiempo – sea de trabajo, de ocio, de crecimiento o de experimentación – y tu dinero cunda más, disfrutando de facilidades y espacio físico y mental donde seguir creciendo en lo profesional y en lo otro también, ¿acaso no pueden complementarse las orillas?

Nos gusta compartir espacio, tiempo e ideas con otros profesionales. Creemos que un coworking, como los pisos compartidos, lo hacen las personas que lo habitan. Aunque te instales en el mejor ático de Madrid, si tus compañeros de piso no te caen bien, cambiarás de casa en dos días. Por eso procuramos atraer a buena gente que nos ayude a crear un ambiente alegre de trabajo, un espacio cómodo, sin quitarle el alma con una atmósfera artificial. Intentamos que no haya un jaleo excesivo, pero tampoco queremos que esto parezca un convento, para que surjan de forma natural afinidades y oportunidades de colaboración entre los coworkers sin forzar mucho las dinámicas.

Desde su nacimiento, por aquí suelen pasar profesionales de la industria creativa, cultural y de economía social, entre otros tantos perfiles profesionales: creativ@s, diseñador@s, guionistas, traductores, montador@s, community managers, fotógraf@s, gestor@s culturales, desarrollador@s, programador@s, arquitect@s de información, lineproducers, consultor@s, gestor@s de ONGs, etcétera. Tenemos la suerte de atraer a gente maravillosa con mucho talento de ámbitos de lo más variados.

LA MANUAL

WEBSITE: www.lamanual.org

FACEBOOK: La Manual

INSTAGRAM: la_manual

La Manual es el coworking para artistas, diseñadores y artesanos de Malasaña. Un espacio de intercambio, creación y trabajo abierto a todo tipo de creadores que quieran dejarse salpicar por un ambiente creativo y colaborativo.

Un lugar de trabajo compartido de 120 metros cuadrados, reformado y equipado para impulsar a aquellas personas que diseñamos y trabajamos con nuestras manos, que generalmente necesitamos más espacio de trabajo y almacenamiento y la posibilidad de “guarrear”, hacer ruido, dejar una estela de olor a pintura, etcétera.

Ofrecemos una segunda casa desde la que trabajar en tu proyecto creativo rodeado de otras iniciativas afines. Espacios de entre 4 y 6 metros cuadrados desde 150€ al mes a 200€ (iva no incluido), espacio de almacenamiento, espacio de exposición de obras y productos, espacio reuniones y office.

LA INDUSTRIAL

WEBSITE: www.laindustrialservicios.com

FACEBOOK: La Industrial

INSTAGRAM:  La Industrial

La Industrial es un lugar con luz natural y un estilo moderno donde poder trabajar, compartir ideas y proyectos. Cuenta con cinco boxes de diferentes capacidades, un espacio común open space, salas de reunión, aula y un office equipado con todo lo necesario para tomar un descanso.

Entre los servicios ofrecidos tenemos: domiciliación fiscal, uso de impresora y escáner, taquillas y salas de reunión. Tenemos diferentes tarifas que se adaptan a las necesidades de cada profesional.

Destacamos las actividades que realizamos en nuestras instalaciones para que los coworkers se conozcan y de ahí surjan sinergías profesionales y también buenas amistades. Por ejemplo, todos los meses ofrecemos un desayuno en nuestro office para que los nuevos profesionales se presenten y conozcan a los perfiles que forman parte de nuestra comunidad.

También tenemos actividades volcadas en el bienestar de los coworkers: todos los viernes hay servicio de masajes descontracturantes y desde hace unos meses empezamos con las clases de yoga los martes. Además, ofrecemos asesorías gratuitas dependiendo del profesional disponible.

ESPÍRITU 23

WEBSITE: www.espiritu23.com

FACEBOOK: Espiritu23

INSTAGRAM: espiritu_23

Espíritu23 es un coworking y mucho más. Es un lugar donde desarrollar la creatividad, un espacio para llevar adelante proyectos personales y colectivos, un local abierto a la participación y las propuestas de todo el mundo.

Nuestro espacio reúne a una gran variedad de profesionales de todos los sectores. Diseñadores gráficos, agencias de comunicación, start-ups y freelance conviven, trabajan, crean y comparten momentos cada día. Además, desde 2012, tienen cabida actividades culturales y artísticas de todo tipo, así como eventos privados y públicos. También se imparten clases regulares de dibujo e ilustración, yoga, swing, talleres de robótica, danza para niños y una gran variedad de actividades eventuales.

Contamos con un pequeño café, del que pueden disfrutar todos nuestros coworkers y nómadas digitales, y donde se puede disfrutar de exposiciones de arte temporales. Artistas noveles y profesionales de diferentes disciplinas artísticas como el dibujo, la fotografía o el collage pasan por nuestro espacio todos los meses para compartir sus trabajos. 

También organizamos coloquios literarios, presentaciones, mesas redondas, foros y reuniones de todo tipo. Y además, contamos con un grupo de consumo que, cada dos martes, trae a nuestro porche productos ecológicos, frescos y 100% naturales.

`Espacio de trabajo, creación y cambio´es el lema que reza en el mural de Ricardo Cavolo que tenemos en la entrada. Y día a día venimos a trabajar para ofrecer al mundo la mejor versión posible de nosotros mismos.

COOL INQUIETO

WEBSITE: www.coolinquieto.com

Cool inquieto es un espacio en el que puedes desarrollar todo tu potencial profesional, ofreciéndote un espacio amable, versátil y dinámico que se transforma para adaptarse a lo que tú le propongas. Cuenta con un espacio personal de trabajo amplio y cómodo, con un ambiente muy tranquilo, abierto y con cuidada estética. Buscamos constantemente la conexión con el arte, por lo que teniendo muy variados perfiles profesionales, suele atraer a profesiones creativas. Resulta un lugar de trabajo acogedor por el ambiente cercano de sus coworkers, siendo a la vez un espacio visualmente original, perfecto para recibir visitas.

QUÉ OFRECEMOS: Puestos fijos – Puestos flexibles – Eventos – Exposiciones – Sala de reuniones – Aula taller.

PARA TODOS: Dentro de los servicios que Cool Inquieto ofrece a todos sus usuarios están el office-café, reprografía, internet de alta velocidad, uso de escaparates exteriores a calle peatonal, servicio de limpieza, uso de sala de reunión, posibilidad de domiciliación fiscal, etcétera.

LA FÁBRICA DE CAJAS

WEBSITE: www.lafabricadecajas.com

FACEBOOK: La fábrica de cajas

La  fábrica de cajas es un lugar con encanto en el que se ha respetado la estética de una antigua fábrica de cajas fundada en 1929.

Está situada a pie de calle, en el encuentro entre las calles Acuerdo y Quiñones, en la misma plaza Comendadoras, uno de los rincones más entrañables de Madrid. Cada mesa —muy amplias, con sillas de diseño ergonómicas— dispone de su propia ventana al exterior: mucha, mucha luz natural.

Somos muy poquitos y venimos de todas las partes del mundo (México, Suiza, Alemania, Argentina, Brasil, España…). No nos gustan las multitudes, nos gusta trabajar, estar concentrados, rendir, el silencio, pero también los descansos, los intercambios, aprender, compartir y mimar nuestro espacio. El uso de la sala de juntas es ilimitado y como somos como una pequeña familia se puede usar a diario.

No hacemos publicidad, nos funciona el boca a boca. Apenas hay rotación porque la gente se queda mucho tiempo y aun cuando se van, permanecen. Ahora mismo disponemos de puestos libres porque dos fabricantes se han mudado de ciudad.

Diez lugares de Malasaña y alrededores que no debes perderte

Me encanta hacer listas de cosas, me ayuda a organizarme y cuando visito una ciudad de primeras, siempre tiendo a leer artículos de este estilo para visitar algunos imprescindibles que la gente normal – como tú o como yo – tiende a recomendar. He comprobado que me suelen gustar más los listados que recomiendan en blogs o similares que los que hacen en periódicos y medios, que suelen estar muy influenciados por publicidad y patrocinios. 

Hacía mucho tiempo que no escribía un post de este estilo y hoy os dejo algunos lugares de los que nunca os he hablado que creo que os pueden gustar si nunca habéis visitado el barrio o sus alrededores. Como siempre, estaré encantada de que vosotros me recomendéis otros tantos… ¡Empezamos!

UNA LIBRERÍA

Fotografía: Cervantes y Compañía, Calle Pez (Malasaña)
Fotografía: Cervantes y Compañía, Calle Pez (Malasaña)

Me encanta visitar librerías, esa es la verdad. Ya os he recomendado unas cuantas del barrio en otros posts, como Arrebato, Tipos Infames o Panta Rhei y hoy le toca el turno a Cervantes y Compañía, en la Calle Pez nº27, que ellos mismos definen como un punto de encuentro con la cultura. De ella destacaría la gran calidad en la selección de libros, su excelente atención y los eventos que organizan, además de que es la mar de bonita y relajante. Si estás buscando algún libro que te resulte complicado conseguir, estoy segura de que ellos tratarán de que lo tengas en tus manos en el menor tiempo posible. Una visita imprescindible en Malasaña para los amantes de la lectura.

UN RESTAURANTE

Fotografía: Casa Hortensia
Fotografía: Casa Hortensia

Soy gallega, y como ya os he explicado en muchas ocasiones, soy más de comida de cuchara que de restaurantes con menú degustación de los que salgo con más hambre del que he entrado. Si tú eres de los míos, entonces te encantará Casa Hortensia, en la Calle Farmacia nº2. Para acceder a él tienes que entrar en el portal de una casa y subir en ascensor. Puedes escoger entre comer en el restaurante o en su “taberna”, que es más de raciones y picoteo. Yo me quedo con esta segunda opción, pero cualquiera de ellas merece la pena y de allí no podréis salir sin probar sus fabes, su queso y sus croquetas (las de cebolla están realmente deliciosas, aunque puedes pedir una ración variada). La relación calidad – precio es muy buena y la atención rápida y muy del norte… ¡No se puede pedir más!

UN CAFÉ

Fotografía: Cafeteando
Fotografía: Cafeteando

Soy muy exquisita para los cafés, tengo que reconocerlo y sin duda los de Cafeteando son de los mejores que he probado en la capital. Están en la Plaza de Olavide nº10 y además de café, podréis encontrar una gran selección de tés y accesorios. Yo les conocí en Malasaña Market y debo reconocer que me encantó ver la dedicación y el mimo con el que atendían a la gente y preparaban los cafés. Si pasas por la zona, no dejes de visitarles, estoy segura de que te encantarán.

UNA TIENDA GASTRO

Fotografía: La Carbonera. Bar de Quesos
Fotografía: La Carbonera. Bar de Quesos

Adoro el queso. Creo que si solo me dejasen tomar un único alimento el resto de mi vida, sería queso y si me dejasen elegir un lugar donde comprarlo, me decantaría por La Carbonera. Bar de Quesos. A ellos también les conocí de manera personal en un market de Malasaña, pero siempre que pasaba por delante de su tienda – bar, no podía evitar detenerme en su escaparate. Os llamará la atención por las dimensiones de sus quesos y porque ya antes de probarlos, sabes que van a saber deliciosos. Puedes acompañarlos con un vino – mi alternativa preferida – o con champagne, que es otra de las propuestas que ellos te ofrecen. Una gran selección nacional e internacional de quesos que yo de tí no me perdería. Avisados estáis.

UN LUGAR PARA TATUARSE

Fotografía: F.A.Q.
Fotografía: F.A.Q.

No es que yo sea una experta en la materia, pero F.A.Q. me parece la elección perfecta para tatuarte. De ellos no he encontrado ninguna red social activa, pero podéis ir directamente a su tienda y preguntar. Se encuentran en la Calle Luna nº13 y además de hacer un trabajo excelente, son económicos y no tendrás una lista de espera interminable para tatuarte. Si vas, me encantará ver lo que te has hecho… ¡Yo soy una indecisa!

UNA TIENDA DE ROPA

Fotografía: Lurdes Bergada
Fotografía: Lurdes Bergada

Pocas tiendas consiguen hoy en día que me pare frente a su escaparate y desee comprarme todo lo que lucen sus maniquíes, pero Lurdes Bergada, que está en la Calle Fuencarral nº70 tiene un estilo tan personal, que no puedo evitar desear comprarme algo siempre que paso por delante; sabéis que aunque muchos así me han “etiquetado”, yo no soy bloguera de moda, pero yo definiría sus prendas como casuales, básicas, pero con unos cortes muy especiales que la hacen única. Es esa clase de marca que cuando se la ves a alguien por la calle, sabes que va vestida de ella, y tranquilos, que también hay colección para chicos (by Syngman Cucala). ¡Recomendadísima!

UNA VISITA OBLIGADA

Fotografía: Museo del Romanticismo
Fotografía: Museo del Romanticismo

Aquí no voy a ser muy original, ya que casi todas las listas de este estilo lo recomiendan, pero de verdad, merece mucho la pena. En la Calle San Mateo nº13 podréis encontrar El Museo del Romanticismo, que conserva una importante colección de objetos históricos y artísticos, centrada en la vida cotidiana y las costumbres del siglo XIX, con especial atención a la corriente estética del Romanticismo. Si vais, no podéis dejar de visitar su Café del Jardín, que os teletransportará a épocas pasadas. A él podéis acceder sin necesidad de visitar el museo, pero qué queréis que os diga: Si venís varios días a Madrid, creo que os merecerá la pena el pack completo.

UNA TIENDA QUE ME GUSTA

Fotografía: La Intrusa
Fotografía: La Intrusa

Me cuesta mucho elegir tiendas de Malasaña que me gusten para poner en un listado, porque realmente podría ser interminable, pero hoy me he decantado por La Intrusa, en la Calle Corredera Alta de San Pablo nº33, porque ahora que se acerca la (maldita) Navidad, es el lugar ideal para encontrar el regalo perfecto, y lo mejor de todo es que encontrarás muchas cosas bonitas que se ajustarán a todo tipo de bolsillos. Yo tengo debilidad por sus vestidos, pero podrás encontrar también accesorios, complementos, decoración y una zona de exposiciones destinado al arte. Para mí es el lugar perfecto para darte un capricho de vez en cuando, que a veces también nos lo merecemos…

UN RINCÓN QUE ME GUSTA

Fotografía: Espíritu 23
Fotografía: Espíritu 23

Posiblemente nadie me haya visto hacerlo porque solo lo hago cuando está vacío – que suele ser a mediodía – y aunque os pueda sonar un poco friki, qué queréis que os diga, a mí es una de las cosas que más me gustan y me relajan de Malasaña. Espíritu 23 es un coworking del barrio – Calle Espíritu Santo nº23 – y tiene una zona con sofás antes de la entrada en la que me encanta sentarme de vez en cuando y ver pasar a la gente o leer un rato, sin más. Hay quien dice que en Madrid no se puede salir a la calle sin gastar un duro, y lamentablemente es casi cierto al 100%, pero aquí yo he encontrado un plan gratuito que me hace sentir bien. Malasaña es el barrio que nunca duerme y a veces salir a sus calles es relamente agotador. Este pequeño rincón es mi lugar secreto – ahora ya no tanto – en el que relajarme y desconectar de todo. Espero que tras este post no haya overbooking 😛

NO PUEDES IRTE DE MADRID SIN PROBAR… (CERRADO)

El chino subterráneo de la Plaza de España. Os tendréis que meter en el parking para descubrir un sitio que, aunque a primera vista os va a atraer entre cero y nada, os aseguro que no os va a dejar indiferentes. Es posiblemente uno de los restaurantes chinos más deliciosos que he probado, con recetas muy distintas a las que vas a encontrar en otros asiáticos… ¡Incluso la salsa de soja tiene un toque diferente! Tallarines, arroces, sopas de lo más peculiares que también puedes pedir que te preparen para llevar y tomártelo en el parque o en tu casa – esta es la opción que a mí más me gusta porque el local es muy pequeñito, siempre está abarrotado de gente y las mesas están tremendamente juntas. A veces las apariencias engañan y este restaurante es un claro ejemplo de ello. Haced una prueba: Preguntad a alguien que lleve muchos años viviendo en la capital qué opina sobre él y veréis como no encontráis ni una sola crítica negativa. (Tampoco de ellos he encontrado ninguna red social activa, pero en San Google hay muchas reseñas, por si no os fiáis de mí…)

Y hasta aquí mi lista del día de hoy. Espero que os guste y que si vais a alguno de los lugares que os recomiendo, me comentéis qué os ha parecido… ¡Feliz semana, querid@s!